Información verificada

El sombreado. Cómo proteger el huerto del sol: Mallas de Sombra y otras soluciones

Publicado: 27/01/2020 - Actualizado: 20/10/2020

Hoy hablaremos del sombreado, una técnica del cultivo protegido que mejora la cosecha y protege a las plantas de las inclemencias del clima (sol, viento o calor excesivos…) que, de otra forma, podrían reducir mucho la calidad y los rendimientos de los cultivos.

Las mallas de sombra se utilizan en verano en huertas o plantaciones de frutales donde se alcanzan temperaturas muy altas en verano y no hay apenas precipitaciones, como huertos en azoteas o plantaciones abiertas situadas a pleno sol. En estas condiciones de alta insolación y humedad baja, los cultivos corren el riesgo de sufrir golpes de calor o quemaduras en las hojas que merman la cosecha y pueden, incluso, echarla a perder.

Para proteger a los cultivos del sol y calor excesivos se pueden emplear mallas de sombra de diversos materiales, tamaños y colores. Además, como veremos en el último apartado del post, también podemos optar por otros tipos de sombreado para el huerto y el jardín, como las pérgolas con plantas trepadoras.

¿Que es una malla de sombra?

Una malla de sombra es un tejido entramado de hilos de polietileno, poliéster, rafia u otros materiales que, gracias a distintas pigmentaciones, absorbe o refleja parte de la radiación del sol protegiendo a los cultivos de las altas temperaturas.

La malla de sombra hace que el aire que rodea a los cultivos no se caliente tanto como si incidiera el sol directo. Se mantiene mejor la humedad del suelo después de los riegos y se reduce la evaporación y evapotraspiración. Todo esto se traduce en una mejor cosecha y en un ahorro de agua de riego.

En función de la densidad y tipo de malla de sombra, la luz se reduce de un 30 a un 90%. Es importante determinar primero las necesidades de luz de cada cultivo para elegir la malla de sombra adecuada.

Beneficios de usar mallas de sombra

Instalar una malla de sombra es especialmente beneficioso en cultivos delicados como las hortícolas, sobre todo en más sensibles al sol (tomates, pimientos, calabacines…) o a ataques de pájaros, como los setos y arbustos de frutos silvestres.

Según varios estudios (ver Referencias), el sombreado aumenta la producción y la calidad de la cosecha en hortícolas y arbustos como el arándano.

Con la técnica del sombreado no sólo se reducen los daños por plagas y por fisiopatías en los cultivos más sensibles al sol directo (rajas en los tomates o amarilleamiento, crecimiento irregular de los calabacines…), sino que también aumenta la cantidad y calidad de los frutos.

Otras ventajas de las mallas de sombra

Además de la protección contra el sol y el calor, las mallas de sombra tienen otras ventajas:

  • Proteger los cultivos del viento, granizo u otras agresiones.
  • Limitar el impacto de climas áridos y desérticos y suavizar las diferencias de temperaturas entre el día y la noche.
  • Reducir los daños ocasionados por plagas, malezas, pájaros y otros predadores.
  • Reducir la evaporación y favorecer la retención de humedad en el suelo, lo que implica menores necesidades de riego.
  • Modificar ligeramente los ciclos de cultivo, adelantando la cosecha o favoreciendo la producción fuera de época.

Mallas de sombra de colores

Además de la conservación de la humedad y la reducción del viento y la radiación directa, las mallas de sombra, si son de colores, pueden tener otros beneficios.

Varios estudios científicos y pruebas de campo revelan otras ventajas de usar mallas de sombra colores en relación con la mejora de la maduración y la calidad de los frutos así como en la protección frente a plagas.

Las mallas de colores modifican el espectro de la luz filtrada haciendo penetrar luz de distintas longitudes de onda y colores (rojo, amarillo, azul, gris perla…). Los distintos colores afectan al crecimiento de las plantas e, incluso, a su composición.

Según estos estudios, la malla roja, por ejemplo, mejora la fotosíntesis estimulando el crecimiento vegetativo, que da lugar a hojas más grandes. En tomate y pimiento, incluso, la malla roja hace que se produzcan más y mayores frutos, y que éstos tengan mayor contenido de licopeno y otros nutrientes.

Tipos de mallas de sombra para el huerto

A continuación dejamos algunas ideas para el sombreado del huerto y del jardín mediante mallas de sombra. En función de la extensión y del tipo de cultivos convendrá más una malla sombreadora u otra.

Malla de sombreado para mesa de cultivo

Pequeña estructura de postes de madera, cañas de bambú u otro meterial que, a modo de pérgola, sirve de sujección para una malla de sombra.

Estructura para sombreo de mesas de cultivo (Fuente: Hortelanasurbanas.com)

Las mallas de sombra para mesas de cultivo se utilizan mucho para proteger los cultivos de huertos en azoteas o muy expuestos al sol y al viento en épocas extremadamente calurosas y secas donde el sol directo puede quemar los cultivos.

Sombráculos o casas malla

Las «casas malla» o sombráculos tienen como función el sombreado de los cultivos en terrenos abiertos. Realizan un sombreado del 30-50 % y moderan la temperatura en las horas más calurosas del día.

Son estructuras de postes que permiten la fijación de mallas de sombra, mallas anti-insectos, anti-pájaros u otras protecciones a una altura que permita realizar cómodamente las labores de cultivo.

Sombráculo en el huerto escolar del Colegio Alemán de Málaga (Fuente: Dsmalaga.com)

Los sombráculos son muy útiles en huertos escolares u otros tipos de huertos comunitarios, donde, además de proteger las plantas, protegen a los hortelanos del sol y hacen más cómodas las labores de cultivo

Sombreo entre líneas de cultivo o sombreado parcial

Colocar mallas de sombreo alargadas entre las distintas líneas de cultivo sirve para retrasar la cosecha en hortícolas altas y con maduración escalonada, como el tomate o el pimiento.

El objetivo de este tipo de sombreo es alargar la época de recolección y retrasar la maduración de parte de la cosecha.

Una vez que los frutos de abajo empiezan a madurar cambiando de color, se sombrea la parte media-baja de las plantas para retrasar su maduración. De esta forma la parte superior, donde aún están engordando los frutos más recientes, siguen recibiendo el mismo sol y engordando sin problemas, consiguiendo así que se iguale la maduración de los frutos de la planta y se retrase el comienzo de la cosecha.

Túneles con malla de sombra

Son estructuras sencillas y económicas que soportan la malla de sombra que protege al cultivo. La estructura se conforma por una hilera de arcos (de bambú, PVC, hierro galvanizado, alambre grueso….) entre los cuales se extiende la malla de sombra.

En este caso, la malla de sombra no solo reduce la luz solar, sino que proporciona una protección más completa al cultivo, reduciendo los daños de agentes externos como vientos fuertes, granizos, o plagas y creando en el interior del túnel un microclima que favorece el crecimiento y maduración de las plantas.

Otras formas de sombrear el huerto

Además de mediante el uso de mallas de sombra como las que acabamos de ver, hay otras posibles soluciones para conseguir el sombreado del huerto. Aquí os dejo algunas ideas para conseguir una zona de sombra en el huerto o el jardín.

Sombreado mediante parral

El parral de sombra es un clásico de los huertos y jardines mediterráneos y atlánticos que nos proporciona un lugar fresco, sombreado y, a la vez, muy llamativo por su belleza.

Para hacer un sombreado de este tipo necesitarás instalar previamente las dos líneas paralelas de postes y la estructura horizontal que se apoya en ellos para, posteriormente, plantar las parras o vides trepadoras junto a cada uno de los postes.

Plantas trepadoras para pérgolas de sombra

Si prefieres hacer un sombreado como el del parral de sombra pero con plantas distintas a las vides, esto también es posible. Servirá cualquier tipo de planta trepadora que sea adecuada al clima en el que te encuentras.

Este sombreado con plantas trepadoras será muy útil para proteger del sol pequeñas zonas del patio o del jardín, donde podemos colocar un macetohuerto o grupo de cultivos en macetas, los semilleros y otras plantas delicadas del huerto.

Las plantas para pérgolas de sombra pueden ser cultivos comestibles (como el chayote, pequeñas calabacitas) pero también onamentales con flores como las que veremos a continuación. Esta plantas, además de darnos una zona sombreada, aportarán las ventajas de tener flores en el huerto.

Ejemplos de plantas trepadoras con flores para pérgolas de sombra:

  • Madreserlva
  • Clematis
  • Rosales trepadores
  • Clematis
  • Pasiflora
  • Jazmín
  • Glicina
  • Hiedra
  • Campanilla morada
  • Buganvilla
  • Campsis o enredadera de trompeta

Sombreado de jardines y huertos con toldos vela

Los toldos vela son versátiles y muy fáciles de colocar. Son muy útiles para dar sombra en patios o pequeños jardines, donde pueden engancharse a las paredes o a cualquier estructura o poste bien anclado al suelo.

Estos son sólo algunos ejemplos de sombreado para el huerto y el jardín, pero si conoces otros tipos de mallas o sistemas de sombreado no dudes en dejarnos tus sugerencias o fotos en el hilo de comentarios de abajo.

Referencias

  1. Schiappacasse C, F. et al., 2006. Efecto de Cuatro Niveles de Sombreamiento sobre la Calidad de Vara y Bulbo de Dos Cultivares de Lilium (Lilium spp.). Agricultura Técnica, vol. 66 (4), pag. 352-359.
  2. Santos, B. et al., 2010. Producción de hortalizas en ambientes protegidos: estructuras para la agricultura protegida. EDIS (Electronic Data Information Source of Institute of Food and Agricultural Sciences), vol. 2010 nº 6.
  3. Espinoza Morales, J.L., 2010. Efecto de la radiación transmitida y el color de la malla sombra sobre el crecimiento y rendimiento de plantas en la horticultura. Centro de Investigación en química aplicada (México).
  4. Ayala-Tafoya, F., 2011. Crecimiento y rendimiento de tomate en respuesta a radiación solar transmitida por mallas sombra. Terra Latinoamericana, vol. 29 (4), pag. 403-410.
  5. Rodríguez Beraud, M.M. & Morales Ulloa, D.M., 2015. Efecto de mallas sombreadoras sobre la producción y calidad de frutos de arándano (Vaccinium corymbosum L.) cv. Brigitta. Scientia Agropecuaria, vol. 6 (1), pag. 41-50.

Revisado por: Prof. Dr. Luis Ruiz García el 20/10/2020

Acerca del autor
  • Lucia Muñoz

    Ingeniera Agrónoma por la Universidad Politécnica de Madrid. Especialista en agricultura ecológica y naturación urbana. Realizó sus estudios en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica, Alimentaria y de Biosistemas, de la Universidad Politécnica de Madrid.
    Gracias a sus experiencias en huertos ecológicos y a la colaboración con grupos de agricultura urbana en ciudades como Madrid, Londres o Pekín, hemos podido conocer de primera mano cómo son la Naturación y la Agricultura Urbana en distintas partes del mundo. Perfil en Google Académico.