Plagas de las fresas y enfermedades. Identificar y controlar con remedios ecológicos

¡Hola a todos agrohuerters! En el artículo de hoy veremos cuáles son las principales plagas y enfermedades de la fresa y cómo controlarlas. Para ello, en primer lugar hablaremos sobre las plagas de la fresa y, a continuación, sobre las enfermedades causadas por hongos u otros microorganismos.

En ocasiones también podéis escuchar la palabra fresón. La diferencia más característica entre las fresas y los fresones, es que las primeras tienen un tamaño y volumen mucho menor que el fresón. Por otra parte, el sabor de la fresa suele ser más dulce y el fresón más ácido. En España somos grandes consumidores de fresas y fresones. El lugar donde más se produce este cultivo es en Huelva (en el sur de España).

fresa

Fresa, una de las frutas que no pueden faltar en el huerto.

Plagas de las fresas

Diversas plagas pueden atacar al cultivo de la fresa en nuestros huertos o macetas. A continuación veremos cuáles son las más importantes.

Nematodos en las raíces de las fresas

Los nematodos, también conocidos como nematodes o nematelmintos, son una especie de gusanos que viven en el agua y en el suelo. Normalmente son tan pequeños que no se pueden ver a simple vista. Atacan principalmente a las raíces de las plantas, en este caso, de las fresas.

Entre las especies de nematodos más importantes que pueden atacar al cultivo de las fresas podemos destacar: Aphelenchoides fragariae, Ditylenchus dipsaci o alguna especie del género Pratylenchus.

Pequeños bichitos en las fresas: los ácaros

En alguna situación si nos fijamos bien en las hojas de nuestras plantas, podemos observar pequeños bichitos conocidos como ácaros. En el caso de las fresas es común encontrarse un ácaro llamado Tetranychus urticae. Uno de los principales síntomas asociados a esta especie es un color grisáceo en las hojas de las fresas.

Tetranychus urticae

Tetranychus urticae, una especie de ácaro muy común. (Fuente: CESAVEP)

Pulgones en las fresas

A diferencia de los ácaros, los pulgones si que los podemos ver bien a simple vista. Por ello, si observamos las hojas de las fresas en ocasiones podemos apreciar estos insectos en el haz o en el envés. Entre las especies más comunes de pulgones en fresas destaca el pulgón amarillo. Esta especie, al igual que otros pulgones, es importante porque puede transmitir virus a las plantas.

Aunque es menos común en el cultivo de la fresa, también podemos encontrarnos con pulgones verdes (Aphis forbesi).

Enfermedades de las fresas

Una vez que conocemos cuáles son las plagas más importantes que atacan el cultivo de las fresas vamos a centrarnos en las enfermedades. Las enfermedades más graves que tienen lugar en el cultivo de la fresa son Verticilosis, Botrytis, Antracnosis, Phyththora

Manchas en las hojas de las fresas

Si las manchas se encuentran localizadas en las hojas y presentan un color marrón puede tratarte de una enfermedad causada por bacterias. Por ejemplo, por una bacteria conocida como Xanthomonas fragariae como podemos ver en esta imagen:

Xanhomonas fragariae

Xanhomonas fragariae (Fuente: EPPO)

En otras ocasiones puede ocurrir que el borde de las hojas se vuelva amarillo. En este caso, el culpable puede ser un virus (transmitido por insectos, por ejemplo por pulgones).

Si las manchas adquieren un efecto necrótico puede tratarse de una enfermedad debida a Alternaria alternata o a Zythia fragariae. En el segundo caso, las hojas adultas son las primeras afectadas.

Polvo blanco en las fresas

Si observamos una especie de polvillo blanco-grisáceo en las hojas o en las fresas puede tratarse de dos cosas.

En primer lugar, si el polvillo es más bien blanco se tratará de Oídio (debido a Sphaerotheca macularis). Sin embargo, si vemos que ese polvillo es más bien grisáceo, con aspecto de podredumbre, se tratará de Botrytis cinerea (Comúnmente conocida como “podredumbre gris“). En ambos casos se trata de dos enfermedades causadas por hongos.

Durante mis estudios en la universidad hicimos una práctica para ver qué síntomas causaba la Botrytis. Además tuvimos la suerte de ver con el microscopio cómo es este tipo de hongo.

Botrytis cinerea

Botrytis cinerea vista el microscopio durante una práctica de laboratorio en la universidad.

Por ello, siempre que nos hablen sobre plagas y enfermedades de la fresa, la Botrytis será una de las primeras que nos venga a la mente.

Enfermedades de la raíz de la fresa

Existe una enfermedad causada por un hongo llamado Armillaria mellea y conocida como podredumbre blanca de la raíz. Esta enfermedad produce unos filamentos blancos en las raíces de las fresas y puede llegar a causar su muerte.

Por el contrario, si la podredumbre es más bien negra, los causantes pueden ser varios hongos conocidos como: Rhizoctonia fragariae, Coniothyrium fucckelii o Cylindrocarpon radiccicola. La gravedad de la acción de estos hongos dependerá de otros factores como: las condiciones meteorológicas, existencia de lesiones casadas por nematodos, etc.

Cuando existe una alternancia entre zonas necróticas y zonas sanas y la zona de la raíz presenta un color rojizo se conoce como Phytophthora fragariae.

Phytophthora fragariae (Enfermedades y plagas de la fresa)

Phytophthora fragariae (Enfermedades y plagas de la fresa) (Fuente: INRA)

Si observamos que las raíces se van secando poco a poco puede deberse al ataque de alguna de las plagas mencionadas anteriormente. Por ejemplo: Agriotes sp.(gusano del alambre), Coroebus elatus o Gryllotalpa gryllotalpa.

Control de plagas y enfermedades de la fresa

Una vez que conocemos todos los síntomas y las causas de las plagas y enfermedades de la fresa debemos intentar evitar su aparición y aprender a controlarlos. Por ello, a continuación vamos a exponer algunas de las soluciones más comunes para prevenirlas y controlarlas.

  • Utilizar semillas libres de patógenos. De esta manera evitaremos que desde un principio nuestras plantas adquieran los patógenos.
  • No volver a sembrar en un terreno que haya estado contaminado el año anterior.
  • Quemar los restos de la cosecha si las plantas han estado contaminadas de algún patógeno.
  • Evitar regar por aspersión. El método de riego por aspersión favorece la propagación de muchas de las enfermedades de las plantas del huerto. Por ellos es mejor intentar regar con otros métodos como el goteo.
  • Favorecer la aireación de los cultivos (evitar que los cultivos estén muy juntos).
  • Eliminar las hojas afectadas. De esta manera reduciremos la propagación de la enfermedad.
  • Evitar las variedades sensibles a ciertas enfermedades.
  • La mayoría de los métodos químicos no resultan muy efectivos una vez que la enfermedad se encuentra en la planta.
  • Evitar que el agua se encuentre estancada cerca de los cultivos. Se debe favorecer un buen drenaje.
  • Desinfectar el material si hemos tratado un cultivo contaminado.

Si cumplimos con todos estos consejos sobre las plagas y enfermedades de la fresa conseguiremos cultivar fresas y fresones sanos en nuestros huertos. Además, también podéis aprender a plantar fresas en macetas si entráis en el siguiente enlace: Cómo plantar fresas y fresones en maceta.

Referencias

Esto es todo por hoy, espero que os haya gustado el artículo y no dudéis en contarnos vuestras experiencias en los comentarios. ¡Nos vemos en el próximo artículo!

¡Pasad un buen día! 🙂

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies