La berenjena blanca: ¿Cómo salvar a una hortaliza en extinción?

¡Hola a todos agrohuerters! En el artículo de hoy vamos a hablaros sobre una hortaliza muy especial: la berenjena blanca. Normalmente, estamos acostumbrados a ver la berenjena morada en los supermercados y mercados de nuestras ciudades. Sin embargo, gracias a proyectos de recuperación y protección de esta variedad podemos tener la suerte de disfrutarla. A continuación, os contamos todas las curiosidades sobre este cultivo.

Proyecto de recuperación y protección de la berenjena blanca
Proyecto de recuperación y protección de la berenjena blanca (Fuente: Carrefour)

1. Origen de la berenjena blanca

La berenjena (Solanum melongena) pertenece a la familia de las solanáceas y es una planta herbácea anual. Esta hortaliza procede de la India y actualmente, junto con China, es uno de los países más productores de berenjena. Su nombre procede de la palabra árabe «al-badhinjan«.

Al principio, como ocurrió con otros cultivos, no fue muy aceptada en la sociedad ya que se asociaba con determinadas enfermedades. Sin embargo, con el paso de los años se fue cultivando en muchos países de todo el mundo hasta ser actualmente una de las hortalizas más consumidas.

En concreto, la berenjena blanca se trata de una variedad tradicional procedente de una zona de Barcelona llamada Bages.

2. Características y diferencias con la berenjena morada

  • La berenjena blanca presenta un sabor dulce, más suave que el de la berenjena morada.
  • El ciclo de cultivo es más corto.
  • El contenido energético es bajo ya que el 90% de esta hortaliza es agua.
  • Presenta una piel lisa y brillante. Puede presentar varios colores: morado, blanco, púrpura, negra, amarilla, roja, etc.
  • La berenjena blanca suele ser algo más pequeña y abombada que la morada.

A continuación, podéis observar en la imagen unas plantas de berenjenas blancas:

Planta de berenjena blanca
Planta de berenjena blanca (Fuente: Carrefour)

3. Proyectos de recuperación de la berenjena

La berenjena blanca es especial ya que es un cultivo que sufrió una drástica disminución durante el siglo XX y estuvo a punto de desparecer. Sin embargo, gracias a proyectos locales lograron recuperarlo.

A partir del año 2009, la Fundación Alícia, junto con el Gremio de Hostelería y Turismo del Bages y la Despensa del Bages (formado por el Consejo Comarcal y el Ayuntamiento de Manresa) contribuyeron a la re-introducción de dicho cultivo en los mercados y restaurantes.

Hoy en día Carrefour ha lanzado de nuevo una campaña de Crowdfounding en España para proteger la berenjena blanca comercializándola de forma exclusiva. Los propios clientes de Carrefour han podido financiar este proyecto (estimado en 3000 euros) y ese dinero se les devolverá en forma de un cheque ahorro y una cesta de berenjenas.

Carrefour se ha apoyado en Verdcamp Fruits, empresa hortofrutícola de Cambrils, encargada de producir esta hortaliza y en la plataforma de crowdfounding «lánzanos.com«.

4. Cómo cultivar berenjena blanca paso a paso

Una vez que conocemos su historia y sus características vamos a aprender cómo cultivarla en nuestros huertos.

4.1. Siembra

Tras una buena preparación del terreno estaremos listos para sembrar nuestras berenjenas. La siembra suele realizarse a finales de mayo.

La distancia entre las plantas será de 80 a 90 centímetros y la distancia entre surcos de aproximadamente 1’20 centímetros.

Por el contrario, sino tenéis un huerto podéis también cultivarlas en macetas siempre y cuando estas sean mayores de 25 centímetros de diámetro. Si queréis más información sobre cómo cultivar en lugares con poco espacio podéis consultar este artículo: Huerto en jardineras: cómo hacer un huerto en poco espacio.

4.2. Necesidades del cultivo

Una vez que nuestro cultivo empieza a desarrollarse debemos de prestar atención a los siguientes puntos:

  • La planta de berenjena soporta bien las temperaturas elevadas, siendo su temperatura óptima entre 25 y 30 grados.
  • Necesita mucha luz para desarrollarse por lo que no debemos de colocarla en lugares sombríos del huerto.
  • Las necesidades de riego varían en función del estado de la planta. Justo después de la siembra o trasplante las necesidades serán mayores (siempre sin encharcar el suelo). Luego pasaremos a riegos más espaciados hasta el momento de la floración y salida de frutos que regaremos cada dos días o diariamente.
  • Durante el crecimiento de la planta es importante eliminar los chupones y realizar un aclarado para favorecer su aireación y entrada de luz.
Planta de berenjena blanca
Planta de berenjena blanca (Fuente: Carrefour)

4.3. Plagas y enfermedades más importantes

La berenjena no se libra de las plagas y enfermedades. Os voy a dejar por aquí una lista de las plagas y enfermedades más importantes de la berenjena pero si queréis conocerlas más al detalle podéis leer el artículo donde hablamos específicamente de todas ellas.

Plagas de la berenjena:

  • Escarabajo de la patata
  • Orugas en la berenjena
  • Pulgones (Aphis fabae, Aphis gossypii y Myzus persicae)
  • Mosca blanca en las hojas de la berenjena
  • Araña roja
  • Trips de las flores
  • Nemátodos (Meloidogyne, Heterodera,…)

Enfermedades de la berenjena:

  • Mildiu de la berenjena
  • Alternaria o negrón de la patata
  • Verticilosis

Además también pueden tener problemas de virus.

Escarabajo de la patata. Leptinotarsa decemlineata
Escarabajo de la patata. Leptinotarsa decemlineata

4.4. Cosecha

Por último, el momento adecuado para cosechar nuestras plantas será a finales de mayo o a principios de junio. Un truco para saber si nuestras berenjenas están maduras o no será hundir un poco el dedo en ellas. Si la berenjena está madura, al hundir el dedo ésta vuelve a recuperar su forma anterior. El tamaño de las berenjenas no indican madurez.

Una vez cosechadas ya estarán listas para formar parte de todas vuestras deliciosas recetas. ¿Alguien las ha probado ya?

Berenjena blanca, una hortaliza en proyecto de recuperación.
Berenjena blanca, una hortaliza en proyecto de recuperación. (Fuente: Carrefour)

5. Recetas con berenjena blanca

No podemos terminar el artículo sin pensar en comer nuestras berenjenas así que os dejo algunas ideas para degustarlas:

  • Rellenas de queso y salsa boloñesa
  • Horneadas con queso fundido
  • Fritas y con miel

Referencias

Esto es todo por hoy agrohuerters, espero que os haya gustado este artículo sobre la berenjena blanca y que a partir de ahora tengáis la oportunidad de cultivarla en vuestros huerto o de probarla en algún restaurante.

¡Nos vemos en el próximo artículo! 🙂

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…

Artículos Relacionados

3 Comentarios
  1. 30 septiembre 2019
  2. 16 septiembre 2019
    • 22 septiembre 2019

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies