Variedades locales: ¿Qué son y por qué son tan importantes?

Publicado: 13/02/2014 - Actualizado: 11/03/2019

Variedades locales, la base de la biodiversidad. ¿Qué son y por qué son tan importantes para el desarrollo sostenible y el medio ambiente? El uso de variedades locales o plantas autóctonas es una de las muchas prácticas de la agricultura ecológicade la agricultura regenerativa y de otras corrientes que buscan la mejora del medio ambiente y la sostenibilidad de los recursos.

Nabos en el huerto

¿Qué son las variedades locales?

Las variedades locales de plantas se definen por las siguientes características:

  • Ubicación geográfica determinada: hace referencia a que pertenecen a una zona geográfica delimitada. Son variedades que llevan cultivándose durante mucho tiempo en unas regiones concretas y con unos manejos específicos, por lo que están muy adaptadas a estas condiciones.
  • Heterogeneidad: una de las características más importante de las variedades locales es que hay mucha diferencia entre unas plantas y otras si las comparamos con las variedades comerciales que son todas iguales. Esto es importante ya que cualquier perturbación que afecte a nuestro cultivo no tendrá la misma repercusión en todas las plantas.
  • Selección por parte de los agricultores: cada año los agricultores van seleccionando las semillas de las mejores plantas y así se van mejorando a lo largo de los años.

Variedades locales en agricultura ecológica

Las particularidades de las variedades locales despiertan un gran interés sobre todo para la agricultura ecológica debido a que:

  1. Contribuyen a aumentar la diversidad biológica de nuestro huerto, la biodiversidad es una de las componentes más destacables de la agricultura ecológica ya que representa funciones deseables de incremento de la estabilidad, reciclado de nutrientes, control biológico de plagas y enfermedades, etc.
  2. Muestran una mayor adaptación a las condiciones de cultivo de la agricultura ecológica, ya que se basan en un tipo de agricultura de bajos insumos, están adaptadas a las condiciones del suelo y del clima de la comarca y presentan resistencias naturales a los patógenos.
  3. No han sido seleccionadas buscando la productividad, como las semillas convencionales, sino que se han seleccionado buscando usos y calidades específicas.
  4. Suponen una herencia cultural que no debe desaparecer.
  5. Las variedades locales devuelven la autonomía a los agricultores que recuperan el control de una parte de sus cultivos ya que no dependen de las grandes empresas para obtener las semillas.

¿Dónde conseguir semillas de variedades locales?

Anualmente se organizan en diferentes lugares del Estado español Ferias de la Biodiversidad en las que el intercambio de semillas es una actividad fundamental. En ese sentido se destaca la Feria de la Biodiversidad Cultivada que la Red de Semillas “Resembrando e Intercambiando” organiza anualmente en diferentes lugares del Estado así como las que celebran las distintas redes locales y grupos vinculados a ésta.

El intercambio de semillas es una manera muy eficaz para abastecerse de diferentes variedades y para ello es fundamental crear espacios que fomenten esta práctica. ¡Anímate a organizar un día de intercambio de semillas en tu municipio!

¿Qué son las semillas y de donde vienen?

Las semillas son estructuras vegetales encargadas de reproducir las especies. Además son la base de cualquier sistema de producción agrícola y un alimento básico en sí, por las reservas nutritivas que poseen. Aparecen en el estado de madurez de la planta y se deben recolectar en la última fase de crecimiento, la vejez.

Multiplicación sexual de las plantas

Las fases de la multiplicación sexual son cuatro: floración, polinización, fecundación y fructificación.

Según el momento de la floración, las plantas se pueden clasificar en tres grupos:

  • Plantas anuales: florecen en el primer año de plantación, como es el caso del trigo, el tomate, el pimiento y la lechuga.
  • Plantas bianuales: florecen el segundo año, como la zanahoria, la remolacha, la coliflor y la cebolla.
  • Plantas perennes: duran diversos años y florecen más de una vez, como la alfalfa el romero.

Las flores de las plantas pueden ser completas, con los dos sexos en la misma flor o unisexuales, con estructura sexual sólo femenina o masculina, dando lugar a:

  • Plantas dióicas: flores masculinas y femeninas en distintos individuos.
  • Plantas monóicas: flores masculinas y femeninas separadas en el mismo individuo.

Madurez de las semillas

Existe una madurez morfológica que se corresponde con el desarrollo completo de las estructuras que forman la semilla (embrión, reservas y cubiertas). Cuando la planta pasa por todas las fases de su ciclo biológico correctamente, incluida la desecación, las semillas pierden las sustancias inhibidoras que la acompañan o acumulan determinadas sustancias promotoras de la germinación, lo que constituye su madurez fisiológica.

Germinación

Los factores que condicionan la germinación de las semillas son, entre otros: el poder germinativo, la interrupción del letargo, las condiciones ambientales adecuadas de humedad, luz, temperatura y aireación.

La germinación puede verse comprometida por:

  • Semillas envejecidas, recogidas inmaduras o que han sufrido una conducción agronómica defectuosa con carencias nutritivas o estrés.
  • Pocas reservas en el endospermo o los cotiledones.
  • Daños físicos, en la manipulación y almacenamiento, o problemas sanitarios
  • originados por plagas o enfermedades.
  • Cuestiones genéticas propias de la especie.

Vida útil de las semillas

Para la mayoría de las plantas agrícolas, la vida útil de las semillas está entre los 3 y 5 años, siempre y cuando se conserven en buenas condiciones. Hay algunas especies cuyas semillas tiene una duración media menor, caso de la cebolla, que llega al año si se conserva en condiciones favorables.

Revisado por: Prof. Dr. Luis Ruiz García el 11/03/2019

Acerca del autor
  • Daniel Horcajo

    Daniel es Graduado en Ingeniería y Ciencia Agronómica por la Universidad Politécnica de Madrid. Especialista en riegos, producción vegetal y protección de cultivos. Este es su Linkedin.

11 Comentarios a “Variedades locales: ¿Qué son y por qué son tan importantes?”
  • Ricardo dice:

    Hola, consulta, es esa la definición oficial de variedad local?, y si no, existe alguna?

    • Lucia Muñoz dice:

      Hola Ricardo, disculpa el retraso.. Llevo un par de semanas sin poder contestar a comentarios del blog.. Espero que aún te sirva…
      No se si hay una definición oficial de «variedad local» (yo no la he encontrado), pero la caracterización de las variedades locales que hacía Daniel en el post es correcta
      En pocas palabras, las variedades locales de una zona concreta son aquellas variedades que durante decenas de años han sido cultivadas por los agricultores de la zona, que están adaptadas a ese clima y ese medio y que poseen características que las diferencian de las variedades comerciales o de las variedades locales de otro lugar.

  • Juan Wei dice:

    Yo soy de la opinion que siempre hay que apostar por las variedades locales, en un mundo tan globalizado estamos olvidando el valor de las cosas. ya no tienen emocion viajar a china y robar el chayote 😛

  • Sally dice:

    Es importante conservar nuestras semillas locales ya que muchas por descuido se han extinguido. Cuando se siembra las semillas en su zona de origen, da una mejor producción y mantiene fértil el área de cultivo. Esta propuesta me parece interesante para mantener nuestra biodiversidad y generar mayor producción y por ende trabajo a la comunidad.

    • Lucia Muñoz dice:

      Exactamente Sally, la conservación de las variedades locales es uno de los principios básicos de la Agricultura Ecológica, como ya vimos en algún post general sobre ella. Gracias por comentar!

  • Daniel Horcajo dice:

    Gracias a vosotras por compartir con nosotros vuestras opiniones. Ciertamente el manejo y el mantenimiento de las especies en nuestras zonas es esencial. Tenemos que pensar que cada planta tiene un habitat donde se aclimata mejor y si lo sacamos de ahi, costara mas su produccion. Ademas de esto, fomentando las especies locales, aumentamos la variedad de especies y evitamos que especies invasoras conquisten otras zonas.

  • Yvette36 dice:

    Los productos locales de una zona, siempre son mejores en semilla y en producción, por lo que se debe fomentar su sembrío, muchas veces no se valora lo que crece en nuestra tierra ni la consumimos con continuidad, pero cuando salimos fuera de ella estos productos cuestan más caros y son realmente nutritivos. Es el caso de la quinua pocos la consumen, recién que se ha dado a conocer fuera es valorada. Gracias por el artículo interesante.

  • Sally dice:

    Es conveniente mantener las semillas de la zona ya que el lugar, clima es el adecuado para estas y cada vez va mejorando su producción, en muchos lugares se han extinguido muchas semillas autóctonas por su excesivo consumo y pérdida en las siembras por causas climáticas. La importancia de recuperar las semillas locales se está fomentando con el fin de mantener esta biodiversidad. Muchas gracias por tu aporte.

  • Daniel Horcajo dice:

    Mantener las plantas autoctonas creo que es necesario para mantener el buen estado de una zona, ya que diferentes especies invasoras pueden alterar el medio. Creo que en una planificación de un huerto, un paso puede ser ver con que cuente en mi alrededor: especies, herramientas, tierra….

  • Sally dice:

    Que interesante todo este proceso para recolectar las semillas orgánicas, y que sean del lugar donde crece mejorando su producción y fomentando de esta manera la agricultura orgánica. Debe de tener un especial cuidado ya que se tiene que hacer frente a las plagas que todo plantación padece, como es tratado esto que medidas toman.