Blanqueo de hortalizas: Todo lo que debes saber

Publicado: 23/05/2016 - Actualizado: 04/03/2021

Hola Agrohuerters!,  como bien dice el título de hoy vamos a hablar sobre una nueva técnica que cada vez se utiliza más en la agricultura convencional, pero se conoce muy poco en agricultura urbana y estamos hablando del blanqueo de hortalizas.

¿Qué es el blanqueo de hortalizas?

El blanqueo de hortalizas es una técnica  muy utilizada sobre todo en las hortalizas de hoja, así como  todo tipo de lechugas, escarola, apio etc.

El principal objetivo es hacer que las hojas  interiores sobre todo  queden de color lo más blanco posible en vez del color típico verde oscuro. Esto se consigue evitando que  el sol le llegue a incidir en las zonas que queremos hacer que sean más blancas.

¿Por qué blanquear las hortalizas?

Principalmente se usa esta técnica porque las hortalizas quedan mucho más tiernas y jugosas. Además están más limpios lo que supone una  gran ventaja a la hora de lavar

Fuente: Davesgarden.com

los productos antes de consumirlos, ya que nos llevará menos tiempo.

Cómo blanquear las hortalizas

Existen diferentes métodos para hacer el blanqueo de hortalizas. Tradicionalmente se ha realizado cubriendo el vegetal con tierra; pero esto perjudica la planta ya que la ensucia y lo que se busca entre otras cosas  es que incluso esté más limpia la planta. Otro punto negativo es que la planta puede contraer una enfermedad por estar toda ella en contacto con la tierra, pero se ha hecho así por es un método muy barato.

Actualmente se usan otros métodos como son los siguientes:

Atado

Atado: esto se hace con gomas elásticas, es un método muy utilizado para las lechugas. Se tiene que atar planta por planta. El problema es que sólo se blanquean  las hojas interiores, las externas no.

Separación entre plantas

Separación entre plantas corta: Lo que se quiere con este método es hacer la siembra o trasplante, dejando el mínimo espacio entre plantas, para que así estén tan juntas o pegadas unas a otras que no pueda penetrar la luz del sol. Esto se especialmente en apio, porque funciona muy bien. Los inconvenientes son  que pueden contraer enfermedades  o plagas más rápidamente o que si una planta la contrae las demás se contagian aún más rápido.

Papel

Papel: Con papel blanco se cortan trozos suficientemente grandes y se colocan rodeando la planta, para unir los dos extremos se puede hacer con celo. Tiene dos inconvenientes, el primero es que si llueve se deshace el papel, y el segundo, que es un trabajo tedioso colocarlo en todas las plantas, sobre todo si es un huerto de grandes dimensiones.

Sombreros de plástico

Sombreros de plástico: Esto es muy utilizado en el cultivo de escarola, en el cuál es muy complicado de atar las plantas  o de juntarlas, ya que perderían calidad. Los “gorritos o sombreros” son una semiesfera de plástico con  un agujero en la parte superior, que se le llama chimenea. Suelen ser de color blanco para que la planta  no se caliente y  llegue a quemarse.

La principal función de la chimenea es que la planta realice  el intercambio de gases es decir pueda “respirar” y así tampoco se caliente del todo. Una de las grandes ventajas de esta técnica es que se colocan muy rápido en las plantas.

Se podría sustituir cada gorrito por un plástico que cubriera todas a la vez, lo cual es mucho más económico y  reduce el trabajo, pero sufren algo más. Si optáis por esta última opción es aconsejable que en verano el plástico sea blanco y en invierno negro.

Variedades específicas

Variedades específicas: En el mercado existen ya variedades que se “autoblanquean”,  es decir que no llegan a ponerse  por sí mismas del todo verdes. Esto es una ventaja en todos los sentidos, porque realmente no haría falta hacer nada. Pero el único inconveniente es  el precio de las semillas que puede ser un poco elevado. Un ejemplo de ello es el apio amarillo (Golden spartan).

¿Cuándo blanquear las hortalizas?

El blanqueo se realiza, aproximadamente una  o dos semanas antes de la recolección. No se puede realizar antes porque la planta sería muy pequeña y necesita un tiempo determinado para crecer. Por lo que sólo se puede hacer cuando ya tiene un cierto tamaño y es adulta, así también aguanta mejor el calor, porque al ponerle un cuerpo extraño se retiene más calor en el interior de la planta.

Todos son métodos 100% ecológicos, dónde la planta no sufre y fáciles de hacer de forma casera. Para el huerto urbano, lo más recomendable es el papel, porque es muy fácil de conseguir y barato, incluso se puede utilizar reciclado, y si no se ha estropeado por las lluvias u otras razones se puede reutilizar en la siguiente cosecha.

Así que Agrohuerters os invito a que utilicéis esta nueva técnica del blanqueo de hortalizas, ya que es muy fácil de introducir en la planificación de vuestro huerto , no requiere de mucho tiempo  para los huertos urbanos o macetohuertos y por otro lado disfrutaréis más de la textura de la hortaliza a la hora de comerla. Un saludo y hasta la próxima!

Revisado por: Prof. Dr. Luis Ruiz García el 04/03/2021

Acerca del autor
  • Elena

    Graduada en Ingeniería Agrícola y Máster en Ingeniería Agronómica por la Universidad Politécnica de Madrid. Es especialista en el cultivo de plantas en huertos urbanos. Este es su Linkedin.

2 Comentarios a “Blanqueo de hortalizas: Todo lo que debes saber”
  • choli fernandez dice:

    muy interesante el blanqueo de hortalizas , principalmente del apio. Saludos desde Cordoba Argentina

    • Lucia Muñoz dice:

      Hola Choli! Sí, a mi también me pareció muy interesante esta técnica de la que nos habló Elena! Gracias por tu aportación! Tú lo has hecho alguna vez?