Riego del Huerto: Elegir el Tipo de Riego | Cuándo regar | Cuánto regar

Publicado: 21/03/2014 - Actualizado: 07/10/2020

El riego en el huerto es una tarea fundamental y debemos planificarlo bien. Hoy veremos cómo cómo regar un huerto y cómo elegir un sistema de riego automático o manual. Una vez elegido el método de riego hay que saber cuánto regar y con qué frecuencia ¡Vamos a verlo!

Cómo debe ser el riego del huerto

Hay que conseguir que el sustrato se mantenga húmedo pero sin llegar a encharcarse, de forma que las plantas puedan crecer y desarrollarse correctamente.

La falta de agua en periodos con pocas lluvias y/o mucho calor puede provocar «estrés hídrico» en la planta, que producirá menos, o puede incluso marchitarse y secarse.

Pero también el riego excesivo es perjudicial, porque el agua sobrante que sale por debajo del recipiente de cultivo se lleva consigo parte de los nutrientes. Además, las raíces pueden asfixiarse porque con tanta agua alrededor no son capaces de capturar el oxígeno, y también aumentan las posibilidades de que aparezcan plagas y enfermedades, sobre todo hongos, debido al ambiente húmedo que se genera alrededor de las plantas.

El riego en su justa medida, ni más ni menos. 

Por lo tanto, tendrás que tener cuidado y regar frecuentemente con riegos ligeros, teniendo en cuenta algunos aspectos importantes de los que depende la frecuencia y el tiempo de riego, como son:

  • Las necesidades de agua de los cultivos (hay plantas que necesitan más agua y otras que necesitan menos).
  • El tamaño del recipiente (las plantas en recipientes pequeño se deberán regar más a menudo).
  • La densidad de plantas (cuanto menos volumen de tierra haya para cada planta menos cantidad de agua se podrá almacenar y durante menos tiempo, por lo que hay que regar más cuando hay poco espacio entre las plantas que cuando la separación es mayor).
  • El tipo de sustrato (unos retienen más agua que otros).
  • El clima (agua aportada por las lluvias, temperatura, sol…).

¿Cuánta agua necesita un huerto?

Como es lógico, las plantas necesitan más cantidad de agua en verano que en invierno, ya que si las temperaturas son más altas y el sol incide sobre los recipientes el agua se evaporará mucho más rápido. Conclusión: por regla general es suficiente regar una o dos veces a la semana en invierno y, en verano, debes hacerlo todos los días. En primavera y otoño tendrás que ajustar la el riego según las temperaturas y las lluvias.

La clave es comprobar la humedad de la tierra, bien metiendo el dedo en el sustrato o un lápiz, por ejemplo (si sale limpio, sin tierra «pegada, es que el sustrato está muy seco) o bien utilizando un medidor de humedad, un artilugio muy útil para saber cuándo regar y no demasiado caro.

Sequía. Estrés hídrico

El agua que necesita cada planta no es exactamente la misma, por lo que para aprovecharla mejor puedes asociar los cultivos en grupos y dar el riego justo a cada uno, teniendo en cuenta que hay cultivos más exigentes y que otros, como el ajo o la cebolla, son capaces de desarrollarse con menos agua:

  • Poco riego: ajo, cebolla, garbanzo, lenteja o hierbas aromáticas como espliego, romero, tomillo, orégano…
  • Riego medio: guisante, tomate, pepino, nabo y algunas flores de las que usamos para ahuyentar insectos, como la albahaca, la caléndula o el tagete.
  • Riego abundante: acelga, alcachofa, apio, calabacín, col, puerro…

Si tienes tu huerto en una zona poco lluviosa conviene que elijas cultivos poco exigentes (perennes) o, si pones cultivos de temporada como las hortícolas, regar lo suficiente y estar atento a que el suelo no se quede seco.

¿Qué hora es mejor para regar?

¿Cuándo es mejor regar el huerto, por la mañana o por la noche? Todo depende de la época del año.

En la época seca (verano) es mejor regar una vez que se ha puesto el sol, para que el agua evaporada a causa del calor sea menor.

En invierno, y sobre todo si hay riesgo de heladas, no es conveniente regar por la noche porque si bajan mucho las temperaturas el agua demasiado fría puede perjudicar a las raíces.

Cómo regar un huerto

¿Qué método usar para regar el huerto? La primera pregunta que debemos hacernos para planificar el riego es ¿Riego manual o riego automático? Veremos a continuación las ventajas de regar el huerto manualmente o con un sistema automático, así como los sistemas de riego de cada tipo.

Riego manual

Si tienes tiempo y tu huerto no es demasiado grande, opta por el riego manual con una regadera o con una manguera, ya que es una forma muy eficaz de regar, controlarás el agua aplicada y podrás aprovechar para echar un vistazo a tus cultivos y comprobar que no han sido atacados por plagas o enfermedades.

Si usas una manguera, puedes incorporar una boquilla aspersora, para evitar hacer «hoyos» y charcos en el sustrato. Es importante no mojar demasiado las hojas de las plantas, porque esto puede provocar que aparezcan sobre ellas hongos y otras enfermedades.

Hay otros tipos de riego manual tradicionalmente empleados en los huertos rurales: el riego por surcos y el riego por inundación. Si tienes mucho agua disponible (un depósito, un pozo…) puedes emplear alguno de estos sistemas ya que son muy eficaces y mojan toda la tierra que rodea las raíces.

Riego por surcos

Aunque cumplen su función, no es conveniente el riego por superficie en un huerto urbano porque consume demasiada agua y no es eficientes (hay grandes pérdidas por evaporación, mucho mayores que en los sistemas de riego localizado).

Si has elegido el riego manual y no automático tendrás que pensar cómo regar las plantas cuando no estás en casa. Puedes comprar riegatiestos o conos de riegos, que mantendrán la humedad suficiente en el sustrato durante varios días.

Conos de riego conectados a un bidón con agua para el riego en vacaciones

Se trata de un dispositivo muy sencillo, una especie de cono que está echo de un material poroso al que le llega agua desde un depósito (botella, cubo, garrafa…) a través de un pequeño tubito de plástico o directamente enroscándolo en una botella. Puedes adquirirlos en cualquier tienda de jardinería o hacer un riegatiestos casero (más información sobre cómo hacerlo en el post Riego en vacaciones: 3 sistemas de riego caseros).

Riego automático

Si te has decidido por el  riego automático tienes que tener en cuenta que necesitarás tener cerca un grifo u otro tipo de toma de agua y, si no es así, deberás instalar un depósito a una cierta altura (dos metros o más) para que el agua baje por gravedad con presión suficiente.

Son muchas las opciones para el riego automático del huerto. La más usada por sus múltiples ventajas es el riego por goteo, pero también puedes instalar el riego por cinta exudante (un sistema de riego gota a gota mediante mangueras perforadas que se entierran), el riego por microaspersión o recipientes con autorriego incorporado (mesas de cultivo con un depósito en la parte inferior que mantienen la humedad constante).

Instalación de riego por goteo. Fuente: Libro «El huerto urbano» (Vallés, 2007)

Hay más información sobre los tipos de riego automático en el huerto en el post  6 Tipos de riego para tu huerto o huerta. En otros artículos también veremos las peculiaridades, ventajas y desventajas de cada método de riego y la forma de instalarlos. Espero que os sea útil!

Referencias 

  1. Vallés, J.M., 2007. El Huerto Urbano: manual de cultivo ecológico en balcones y terrazas. Ediciones Serbal. ISBN: 8476285078,
  2. Fernández Gómez, R., et al, 2010. Manual de riego para agricultores: módulo 4. Riego localizado. Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, España.
  3. Martín Rodríguez, A. et al., 2016. Manual de riego de jardines. Ed. Junta de Andalucía, Consejería de Agricultura y Pesca.

Revisado por: Prof. Dr. Luis Ruiz García el 07/10/2020

Acerca del autor
  • Lucia Muñoz

    Ingeniera Agrónoma por la Universidad Politécnica de Madrid. Especialista en agricultura urbana y horticultura. Realizó sus estudios en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica, Alimentaria y de Biosistemas de la Universidad Politécnica de Madrid.
    Gracias a sus experiencias en otros países, como Reino Unido y China, hemos podido conocer de primera mano cómo son la Naturación y la Agricultura Urbana en otras partes del mundo. Perfil en Google Académico.

11 Comentarios a “Riego del Huerto: Elegir el Tipo de Riego | Cuándo regar | Cuánto regar”
  • Fernando dice:

    Es muy interesante lo que comentáis. Yo quisiera saber, qué cantidad de agua se debe usar en riego de huerto, en el que hay acelga, alcachofa, etc. Y se riega mediante surcos. Naturalmente en verano.

    • Lucia Muñoz dice:

      Hola Fernando! Eso depende mucho del clima de la zona.. la humedad y la temperatura son dos datos a tener muy en cuenta (además de las especies que se van a cultivar) para planificar el riego del huerto. Cómo es el tiempo en verano en esa zona?

    • Lucia Muñoz dice:

      No te has planteado regar con otro método más eficiente? El riego por surcos tiene un rendimiento del 30 al 50% frente al 70-90% de sistemas de riego más localizados como el riego por micro aspersión o por goteo. Es decir, con el riego por surcos puedes perder de un 50 a un 70 % del agua por evaporación, escorrentía superficial, filtración… pérdidas que son mucho menores con los otros métodos por lo que se consigue ahorrar bastante agua. Te dejo este post sobre los distintos tipos de riegos y links a otras entradas sobre cómo instalar estos sistemas. Un saludo!

  • Sally dice:

    Gracias por esta información, justo tengo un rosal que se eta muriendo no se a que pueda deberse, me refieren que puede ser porque lo riego demasiado y estamos en invierno, bueno voy a tomarlo en cuenta para que no me suceda esto. Me gustaría saber como recuperarlo ya que todavía presenta el tallo verde.

    • Lucia Muñoz dice:

      Me alegro de que te haya servido de ayuda este post que publiqué hace ya tiempo.
      Por lo que veo aún hay solución, iIntenta regular el riego y cuéntanos cómo evolucionan tus rosales Sally.

  • Jose Manuel dice:

    Estas tecnicas son con experiencias propias porque si nos metemos ya en otras tecnicas la cosa saldria tan cara que no mereceria la pena, hablamos de pequeños huertos, maceto huertos y demas, la cantidad de agua y la duracion del regado te la va a dar las propias plantas, si ves que estan verdes y dan buenos frutos estan bien de agua, que ves que alguna presenta signo de sequedad pues le llena la botella por la mañana y ota vez por la noche.

  • Jose Manuel dice:

    Las horas de riego dependen de las temperaturas y de donde proceda el agua, yo si tengo que regar con agua de la red, lo hago por la mañana bien temprano porque por la tarde debido al mucho calor el agua sale caliente.
    Cuando el pozo que tengo tiene agua lo mismo da por la mañana que por la noche.

  • Sally dice:

    Las técnicas de riego necesariamente tienen que ser evaluadas por una persona que sabe del tema ya que si tenemos cultivos asociados en grupos no todos pueden contar con la misma cantidad de agua y los momentos adecuados para aplicarlo. Sobre todo si contamos con huertos amplios donde supongo es importante la opinión de un agrónomo y nos apoye cual es el modo de riego más adecuados para nuestros cultivos ecológicos. Al parecer hay varias formas de riego.

  • ursuula dice:

    Este blog me parece muy completo, y muy interesante, gracias por compartir todos esos conocimientos y formas de hacer las cosas. En mi caso, así como Clarinda no tengo mucha noción de las formas de riego adecuadas para cada tipo de cultivo, pero con todo lo que he ido leyendo, voy aclarando muchas dudas y me preparo para comenzar mi huerto ecológico.

  • Lucia Muñoz dice:

    Gracias!! Me gusta que la info de los artículos sea útil y también que lo hagáis saber!! Gracias a vosotros!
    Poco a poco iremos subiendo más artículos que puedan acercar a la gente la realidad del cultivo de un huerto y…si tenéis ideas o dudas sobre aspectos concretos esperamos vuestras preguntas para ayudar en todo lo que podamos!

  • clarinda dice:

    Los nuevos en esto de los cultivos, la mayoría de las veces contamos con poca información sobre el agua que necesita cada uno de los cultivos, este artículo me parece de mucha utilidad al respecto. La cantidad de agua y la hora del día en la que debe aplicarse creo que son piezas claves en para poder cosechar nuestros productos correctamente. 😀