Semilleros caseros para Principiantes

Muy buenas a todos Agrohuerters ¡

A todo el mundo le gustaría tener su huerta en la terraza o simplemente en unos tiestos dentro de casa, pero creo que a la mayoría la propia idea puede llegar a asustaros… Es mucho trabajo, no tengo espacio, no va a salir bien, se las va a comer el perro etc… Son todo excusas que os apartan de disponer de vuestros propios alimentos sin ni siquiera llegar a intentarlo.

Yo hoy vengo a animaros a que sembréis un semillero en casa, vamos a empezar por algo pequeño, nada de cosas estrafalarias, no pretendemos ser los reyes de la huerta urbana simplemente vamos a sembrar algunas plantas nuevas que a la larga nos aportarán más beneficios que una planta ornamental.

Semilleros en casa

Cómo os he dicho antes, vamos a empezar por algo pequeño, sólo vamos a sembrar algunas especies que podamos manejar de manera adecuada en el interior del hogar. Si salen estupendo, ya veremos en otros artículos los cuidados necesarios para controlar su crecimiento de manera adecuada y que nuestra casa no se convierta en una jungla tropical. Si no salen, pues no pasa nada… Podemos volver a intentarlo con otra especie o repetir el semillero, semillas hay a puñados…

Qué es recomendable sembrar en casa:

Tanto si el destino “final” de vuestro semillero es el cultivo en macetas dentro de casa o en una superficie mayor, en una terraza, hay algunas especies que debemos descartar completamente por simple sentido común. Melones, sandías, calabazas, calabacines etc. Plantas cuya mata se expanda mucho y necesite un espacio del que no disponéis, lo mismo ocurre con plantas que crezcan mucho en altura…

Por ejemplo, la variedad de tomate Balkonstar va genial para lo que os he comentado. Fuente: shop.mein-schoener-garten.de

Por ejemplo, la variedad de tomate Balkonstar va genial para lo que os he comentado. Fuente: shop.mein-schoener-garten.de

Yo os recomiendo que, y me reitero, empecéis por algo sencillo, unos tomates cherry, unos pimientos del padrón, unas zanahorias, cebollas, lechugas, judías de mata baja… Cosas que germinen fácilmente y que con las podas adecuadas no se os desmadren.

Dónde sembrarlo:

Aquí no existe ningún recipiente estrella y sólo manda vuestra imaginación. Lo que tengáis por casa vale ya sean tuppers, maceteros o vasos de plástico, vasitos de papel, cartones de huevos etc… No os compliquéis la vida lo más mínimo. Los tipos de macetas que hay y cómo elegir la más adecuada para el posterior trasplante ya es otra historia que ahora mismo no nos interesa.

Yo por ejemplo utilicé tanto macetas de plástico cómo unos vasos de papel. Hay muchos materiales viables.

Yo por ejemplo utilicé tanto macetas de plástico cómo unos vasos de papel. Hay muchos materiales viables.

Lo único imprescindible es que el recipiente tenga un(os) agujero(s) en la parte inferior para facilitar el drenaje y que el agua no se estanque. Es también recomendable que tengan un alto de 5 a 10 cm dependiendo de cuánto tiempo los queréis mantener una vez germinen antes del trasplante definitivo.

El sustrato:

Una vez tenemos nuestro recipiente escogido, es importante elegir un buen sustrato. No voy a daros ningún fórmula mágica que mezcle X cantidad de turba + Y de fibra de coco para que salga todo estupendo, simplemente os aconsejo que compréis tierra buena, decente, ir a un vivero o una tienda especializada en plantas a asesoraros y conseguir una buena relación calidad/cantidad/precio, con un saco de 10 L es suficiente para realizar el semillero y el posterior trasplante a un recipiente mayor. Pero recalco que nada de comprar tierra del todo a 100, suelen abrasar las semillas obteniendo resultados muy desfavorables.

Normalmente la tierra en saco viene muy aplastada al tener muchos más sacos encima, es recomendable echar la tierra antes en un recipiente con buena superficie para desmigajarla con las manos, un poco no os volváis locos, con esto la tierra ganará en porosidad al no estar tan apelmazada y en vuestro recipiente ocupará un mayor volumen, con lo que salís ganando al utilizar menos tierra en el mismo espacio.

Cómo sembrarlo:

Vamos a sembrar nuestras semillas en 4 cómodos pasos:

  1. El primer paso es fácil, echar tierra dentro de nuestro recipiente. Lo suyo es que lo llenéis unos 3/4 de su capacidad y luego presionéis un poco para compactar y nivelar la tierra, pero lo mínimo ehh.
  2. En función de la superficie de nuestro recipiente hacemos unos agujeros, de 1 – 1,5 cm, para sembrar nuestras semillas, repartirlos uniformemente en función de la geometría.
  3. Metemos la semilla en esos agujeros.

          ¿Cuántas?: Dos por agujero, por si acaso una de ellas no germina…

¿A qué profundidad?: Los expertos dicen que las semillas deben enterrarse al doble de profundidad de lo que mide la semilla. Con esto os quiero decir que si son pequeñas basta con un agujero de 1 cm pero si sembráis por ejemplo judías pues hacer el agujero un poco más profundo. No hace falta que andéis midiendo con la regla.

  1. Tapamos los agujeros, moviendo un poco la tierra, y añadimos tierra hasta llenar el semillero casi hasta arriba, presionamos un pelín más y nivelamos.

El riego de estos semilleros:

Cómo habréis visto en el vídeo que os he dejado arriba, las semillas de nuestro recipiente pueden ser muy pequeñas y un riego agresivo podría hundirlas hacia abajo impidiendo su germinación. Por eso es importante regar en forma de lluvia fina, empapando el sustrato pero sin que el agua caiga con mucha fuerza. Para eso viene  bien los pulverizadores, pero si tenéis buen pulso u os podéis ayudar con un tapón que el agua que salga sea la menor posible pues mejor, eso que os ahorráis.

Mantenimiento y cuidados:

Ya tenéis vuestros semilleros, ahora los tenéis que colocar cerca del sol, el alfeizar de una ventana es el lugar más idóneo si los vientos no son muy fuertes… Hay multitud de opciones, seguro que vosotros encontráis el sitio apropiado en vuestra casa. Es recomendable regarlos de la misma forma que os comenté antes prácticamente a diario. Seguro que en poco tiempo ya obtenéis los primeros resultados.

En 11 días ya tenía germinadas prácticamente todas las semillas.

En 11 días ya tenía germinadas prácticamente todas las semillas.

En resumen, hemos visto cómo hacer un semillero de forma sencilla, nada de cosas extravagantes. La idea es poder sacar de nuestra propia casa tomates suficientes para hacer vuestras ensaladas. Cuando las plantas crezcan y toque trasplantarlas podéis regalarlas a una amigo si no queréis tantas o donarlas algún huerto urbano de vuestra zona, seguro que la reciben con los brazos abiertos.

Animaros ¡

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, media: 3,75 de máximo 5)
Loading...
21 Comentarios
  1. 8 agosto 2016
    • 9 agosto 2016
  2. 22 julio 2016
    • 24 julio 2016
  3. 23 junio 2015
    • 29 junio 2015
  4. 21 junio 2015
    • 23 junio 2015
  5. 7 abril 2015
    • 7 abril 2015
  6. 29 marzo 2015
    • 31 marzo 2015
  7. 25 marzo 2015
    • 26 marzo 2015
    • 30 marzo 2015
      • 31 marzo 2015
      • 7 abril 2015
  8. 24 marzo 2015
    • 26 marzo 2015
  9. 24 marzo 2015
    • 26 marzo 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR