Información verificada

¿Cómo Entutorar plantas del huerto? | Tipos de tutores para tomates

Publicado: 29/08/2019 - Actualizado: 05/08/2020

Hoy veremos varios tipos de tutores para tomates y otros cultivos. La técnica de entutorar plantas no es necesaria en todos los cultivos del huerto, pero sí es importante en aquellos que alcanzan cierto tamaño, como las tomateras, o las plantas de pimientos, pepinos, judías o berenjenas.

El entutorado o tutorado es un de una de las principales labores de cultivo para cuidar las plantas del huerto. Navega por el post para descubrir las ventajas del entutorado y los tipos de tutores para tomates, para entutorar pimientos o para árboles frutales.

¿Qué es el entutorado y qué plantas necesitan tutores?

El entutorado de cultivos es una técnica que consiste en colocar unas guías en posición más o menos vertical con el fin de que los tallos de las plantas sigan esa dirección de crecimiento. Los tallos apoyan parte de su peso en los tutores evitando así su rotura por el peso de las ramas y los frutos.

Las guías o tutores pueden ser de diversos materiales y pueden estar sujetas/clavadas en el suelo o colgando de alguna estructura colocada en la parte alta de los cultivos.

El entutorado no es necesario en plantas de porte bajo como hortalizas de hoja (coles, lechugas, espinacas, acelgas…), ni tampoco en bulbos, raíces y tubérculos como cebollas, ajos, puerros, zanahorias o patatas.

Podemos, incluso, prescindir del entutorado de plantas en unas pocas variedades de tomates y pimientos de mata baja… Aunque lo cierto es que en la mayoría de las hortalizas de fruto será necesario el entutorado si no queremos que se doblen los tallos y se vea comprometida la cosecha.

Abrazadera de cuerda para entutorado de tomates

Los tutores para pimientos, tomates o berenjenas y el entutorado de legumbres y cucurbitáceas trepadoras como las judías, las habas, los pepinos o las calabazas difiere ligeramente.

La diferencia es que los tutores para tomates, pimientos y otras solanáceas deberán sujetarse a los tallos de las plantas mediante un sistema de atado con cuerdas, hilos u otro material que se use para «abrazar» el tallo de la planta junto con el tutor (importante dejarlo holgado, que no estén demasiado pegados el tutor y la planta).

Entutorado sencillo con cuerda en planta de tomate

Si vamos a usar tutores flexibles como cintas de plástico o cuerdas para entutorar tomates o pimientos, debemos ir enrollándolos alrededor del tallo en forma de espiral a medida que va creciendo la planta.

Por el contrario, en el caso de leguminosas como las judías o de cucurbitáceas como pepinos o calabazas esto no será necesario ya que se trata de plantas trepadoras. Gracias a sus zarzillos, las plantas se irán enroscando a los tutores sin necesidad de que las sujetemos.

Entutorado para tomates con cintas de plástico (izq.)
Detalle de entutorado de pepino con zarzillos enroscados en la cuerda (dcha.)

Otras plantas que necesitan tutores son los frutales durante sus primeros años de desarrollo. El entutorado de frutales ayudará a guiar su crecimiento verticalmente y evitar que vientos fuertes o la tendencia del terreno causen que los árboles crezcan torcidos.

✅ Ventajas de entutorar tomates

  • Los tutores evitan que la planta se tumbe con el viento o las tormentas.
  • El entutorado de la tomatera sostiene el peso de la planta durante todo el cultivo y evita que, por la debilidad de los tallos, éstos lleguen a doblarse o a troncharse debido al peso de las ramas o los frutos.
  • Favorece la aireación entre las hojas y ramas reduciendo así el riesgo de que aparezcan hongos en las plantas del huerto.
  • La planta está más extendida, por lo que los rayos del sol llegan mejor a todas las hojas y esto se traduce en un mejor y más rápido desarrollo de flores y frutos que favorece que se adelante la cosecha.
  • Se facilitan las labores de cultivo que hay que realizar para el cuidado de las plantas del huerto, haciendo más cómodo el paso entre las plantas para los tratamientos fitosanitarios, la poda o la cosecha.

▷ Cómo entutorar plantas del huerto: Tipos de tutores para tomates

A continuación veremos varias formas de entutorar tomates, pimientos y otras plantas del huerto.

Para hacer el entutorado de las plantas se pueden usar varios tipos de tutores: rígidos o flexibles. Entre los rígidos destacan los palos o varas de madera, las cañas de bambú, las barras de acero corrugado, etc. Como tutores flexibles podemos usar cuerda de plástico o de rafia, alambre o, incluso, bolsas de plástico recicladas (ver artículo de Materiales reciclados para el huerto).

1. Tutores sencillos con varas o estacas

Es quizás la forma más sencilla de entutorar. Se utiliza un tutor vertical rígido para cada planta. El tutor debe clavarse en el suelo a una profundidad suficiente para que se mantenga estable.

Entutorado de plantas en maceta.

Este es uno de los sistemas más comunes para el entutorado de plantas en maceta.

2. Tutorado sencillo con cuerdas o cintas

Con este tipo de entutorado también se usa un tutor por planta. En este caso los tutores son flexibles (cintas de tela o de plástico, cuerdas…) que deben sujetarse a alguna estructura superior y caer hacia abajo para atarse a la base del tallo de la planta.

En el caso del entutorado para tomates que se ve en la foto, en primer lugar se ha montado la estructura base con ayuda de varias estacas o palos con final «en V» (que se clavan en el suelo) sobre los que se han apoyan los soportes horizontales. A esta estructura horizontal de palos paralelos a las líneas de cultivo se atan las cuerdas o hilos (una por planta) que después se sujetarán a la base del tallo.

3. Entutorado de malla o en espaldera

El tutorado en espaldera normalmente se hace con tiras de plástico, cuerdas o alambre, pero también se puede hacer con varas rígidas de pequeño diámetro. Los tutores se disponen en forma de cuadrícula (unos en sentido horizontal y otros vertical).

Entutorado tipo malla o espaldera hecho con cuerdas recicladas

Con este tipo de entutorado se pretende que las ramas que portan los frutos apoyen sobre las guías horizontales descargando el peso sobre la malla. Si no se quiere hacer un tutorado casero, se pueden comprar mallas para entutorar ya hechas (importante comprar o fabricar una estructura soporte -como la que se ve en la foto- para sujetar la malla)

4. Entutorado en pirámide (tutores en forma de Tipi o tienda india)

Para hacer un entutorado de tomates en forma piramidal se colocan tres o cuatro cañas o varas clavadas en el suelo (a una altura de 1.2-1.8 metros, en función del tamaño que alcanzará la planta) y se unen por la parte superior con esparto o rafia.

Cultivo de judías con tutores piramidales

Este sistema se adapta muy bien a la poda de tomateras que deja un solo tallo o guía por planta. Las plantas se apoyan o atan cada una a una caña o tutor y, cuando crecen, cubren el espacio entre ellos formando una especie de cono como los que se ven en la foto de arriba.

Para entutorar judías verdes, habas, guisantes y otras trepadoras se pueden poner también tutores o guías horizontales (de cuerda o plástico o tutores rígidos) que abracen los tutores principales para que las ramas se enganchen también en esa dirección.

5. Tutorado en capilla o en caballete

Este entutorado consiste en colocar una serie de palos o cañas clavadas en las líneas de las tomateras. Las varas de dos líneas consecutivas de plantas se unen en la parte superior (cada una con la correspondiente de la fila opuesta) inclinándolas hacia el centro del surco que se queda entre ellas.

Entutorado en capilla

Sobre estas cañas se colocan una o varias filas de cañas horizontales (con una separación de unos 50 cm centímetros) que se atan a las cañas verticales.

Espero que este post sea de utilidad. Estas son sólo algunas formas de entutorar tomates, ¿conoces otras? Si es así puedes contarnos acerca de otros tipos de tutores en el hilo de comentarios de abajo.

Referencias

Revisado por: Prof. Dr. Luis Ruiz García el 05/08/2020

Acerca del autor
  • Lucia Muñoz

    Ingeniera Agrónoma por la Universidad Politécnica de Madrid. Especialista en agricultura urbana y horticultura. Realizó sus estudios en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica, Alimentaria y de Biosistemas de la Universidad Politécnica de Madrid.
    Gracias a sus experiencias en otros países, como Reino Unido y China, hemos podido conocer de primera mano cómo son la Naturación y la Agricultura Urbana en otras partes del mundo. Perfil en Google Académico.

4 Comentarios a “¿Cómo Entutorar plantas del huerto? | Tipos de tutores para tomates”
  • Irene dice:

    Buenas tardes:
    En mi humilde opinión, el tomate es uno de los frutos más difíciles de entutorar. A priori, parece fácil pero no lo es por varios motivos: necesita mucha aireación y suficiente separación entre plantas y surcos porque luego se juntan unas con otras y acaban enfermando. No soy nada partidaria de entutorar juntando las cañas por arriba e ir poniendo barras según crecen. Prefiero un tutor o dos por planta. Es solo una opinión, no digo que sea la correcta

    • Lucia Muñoz dice:

      Hola Irene!
      Muchas gracias por tu opinión y por tus consejos. Estoy de acuerdo contigo, la mayorías de las plantas de tomate se ponen muy frondosas y es necesaria bastante separación.
      En nuestro huerto (que es la imagen del punto 2) ponemos un solo tutor vertical por planta, y los colocamos bastante separados.
      También es cierto que todo depende de la variedad de tomate, y que hay otros de mata baja que no necesitan tanto espacio.
      Además de la separación y los tutores adecuados, es muy positivo para una mejor aireación y para que los frutos sean más grandes y abundantes, hacer una buena poda y otras labores como el despuntado. Todo suma para un huerto sano 🙂
      Gracias por tu aportación, esperamos seguir leyéndote! Saludos

  • minuto dice:

    Hola:
    Me viene de «perillas»(frase que usamos para decir que algo nos va muy bien,no sé si aún se utiliza) este artículo.
    Mis semillas, que se están convirtiendo en árboles, ya empiezan a necesitar » tutores».
    Así que , a estudiar el tema.
    Gracias mil.
    Un abrazo de paz.
    minuto

    • Lucia Muñoz dice:

      Hola Minuto! Yo lo de «me viene de perillas» no lo había oído (sí una expresión un poco más burda similar jaja) pero se te entiende..
      Me alegro mucho de que te sirva este post. Ya nos contarás qué tal vas con tus frutales y, si quieres, puedes mandarnos fotos de los entutorados.
      Gracias a ti por contarnos. Un abrazo!