Guía Completa para Cultivar Romanescu: ¿un cultivo mágico?

¡Hola a todos agrohuerters! En el artículo de hoy vamos a aprender a cultivar romanescu de forma ecológica. Además, veremos cuándo es la mejor época para sembrar y plantar romanescu. Mencionaremos de manera general cuáles son las principales plagas y enfermedades del romanescu y descubriremos todos los secretos que guarda este cultivo, uno de los mejores ejemplos de fractales en la naturaleza.

Cultivar romanescu en el huerto ecológico
Cultivar romanescu en el huerto ecológico

¿Qué es el romanescu o romanesco?

El romanescu o romanesco pertenece a la familia de las brasicáceas y es una variedad de coliflor italiana. Aún no es muy conocida en España, pero poco a poco se empieza a cultivar más por todas las cualidades beneficiosas y las propiedades del romanescu.

Propiedades del romanescu

El romanescu es muy conocido por todas las propiedades que posee. Algunas de estas propiedades que puede aportarnos el romanescu son:

  • De todas las variedades de coliflor es la que tiene más vitamina C
  • Es rico en potasio, fósforo, ácido fólico y carotenoides
  • El romanescu es una buena fuente de fibra
  • Además, tiene muy pocas calorías

¿Cómo cocinar el romanescu?

Esta verdura puede consumirse cruda o cocida. Y se pueden preparar un montón de platos super ricos. Por ejemplo: romanescu con bechamel y jamón, romanescu con patatas y alioli, romanescu con piñones, romanescu con tomate,… A mí también me gusta el romanescu cocido con un chorro de aceite de oliva.

Además, algunas personas también se comen las hojas del romanescu. Yo las hojas aún no las he probado, ¿y vosotros?.

Fractales en la naturaleza: la geometría fractal del romanescu

Si debemos destacar algo de este cultivo es su estructura característica conocida como «geometría fractal del romanescu«. Esta forma le distingue del resto de coliflores y es una de las cosas mágicas que crea la naturaleza.

Estas pequeñas pirámides verdes que forman las inflorescencias del romanescu siguen la serie de Fibonacci. Es decir, repiten siempre la misma forma. Podemos coger una lupa para comprobarlo.

Además del romanescu esta ley de la naturaleza también la siguen las flores de las alcachofas, los girasoles, las piñas de las coníferas o la disposición de las hojas en el tallo de las plantas.

Detalle del cultivo de romanesco.
Detalle del cultivo de romanesco.

Dejamos las matemáticas… y ¡volvemos a los consejos sobre cómo cultivar romanescu paso a paso!

Guía completa para cultivar romanescu de forma ecológica

Ya hemos comentado anteriormente que no es uno de los cultivos más conocidos en nuestro país pero que poco a poco va ganando terreno.

A continuación, vamos a ir viendo paso a paso cómo cultivar romanesco en nuestros huertos para obtener los mejores resultados.

No debemos olvidar que cada variedad necesitará unos cuidados específicos. Y siempre debemos priorizar las variedades locales.

Empezaremos por la siembra, trasplante y labores de cultivo necesarias, para seguir con la lucha contra plagas y enfermedades y con las claves para la cosecha del romanescu.

1. La siembra del romanescu

Lo primero que debemos hacer es sembrar las semillas del romanescu en los semilleros. Como sabéis existen semilleros de diversas formas. Podemos tomar como referencia bandejas con huecos de 4 x 4 centímetros. En estas bandejas depositaremos 2 semillas por hueco. Si las dos semillas salen adelante se eliminará la más débil de las dos.

La fecha de siembra depende del lugar donde nos situemos, pero una fecha adecuada será entre julio y agosto.

Por aquí os dejo una foto con algunas ideas de semilleros caseros que podéis utilizar.

Semilleros caseros
Semilleros caseros

2. ¿Cuándo plantar romanescu?

Una vez que nuestras semillas de romanescu han salido adelante, el momento de trasplantarlas a la tierra del huerto será cuando tengan entre 3-5 hojas verdaderas. Aproximadamente un mes después de sembrarlos. Los suelos húmedos pero con buen drenaje serán los más adecuados para este cultivo (¡sin que lleguen a encharcarse!).

Las distancias de plantación pueden ir desde los 30 a los 60 centímetros, dependiendo de la producción que queramos tener.

3. Labores necesarias para cultivar romanescu

Riego del romanescu

Se recomienda aplicar un riego por goteo. El caudal aproximado puede ser en torno a 4 litros por hora, pero puede variar en función de varios factores: clima, estado del cultivo, etc.

Abonado

Es importante no abonar excesivamente ya que un exceso de nitrógeno hace que nuestros romanescus cojan colores rojizos.

4. Plagas y enfermedades del romanescu

Al igual que otros cultivos, el romanescu no se libra de las plagas y enfermedades del huerto. Entre las principales plagas y enfermedades más importantes del romanescu destacan:

Orugas en las hojas del romanescu

A las orugas de las plantas, como todos sabemos, les encantan las hojas. Empiezan a comer y no paran. Entre las orugas más peligrosas para los romanescus destacan: Gusano del alambre o orugas del género Spodoptera o Pieris.

Mosca blanca en las hojas

Uno de los clásicos del huerto, la mosca blanca, también puede atacar a nuestros romanescus. Es importante mirar bien en el envés de las hojas para detectar su presencia.

Pulgones del romanesco: pulgón ceroso

De todas las especies de pulgones que existen hay una especie que ataca especialmente a los romanescos y brasicáceas en general. Se conoce como pulgón ceroso o «Brevicorne brassicae«. Como su nombre indica, los lugares donde se encuentra tienen un aspecto pegajoso.

Pulgón ceroso en coliflor
Pulgón ceroso en coliflor. (Fuente: ivia.gva.es)

Manchas en los bordes de las hojas

Si nos encontramos las hojas del romanescu con manchas en los bordes puede deberse a que han recibo un exceso de calor.

Caracoles y babosas

A parte de las orugas, si encontramos que las hojas de nuestros romanescus están mordidas debemos prestar atención y ver si hay caracoles o babosas cerca. ¡A ellos también les encantan las hojas!

Plagas y enfermedades del romanescu: caracol.
Plagas y enfermedades del romanescu: caracol.

5. ¿Cuándo cosechar el romanescu?

La cosecha del romanescu se realiza de forma manual cuando la inflorescencia alcanza su tamaño máximo. Es importante cosechar el romanesco antes de que comiencen a abrirse las inflorescencias.

La cosecha del romanescu depende de la variedad que hemos utilizado.

  • Las variedades de romanescu de ciclo corto o medio, como Arizona, Fremont, Asterix, Durlan, se cosecharán entre 90 y 150 días después de la plantación.
  • Las variedades de romanescu de ciclos más largos, como Fargo, Durlan o Mariné se cosecharán entre los 150 y 200 días después del trasplante.
Cosecha de romanescu
Cosecha de romanescu

Este cultivo es parecido a otros que ya hemos tratado en el blog. Por ello, os dejo por aquí algunos artículos que pueden interesaros:

Referencias

Esto es todo por hoy agrohuerters, espero que os haya gustado el artículo y que os ¡animéis a cultivar romanescu en vuestros huertos! No dudéis en comentar todas vuestras experiencias o dudas en los comentarios.

Nos vemos en el siguiente artículo.

Pasad un buen día 🙂

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…

Artículos Relacionados

6 Comentarios
  1. 19 enero 2019
    • 24 enero 2019
  2. 31 diciembre 2018
    • 31 diciembre 2018
  3. 30 diciembre 2018
    • 31 diciembre 2018

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies