Cómo Cultivar Ajo en el Huerto: Desde la siembra hasta la cosecha

Publicado: 16/11/2015 - Actualizado: 22/03/2019

Hoy os daré algunos consejos sobre cómo cultivar ajo en el huerto.  En el hemisferio Norte estamos en Otoño, así que este post os vendrá perfecto si estáis comenzando a planificar el huerto con cultivos de invierno como es este.

El ajo o Alium sativum es una hortaliza de bulbo de la familia de las liliáceas, como la cebolla, las cebolletas o el puerro. Es poco exigente y fácil de cultivar. Vamos a ver cómo hacerlo!

Beneficios del ajo

Caracterizado por su sabor fuerte y un poco picante, además de ser un ingrediente básico en la cocina mediterránea, también se usa en platos de otras partes del mundo como condimento o crudo en vinagreta. 

Es bueno para la salud y es muy apreciado nutricionalmente por su alto contenido en sales minerales y en vitaminas. Por eso y por sus propiedades antibióticas y antifúngicas, el ajo es usado como planta medicinal y curativa, y también se usa en Agricultura Ecológica para la preparación de remedios caseros para problemas del huerto, como los que vimos en el post 3 remedios naturales contra plagas y enfermedades.

Clima y suelo adecuados para cultivar ajos

El ajo es una hortaliza muy poco exigente, que no requiere un suelo muy húmedo ni rico en nutrientes (no hará falta abonarlo). 

Aunque requiere bastante sol, no es exigente en cuanto a la temperatura, soportando bien el clima frío (por cierto, dicen que cuanto más frío más picante será el ajo).

Sembrar ajo: cuándo y cómo

Se siembran enterrando directamente los dientes de ajo en el terreno. Puedes empezar plantarlos desde mediados de otoño (Octubre-Noviembre en el hemisferio norte), aunque también se pueden realizar siembras tardías unos meses más tarde.

No debes usar los dientes pequeños del centro del bulbo si no los del exterior (y no los de ajos del supermercado porque normalmente no dan fruto, usa ajos de cosechas de algún huerto o adquiérelos en centros de semillas u otros centros especializados).

Separa los distintos dientes de ajo del bulbo justo cuando vayas a sembrar, y entiérralos con la parte puntiaguda hacia arriba a una profundidad de de unos 3-5 cm (según lo grande fuera el bulbo). Deja una distancia entre dientes de más de 10 cm y entre las hileras deja 25-30 cm.

Si tienes un macetohuerto puedes incluir en él el ajo: no hay problema para su cultivo en macetas. Una maceta de 15 x 15 cm será suficiente  para un diente de ajo.

Asociaciones favorables y desfavorables del ajo con otras plantas del huerto

El ajo se asocia bien con casi todas las plantas del huerto y es beneficioso porque repele algunos insectos que pueden convertirse en plaga, como la mosca de la zanahoria o el pulgón. También ayuda a prevenir hongos como el mildiu,  la pudrición de la fresa y enfermedades que pueden afectar al tomate (si quieres más efectividad puedes hacer preparados caseros con ajo para evitar estas plagas y enfermedades).

Asociación de ajos y lechugas

Por todo esto la asociación del ajo con zanahorias, tomates, fresas y otras muchas plantas del huerto es posible y recomendable. Otra buena asociación es la de ajos y cebollas con lechugas, acelgas o remolachas, etc. ya que te ayudará a aprovechar el espacio: todos estos cultivos crecen horizontalmente y los ajos verticalmente (este es otro de los criterios que vimos en el post Asociación de cultivos para elegir las asociaciones de nuestro huerto).

Los únicos cultivos que no se asocian bien con el ajo son las leguminosas como las judías.

Riego necesario para los ajos

Es poco exigente, bastará con regarlo en primavera y principios de verano durante los periodos secos ya que este es el momento de formación del bulbo y es cuando más agua necesita.

Cuando las hojas empiecen a secarse  no lo riegues para evitar que se pudra  y para recogerlo lo menos húmedo posible.

Plagas y enfermedades del ajo

El ajo no suele tener muchos problemas con plagas y enfermedades (ya os dije que es fácil de cultivar y esta es una de las razones).

Se pueden ver afectados por algunos hongos como la podredumbre blanca de la cebolla, la roya o la botritis, pero si tienes un buen manejo y acciones preventivas contra los hongos del huerto no tendrás ningún problema. También la mosca de la cebolla, el gorgojo o los nematodos pueden afectarle pero no es algo muy común, de todas formas es mejor que estés prevenido.

Labores de cultivo

Conviene escardar de vez en cuando y dejar un suelo bien mullido para  que  el bulbo crezca sin dificultad y también para luchar contra las malas hierbas (debido a su pequeño tamaño, la competencia del ajo con las estas plantas puede ser un problema).

También hay una práctica muy extendida que es el pisado o atado del ajo: consiste en hacer un nudo con la parte aérea de la planta o pisarla aplastándola contra el suelo.

Esto se hace casi al final del cultivo para que el agua y los nutrientes no se desperdicien yendo hacia las hojas y se queden más concentradas en la parte de abajo, donde está el bulbo, que es lo que nos interesa.

Cosecha o recolección del ajo

A finales de primavera o en verano, cuando los ajos están listos, las hojas empezarán a secare se volverán amarillas. Cuando estén completamente secas puedes desenterrar los ajos (con ayuda  de una pala si el suelo está muy compactado). Quita todas las raíces, la tierra y las hojas y extiéndelos en una bandeja para que se sequen bien antes de almacenarlos.

Revisado por: Prof. Dr. Luis Ruiz García el 22/03/2019

Acerca del autor
  • Lucia Muñoz

    Ingeniera Agrónoma por la Universidad Politécnica de Madrid. Especialista en agricultura urbana y horticultura. Realizó sus estudios en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica, Alimentaria y de Biosistemas de la Universidad Politécnica de Madrid.
    Gracias a sus experiencias en otros países, como Reino Unido y China, hemos podido conocer de primera mano cómo son la Naturación y la Agricultura Urbana en otras partes del mundo. Perfil en Google Académico.

19 Comentarios a “Cómo Cultivar Ajo en el Huerto: Desde la siembra hasta la cosecha”
  • Miguel dice:

    Hola. tengo un macetohuerto donde sembré ajos en cubas de 50 x50 en el mes de octubre, ahora que se están secando las hojas veo que los tallos son muy delgados y los bulbos no engordan, son muy pequeños aunque las cabezas que utilicé eran bien hermosas y les puse ceniza por el mes de febrero. ¿Qué puedo hacer para que engorden?

  • Cristóbal Baca Díaz dice:

    Hola Lucía, Un gusto conocerte. Me llamo Cristobal Baca, soy originario de Managua, Nicaragua y desde hace unos seis meses he empezado a la siembra y el cuido de mis plantitas, (papayas, cítricos, aguacates a partir de la semilla, experimentando con Cacctus y Suculentas, así como Plantas enanas ó Bonsai) todo en forma artesanal) pero hoy, comienzo a sembrar ajos y dado que los has ilustrado perfectamente, comenzaré sembrando en macetas para darle el seguimiento adecuado. Si me respondes, te enviaré fotos de mis pequeños avances.

    • Lucia Muñoz dice:

      Holal! 🙂 Ya vi también tu otro comentario y te contesté hace un rato. Siento el retraso… pero estas semanas han sido muy estresantes y no he podido meterme antes…
      Gracias por contarnos!! Y qué bien que te hayas animado a cultivar 🙂 Como irás viendo, las tareas en el huerto y el jardín resultan muy gratificantes, en mi opinión cuidar las plantas ayuda a relajarse y a sentirse mejor (además de poder disfrutar después de una deliciosa cosecha, claro!).
      En este link te dejo un post sobre cultivos para principiantes, donde verás algunas opciones para rellenar tu huerto con plantas fáciles de cultivar: https://www.agrohuerto.com/7-plantas-de-huerto-para-principiantes/
      Mándanos tus fotos y comentarios siempre que quieras! Y también puedes seguirnos en Facebook y Twitterpara enterarte de cada nuevo post semanal!
      Un saludo Cristobal!

  • carlos dice:

    Bien, muy bien ha resuelto mis dudas.

    • Lucia Muñoz dice:

      Hola Carlos! Cuánto me alegro! Que bien que te sirvan nuestros artículos 🙂 Gracias por hacérnoslo saber. Un saludo

  • Eliel Souza dice:

    Rua Monsenhor Augusto Franklin
    Hola, soy Eliel de Souza. Vivo en Natal,
    Brasil. Me gustaría recibir información sobre la producción de ajo negro saludos

    • Lucia Muñoz dice:

      Hola Eliel! Mira, en este link encontrarás un post sobre el ajo negro y tiene también un montón comentarios de gente que lo hace en su casa o sabe dónde comprar el material. Espero que te sirva! 😉 Saludos!

      • Eliel de Souza dice:

        Muchas gracias Lucia, por la información proporcionada. Saludo!!

  • Renny dice:

    En la mayoría de las entradas sobre frutos y su cultivo, falta especificar los tiempos y etapas de crecimiento y cosecha.

  • Mary Ramirez dice:

    La verdad me intereso
    mucho sobre el cultivo , y me quedé asombrada sobre como cultivarlo gracias

    • pilar dice:

      ¡Hola Mary! La verdad es que, como tu dices, es un cultivo muy interesante. Lucía nos ha resumido muy bien cómo cultivarlo en nuestros huertos y macetas.
      Un saludo 🙂

  • Álvaro Pérez dice:

    Pues mira, este cultivo aún me falla… Pero con estos consejos del próximo año no pasa ! Buena info Lusi !

    • Lucia Muñoz dice:

      Gracias Awaro! Espero un nuevo vídeo en Youtuve de Agrohuerto TV en cuanto tengas tu experiencia con el cultivo de ajo. Saludooos!

  • Luci4na dice:

    Una vez tuve un ajo que comenzó a brotar, pero no super como debia seguirlo conservando y finalkmente murió, pero ahora ya lo tengo todo mas claro, gracias.

    • Lucia Muñoz dice:

      De nada Luciana, me alegro de haberte ayudado! 😉

      • Luci4na dice:

        Si, me has ayudado mucho, ya se ahora como debo hacer cuando vuelva a tener un brote de un ajo. Saludos

  • UsayTomato dice:

    Muy interesante lo de la asociación de cultivos con el ajo. Para conseguir ajetes tiernos se ha de plantar otra especie o simplemente se recoge temprano el ajo?
    Saludos!

    • Lucia Muñoz dice:

      HolA USAY! no es otra especie, la planta del ajo y la de los ajetes tiernos es la misma. Como dices, están recogidos ante. Son los tallos jóvenes cortados antes de que se forme la cabeza de ajo, de hecho si arrancamos el tallo aún se puede ver el diente inicial.