Fungicidas Caseros. 10 Remedios ecológicos para hongos en las plantas

Los hongos son uno de los principales problemas del huerto a los que es posible que tengamos que enfrentarnos si cultivamos un huerto en casa o, en general, cualquier tipo de planta de jardín o de interior. Para evitar los daños que los hongos pueden causar a nuestra cosecha, hoy veremos varios fungicidas caseros que nos ayudarán a eliminar los hongos de las plantas.

Si quieres un jardín o un huerto ecológico debes evitar usar productos químicos o fungicidas de síntesis para eliminar hongos típicos del huerto como el oidiu, el mildiu, la roya… y sustituirlos por fungicidas naturales como los que veremos hoy.

fungicidas caseros para hongos en las plantas

Síntomas del oidio en hojas

Los fungicidas químicos son eficaces en la lucha contra los hongos del huerto, sí, pero también son muy contaminantes y perjudiciales para el suelo, para los microorganismos beneficiosos que viven en él y, si consumimos los productos, también para nuestra salud.

Hoy vamos a hablar de la alternativa a estos productos convencionales: los fungicidas naturales, remedios ecológicos para eliminar los hongos de las plantas.

La mayoría de estos remedios son fungicidas caseros orgánicos los podrás preparar tú mismo, como los extractos y tés con plantas o el fungicida de leche. Otros de los remedios que veremos hoy, como el caldo bordelés, el cobre o el azufre, son también fungicidas de origen natural (aunque minerales, no orgánicos como los extractos de plantas) y, aunque están permitidos en Agricultura Ecológica, tienen ciertas restricciones y precauciones de uso porque pueden resultar tóxicos y dañinos para el medio ambiente.

10 fungicidas caseros para prevenir y eliminar los hongos en las plantas del huerto

Estos productos contra hongos son todos ellos fungicidas de origen natural cuya aplicación está permitida en agricultura ecológica.

Si queremos cultivar un huerto ecológico libre de productos químicos, estas son algunas de las opciones que tenemos para acabar con los hongos de las plantas:

Purín o decocción de Cola de caballo

Equisetum Arvense o Cola de Caballo es una de las plantas más comunes para preparar remedios naturales contra plagas y enfermedades del huerto.

preparados naturales o fungicidas caseros

Fungicida casero hecho a base de cola de caballo

El purín de cola de caballo sirve para tratar y prevenir enfermedades producidas por hongos pero también ayuda a eliminar plagas del huerto tan comunes como las babosas y caracoles, los pulgones o la araña roja.

En el post sobre Hongos del huerto tenéis consejos para prevenir los hongos en las plantas y también las indicaciones para aprender cómo preparar y aplicar los fungicidas caseros hechos con cola de caballo.

Fungicida casero hecho con leche

Este es un fungicida muy eficaz contra los hongos más comunes del huerto, como mildiu, botritys, roya.. etc., debido a las sales, beneficiosas para las plantas, y al ácido láctico que tiene efecto fungicida.

Para obtener 1 litro del este fungicida casero hay que mezclar unos 700 ml de agua con 300 ml de leche desnatada (opcional: 10 gramos de bicarbonato sódico). Pulverizar por toda la planta, tanto en el haz como en el envés de las hojas.

Café

Este es uno de los productos estrella del huerto ecológico por todos los usos que podemos darle a los posos reciclados del café molido. Esos posos que normalmente sacamos de la cafetera y tiramos a la basura pueden ser un buen ingrediente para el compost casero, servirnos para hacer enraizantes naturales para esquejes y también para prevenir hongos por la reducción de la humedad.

Deja secar los posos del café durante varios días (puedes extenderlos sobre un papel secante o en una caja de cartón que pongas al sol en una ventana). Una vez que estén completamente secos, esparcir los posos alrededor de la planta para que absorban la humedad (se recomienda esparcirlos encima del mulching o de un plástico, para que no acidifique la tierra a largo plazo).

Purín de ortiga y otros bioestimulantes para prevenir hongos

Hay extractos vegetales, conocidos como bioestimulantes, cada vez más utilizados en Agricultura Ecológica para prevenir la aparición de enfermedades. Estos antifúngicos naturales aumentan las defensas de las plantas, que crecen más fuertes y resistentes a los hongos y otras enfermedades.

remedios con ortigas para fungicidas caseros

Ortigas

El extracto de algas, el purín de ortiga o los extractos de semillas de cítricos son algunos ejemplos de bioestimulantes que se pueden hacer en casa. También el té de compost es un bioestimulante casero que que hará que las plantas crezcan más fuertes y protegidas de los hongos y otros problemas.

Extracto de salvia

Gracias a su poder para reducir la humedad y la alta presencia de polifenoles es útil como fungicida contra muchos de los hongos del huerto.

Añadir 500 gramos de salvia fresca en 5 litros de agua y dejar fermentar a temperatura ambiente (removiendo e vez en cuando) durante 5 días. Después de colar la mezcla, diluir el extracto al 10-20 % con agua  (100-200 ml de extracto por cada litro de agua) y pulverizar sobre las plantas.

Caldo casero de ajo y cebolla

El ajo y la cebolla tienen potentes propiedades bactericidas y fungicidas, por lo que preparados hechos con estas plantas ayudarán a prevenir y curar enfermedades producidas por hongos y bacterias. Además, estos fungicidas caseros se pueden utilizar como insecticidas naturales contra plagas tan comunes como los pulgones o la araña roja.

Para preparar el “spray casero de ajo y cebolla” se necesitan cinco o seis dientes de ajo machacados y media cebolla grande (o una cebolla mediana) en trozos. Añadir un litro de agua y dejar reposar durante 24 horas. Después, hervir durante 20 minutos a fuego lento y colar la decocción. Pulverizar diluido con agua.

Minerales desecantes

Hay arcillas (como la bentonita, el caolín…) y minerales molidos (como el cuarzo o el basalto) que se utilizan en agricultura ecológica para aumentar la resistencia a hongos y plagas. Estos minerales naturales absorben la humedad y endurecen la superficie de las hojas, y gracias a esto favorecen la prevención de enfermedades fúngicas en las plantas.

Los minerales desecantes se pueden aplicar por espolvoreo o disueltos en agua (mojables) desde que la planta es joven -en el hoyo de plantación- para fortalecer los cultivos y prevenir los hongos.

Caldo bordelés y otras sales de cobre

Son fungicidas polivalentes contra oídio y otros hongos como la antracnosis, el mildiu, las royas…

Una de las sales de cobre más conocidas es el caldo bordelés, un fungicida casero que se prepara con cal hidratada y sulfato de cobre, pero con el que hay que tener algunas precauciones por su posible toxicidad (no se puede aplicar a pleno sol, es incompatible con algunos tratamientos y hay que respetar plazos de seguridad con la aplicación de otros tratamientos, entre otras cosas).

En Agricultura Ecológica se recomienda su aplicación sólo puntualmente y, debido a su toxicidad y a que es un metal pesado que se acumula en el suelo, la aplicación de cobre está limitada a 6 kg por hectárea y año.

Bicarbonato sódico

Es un fungicida eficaz para prevenir la aparición de hongos y para eliminarlos si ya han aparecido, siempre que no estén en un estado muy avanzado. Es efectivo contra mildiu, oidio, antracnosis y tizón. Disolver bien 2 cucharadas pequeñas de bicarbonato sódico en 1 litro de agua y pulverizar diariamente la preparación en las zonas y hojas afectadas.

Azufre

El azufre en polvo para espolvoreo o el azufre mojable (que se mezcla con agua u otra solución coloidal específica y se pulveriza) es un potente fungicida antioídio.

Al igual que con el caldo bordelés y otras sales cobre, hay que seguir ciertas precauciones para su aplicación porque es un producto tóxico, aunque sea de origen natural. No se debe aplicar con temperaturas superiores a 25 ºC ni cuando la planta esté mojada, y hay plantas sensibles cerca de las cuales no debe aplicarse el azufre, como la alcachofa. Además, hay que respetar los plazos de seguridad entre aplicaciones y entre la última aplicación y la cosecha.

 

Mi recomendación ante un ataque de hongos en las plantas del huerto es alternar al menos dos tratamientos con fungicidas caseros y dejar los productos inorgánicos con cobre o azufre sólo para casos de emergencia, siempre respetando las precauciones y los plazos de seguridad.

Espero que os haya resultado útil este post sobre fungicidas caseros y otros anti-hongos naturales. Si conocéis otros fungicidas ecológicos para las plantas del huerto o tenéis experiencia usando alguno de los que vimos hoy, no dudéis en participar usando el hilo de comentarios de abajo, donde también podéis adjuntar fotos de vuestros preparados.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
2 Comentarios
  1. 29 junio 2018
    • 4 julio 2018

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies