ACABAR CON BABOSAS Y CARACOLES EN EL HUERTO

Las babosas y caracoles son moluscos herbívoros a los que les gusta mucho la humedad y, si campan a sus anchas por el huerto, pueden afectar a las hojas y a los frutos de casi todas las plantas, sobre todo a los de hojas tiernas: acelgas, albahaca, espinacas, lechuga, orégano, tagetes… y convertirse en plaga si no se controlan.

No suelen ser un problema muy grave a no ser que haya demasiados, pero, si es así debes tener cuidado con ello porque podrán acabar con tu cosecha en pocas horas.Babosas y caracoles

Daños y síntomas en los cultivos

Es fácil detectarlos ya que son grandes y fáciles de ver. Suelen salir cuando el ambiente es cálido y húmedo: por la noche, cuando acaba de llover, de regarse el huerto, cuando el día está nublado… Así que si has visto daños en tus cultivos estate atento a esos momentos para que puedas identificar la plaga y acabar con los más posibles , es cuando más salen de sus refugios y se acumulan en el huerto.

Aún así, si el ambiente es más bien seco y se encuentran refugiados, puedes detectar su presencia si ves en las hojas grandes y numerosos agujeros redondeados (son muy voraces) y restos de la mucosa o baba que sueltan.

Prevención contra babosas y caracoles

Como ya hemos visto en otros artículos de la categoría “Plagas y enfermedades, prevenir es esencial.

Puedes poner en el huerto plantas que alejan estos moluscos, como la capuchina, la mostaza, el tomillo, los helechos, la salvia o la cola de caballo. Plántalas entre tus cultivos o simplemente corta algunas ramas y colocarlas entre ellos (para la cola de caballo mejor esto último, porque puede reproducirse muy rápido e invadir el huerto).

Otro método muy eficaz para prevenir que estos moluscos se acerquen a tus cultivos es la ceniza: crea barreras con ceniza alrededor del huerto o de las hortalizas de hoja como la lechuga (las que más les gustan a los caracoles). Con el mismo objetivo que la ceniza, también puedes colocar una franja de arena o cáscara de huevo picado de unos 5-10 cm alrededor de la huerta. Si llueve o hay mucho viento, reponer la franja.

Eliminar la plaga

Tras quitar manualmente todos los que puedas o rociarlos con sal (así se mueren) puedes combinar varios de los siguientes métodos para acabar con toda la población de caracoles y/o babosas de tu huerto:

La cerveza: un método muy eficaz

Usa un envase de plástico o de cristal -del tamaño de un vaso- y entiérralo cerca de las plantas preferidas por los caracoles (colócalo enterrado en un hoyo pero que sobresalga unos milímetros del suelo para que no entre agua del riego).

Llena con cerveza el vaso y verás como en un par de noches tienes unos cuantos caracoles y babosas ahogados en él. Esto es porque se ven atraídos por la cerveza y, cuando llegan al vaso, resbalan por sus paredes y caen dentro sin poder salir. Debes retirar los caracoles muertos cada uno o dos días.

Batido de moluscos

Puede resultarte bastante asqueroso, pero he oído que éste puede ser un método eficaz: si se bate la mezcla de babosas muertas y cerveza, y se riega con ese líquido alrededor de las plantas que han sido atacadas, los que queden vivos se irán rápidamente.

Otra forma es dejar reposar la mezcla y remover durante unos días y agregar ramas de ortiga. Luego, fíltrarla  y pulveriza las plantas y el suelo con ella. Además de ahuyentar a estos animales y a las babosas, esta mezcla es un buen  fertilizante.

Refugios-trampa

Puedes colocar trozos de hojas que les gusten a los caracoles debajo de tejas u otros objetos, como tablillas de madera, quehagan sombra. Los moluscos se refugiarán allí abajo y entonces es cuando podrás aprovechar para eliminar varios de una sola vez.

Enemigos naturales

Depredadores de babosas y caracoles son: los sapos, los erizos, las lagartijas, la lombriz ciega o los ciempiés, que se alimentan de sus huevos. Puedes capturarlos o comprarlos en alguna tienda especializada en control biológico y soltarlos cerca de donde estén los individuos que quieres eliminar. Si se colocan piedras o tejas estos animales se refugiarán en ellas y será más fácil que sigan vivendo en tu huerto alimentándose de la plaga.

Creando barreras

Las cenizas de madera y las tierras diatomeas -ambas se venden en los viveros-, se pulverizan sobre las plantas atacadas por caracoles y babosas y a su alrededor y, como resulta muy molesto para ellos moverse sobre ellas, se irán. Ten en cuenta que si llueve este método perderá su eficacia, por lo que tendrás que renovar las barreras.

Ferramol

Si el ataque en tu huerto es muy severo, y crees que si no actúas rápido y muy eficazmente puedes perder la mayor parte de la cosecha, también puedes usar este producto comercial. Ferramol procede de materiales presentes de forma natural en la naturaleza (materia activa: fosfato férrico) por eso está autorizado su uso en Agricultura Ecológica. Puedes adquirirlo en cualquier tienda de insumos de agricultura ecológica o centro de jardinería como este.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (7 votos, media: 3,14 de máximo 5)
Loading...
12 Comentarios
  1. 2 julio 2016
    • 7 julio 2016
  2. 9 junio 2015
  3. 22 septiembre 2014
  4. 18 septiembre 2014
  5. 18 septiembre 2014
  6. 29 mayo 2014
  7. 29 mayo 2014
  8. 28 mayo 2014
  9. 28 mayo 2014
  10. 26 mayo 2014
  11. 26 mayo 2014

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR