Cómo hacer una huerta paso a paso y cultivar tus propios alimentos

¿Quieres una guía fácil para saber cómo hacer una huerta? Hoy veremos de forma resumida los pasos más importantes para montar un huerto en casa desde cero.

Os dejaré también los links a otros artículos con información útil y ampliada sobre los distintos aspectos a considerar para aprender cómo hacer una huerta.

Cómo hacer una huerta en 8 pasos

1. Decide el tipo de huerto

Si tienes un jardín puedes instalar tu huerto directamente en el suelo o en bancales elevados como estos:

cómo hacer una huerta en bancales

Huerta en bancales elevados

Si no tienes tanto espacio o prefieres no agacharte para las labores del huerto, puedes poner mesas de cultivo en la terraza o en la azotea, o incluso instalar un huerto en el patio, un macetohuerto en las ventanas o en cualquier otro lugar… Son muchas las opciones a la hora de elegir los recipientes de cultivo para hacer una huerta (encuentra algunas ideas escribiendo en el buscador de arriba a la derecha la palabra “recipientes”)

2. Elige los cultivos

Hay muchas posibilidades, no sólo las típicas hortalizas y verduras. De hecho, si incluyes en tu huerto flores, aromáticas, setos de frutos rojos o incluso “abonos verdes”, podrás tener muchos beneficios, como el control de plagas y enfermedades. Lo vimos en el post Qué plantas cultivar en el huerto, así que echadle un ojo si queréis más ideas sobre cómo hacer una huerta y qué cultivar en ella.

A la hora de elegir, además de pensar en nuestros gustos, puede ser inteligente pensar en plantas menos comunes en el mercado (y por tanto más caras). Dejo un listado que he sacado del libro “Huerto urbano sostenible” (Pérez y Vázquez, 2013):

  • Plantas fáciles de cultivar y relativamente más caras en el mercado: acelgas, brócoli, calabacín, coles de bruselas, espinacas, frutas del bosque, habas, judías, nabos, puerros, remolacha o tirabeque.

Otras plantas del huerto fáciles de cultivar son, por ejemplo: ajos, cebollas, lechugas, rábanos, acelgas, plantas o hierbas aromáticas y zanahorias.

3. Elige y planifica el riego

Es muy importante planificar el riego en el huerto. Esto es, por ejemplo, colocar las plantas en función del agua que necesitan, agrupando las que necesitan más riego y las que necesitan menos. Eso en el caso de que tengamos un riego automático, ya que si es un riego manual regaremos nosotros mismos en función de las necesidades de cada uno.

También deberemos elegir el tipo de riego en función del agua disponible, el tipo de huerto (en macetas, en bancales, en mesas de cultivo)  y el tiempo que tengamos para dedicarnos a las labores de nuestro huerto.

En el post 6 tipos de riego para tu huerto o huerta podéis ver los principales métodos. Yo siempre recomiendo los sistemas de microrriego con programador, como el goteo, la microaspersión o la cinta exudante, ya que se ahorra mucha agua y son más cómodos y menos “esclavos” a la hora de regar.

4. Decide la colocación de los cultivos

Una de las claves de cómo hacer una huerta bien es elegir de forma adecuada la colocación de los cultivos. Para ello, hay que tener en cuenta varias cosas, como la distancia correcta entre plantas, o la existencia de compatibilidades e incompatibilidades entre las distintas especies.

Por ejemplo, la separación entre plantas de pimientos deberá ser de unos 30-50 cm, sin embargo, las zanahorias pueden estar a unos 10 cm de distancia unas de otras. La distancia de siembra o plantación depende del tipo de cultivo.

También es muy importante conocer las asociaciones beneficiosas y perjudiciales de unas plantas con otras, para poner juntas las plantas “que se llevan bien” y evitar poner cerca las que son incompatibles.

cómo hacer una huerta: asociación de cultivos

Asociación de hortícolas con menta

De año en año, usa la técnica de la rotación de cultivos, es decir, si un año hemos puesto en un bancal hortalizas de fruto como tomates o pimientos, que son plantas bastante exigentes, al año siguiente pondremos en ese lugar otras plantas con menos requerimientos, como las lechugas, o especies que enriquezcan el suelo como las leguminosas.

5. Preparar el terreno: sustrato y abono

Si vas a montar la huerta directamente en el suelo es muy importante arar o remover la tierra con un azadón o, de forma más superficial, con un rastrillo antes de implantar los cultivos.  Esto se hace para eliminar las malas hierbas y esponjar la tierra. Si, por el contrario, tienes el huerto en macetas o mesas de cultivo, deberás comprar sustrato para los recipientes. En este vídeo Álvaro nos contaba algunos consejos sobre los sustratos:

También hay que fertilizar para que las plantas tengan los nutrientes necesarios y que puedan crecer bien y dar buenas cosechas. Hay muchas formas de abonar el huerto, en este link os dejo algunas ideas de fertilizantes o abonos ecológicos y naturales para el huerto en casa. Uno de los más completos es el compost, que, además, se puede elaborar en casa reutilizando las hojas secas, césped cortado, los restos de poda o los restos orgánicos de la cocina.

6. Siembra y plantación

Normalmente, sobre todo para aquellos que se están iniciando en el cultivo del huerto, es mejor hacer primero unos semilleros o planteles en lugar de sembrar directamente en la tierra definitiva. Puedes comprarlos o utilizar recipientes reciclados como hice yo:

cómo hacer una huerta: semillerosDe esta forma germinarán más fácilmente las semillas y podremos controlar y cuidar mejor cada plantita. En el post Como hacer un semillero en el huerto vimos las claves para ir paso a paso con la siembra de semillas para el huerto.

Unas semanas después de la germinación de las semillas (depende de la planta de la que se trate) deberás sacar con cuidado las plantitas de los semilleros (con el “cepellón” o tierra que rodea las raíces), hacer un pequeño hoyo en el terreno o recipiente definitivo e introducir los plantones. Después es muy importante el “riego de plantación”. Álvaro nos da algunos consejos sobre el trasplante en este vídeo:

7. Prevención de plagas y enfermedades y “Lucha integrada”

Este es un aspecto esencial para el éxito de los cultivos. Si quieres un huerto ecológico libre de sustancias artificiales, lo más importante es prevenir las plagas y enfermedades para evitar el uso de insecticidas y fungicidas químicos.

Para ello, puedes usar bioestimulantes para unas plantas más sanas y fuertes, acolchados o mulching para el huerto o cultivar  junto a las hortalizas plantas que, con su olor, repelen plagas y enfermedades, como la albahaca, los tagetes y otras plantas con flores. 

En el caso del cultivo ecológico, es esencial la “lucha integrada contra plagas“, un conjunto de técnicas que mezclan la prevención con varios métodos ecológicos contra plagas y enfermedades, como las trampas para insectos, los preparados o remedios naturales a base de extractos de plantas, o la utilización de insectos beneficiosos o “enemigos naturales de las plagas”.

8. Labores de cultivo

Escardar los cultivos es una labor muy beneficiosa para la mayoría de las hortalizas y verduras del huerto. La escarda consiste en remover la tierra con un rastrillo o azadón pequeño. Para algunas labores de cultivo como esta hay herramientas básicas que no pueden faltar en tu huerto (descubre cuáles son poniendo la palabra “herramientas” en el buscador del blog, arriba a la derecha).

Otra labor que se recomienda en algunas especies de hortícolas es la poda. Podar las tomateras, las plantas de pimiento, o de calabacín, es muy bueno para tener mejores cosechas. Con la poda, se suelen conseguir frutos de mejor calidad y más grandes. (Si quieres algunos tips sobre esto también tenemos algunas entradas en el blog sobre la poda de distintas plantas).

La última labor de cultivo es la cosecha. La recogida de la cosecha se debe realizar en el momento óptimo de maduración, que depende de cada tipo de planta. Hay algunas hortícolas de las que sacarás incluso más de una cosecha en cada temporada, y otras que incluso te pueden durar varios años, como las aromáticas. Utiliza las tijeras de poda e instrumentos adecuados y corta la hortaliza o verdura sin dañar el resto de la planta.

La forma de cosechar es distinta para cada tipo de hortalizas, así que echa un ojo a nuestras fichas de cultivos si te quieres informar sobre alguna planta en concreto.

Cómo hacer una huerta ecológica

Ya hemos visto a lo largo del post  algunas claves del cultivo ecológico (como la lucha integrada), pero si quieres más información sobre cómo hacer una huerta ecológica te recomiendo que eches un ojo a la entrada Cómo hacer un huerto ecológico y sostenible, donde encontrarás más ideas para sustituir el uso de fertilizantes e insecticidas químicos por otros métodos ecológicos. 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
3 Comentarios
  1. 30 octubre 2017
    • 1 noviembre 2017
    • 1 noviembre 2017

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies