PLANTAS Y FLORES COMESTIBLES PARA EL HUERTO URBANO

En un principio, los huertos se concibieron como una fuente de medicina natural en los conventos. En ellos las plantas que se cultivaban eran especies con propiedades curativas como la borraja, usada como emplasto para las inflamaciones, la camomila, la cual usada como infusión facilita la digestión y cura el insomnio o la melisa, que tiene un efecto calmante para las picaduras de insectos. Sin embargo, el uso que se da hoy en día a los huertos es diferente al de entonces y las especies que se cultivan son más numerosas. Con el descubrimiento del Nuevo Mundo, se introdujeron nuevas especies, algunas de las cuales son las que más se están cultivando en los huertos tradicionales, como el tomate o la patata.

Debido a la gran cantidad de especies de las que disponemos en la actualidad, los huertos pueden ser muy variados. Podemos cultivar desde las hortalizas más comunes, pasando por legumbres, plantas aromáticas e incluso plantas ornamentales aptas para el consumo humano.

El grupo de hortalizas que se emplean se puede dividir en función de la parte de la planta que se consuma. Hay hortalizas de hoja, fruto, tallo y también encontramos el grupo de las coles.

Las hortalizas de hoja son la lechuga, escarola, endibia, canónigos, acelga. Estas hortalizas crecen rápidamente y sin demasiadas exigencias en su cultivo. Una buena programación de nuestro huerto, puede hacer que disfrutemos de estas hortalizas durante todo el año.

En las hortalizas de fruto, como es de esperar, se consume el fruto y en este grupo se incluyen el tomate, pimiento, berenjena, fresa o melón. Para los huertos urbanos los tomates que se producen son los llamados “Cherry”. Este tipo de tomate es más pequeño que el convencional y esto hace que su cultivo en este tipo de huertos sea mucho más fácil porque ocupan menos espacio. Otra de las hortalizas que mayor demanda tiene para este tipo de huertos es la fresa. Esto es porque lo que solemos comprar son fresones, los cuales no tienen la textura, el color o sabor que pueden llegar a tener las fresas. Éstas son mucho más pequeñas, con un color rojo intenso y un sabor nada comparable al de los fresones.

El apio o los espárragos son hortalizas de tallo. El espárrago se puede considerar una hortaliza de lujo, por eso puede ser una buena opción para nuestro huerto. Una vez establecidas las plantas podremos obtener tallos tiernos y jugosos durante unos quince años. Sin embargo, tarda en producir una cosecha unos dos años. Para el cultivo de esta especie es muy importante hacer una buena preparación del terreno y con una buena calidad del suelo.

Algunas de las hortalizas cuyas raíces y tubérculos consumimos son la zanahoria, patata o rabanitos. Al igual que ocurre en los tomates, hay una variedad de zanahoria denominada “Baby”, la cual tiene un tamaño menor que la zanahoria convencional y puede ser una buena alternativa para huertos con poco espacio.

También podemos cultivar bulbos como la cebolla o el ajo. Estas plantas son muy resistentes y fáciles de cultivar. Además aportan al huerto un toque ornamental, ya que las hojas son diferentes en cuanto a forma, tienen forma de cinta, contrastando con otras plantas más achaparradas. Hay unas variedades de cebollinos japoneses que dan un aspecto más vivo durante los meses de invierno en los que el huerto puede parecer un poco más monótono.

Además de las hortalizas también podemos poner en nuestro huerto legumbres como la judía verde, guisantes o habas. Estas especies son una fuente muy importante de vitaminas y minerales, lo que las hace ser una parte esencial del huerto. Su cultivo es fácil y no requieren demasiados cuidados. Además aportan un elemento vertical al huerto y una multitud de colores tanto por sus flores como por sus vainas.

Las plantas aromáticas ocupan un lugar muy importante dentro de los huertos urbanos. Hoy en día se quiere disponer de condimentos frescos en casa y la forma más fácil y sana de tenerlos es cultivándolas en nuestro propio huerto. Estas plantas no requieren grandes espacios, incluso pueden permanecer en macetas, haciendo posible su cultivo en cualquier hogar. Además, como existen macetas hechas de materiales biodegradables, tendremos nuestras plantas obtenidas de la forma más ecológica. De las especies de plantas aromáticas, las que más destacan son el perejil, orégano, albahaca, menta o romero. Además son especies muy decorativas y la mayoría tienen usos medicinales. También sirven de reclamo a insectos beneficiosos que ayudarán a la polinización del resto de plantas de nuestro huerto.

Como ya hemos comentado, hoy en día el huerto no tiene los mismos fines que los primeros huertos que existieron en los conventos, ni se cultivan las mismas plantas. Los huertos están concebidos para algo más que la alimentación tradicional, se tienen como elementos decorativos y como fuente de innovación dentro de la cocina. Es por esto que se cultivan plantas ornamentales comestibles. Ya no se usa este tipo de plantas simplemente como decoración en cocina, también se usan como ingredientes, sobre todo en ensaladas. Las flores comestibles son de plantas como la violeta, capuchinas, caléndula, claveles, saúco, rosas o girasol. En el caso de las violetas, se comen tanto las hojas como las flores crudas y los pétalos caramelizados se suelen usar para la decoración de pasteles. Las capuchinas tienen un agradable gusto picante y se usan en ensaladas y tortillas. Los claveles son muy buenos en infusión de aceite o vinagre y también se pueden caramelizar para decorar pasteles o pudines. Los pétalos de rosa caramelizados son muy usados como decoración en pastelería, sin embargo también pueden emplearse en mermeladas, jaleas, miel o en infusión en vinagre.

Fuente: blogs.lanacion.com.ar

Fuente: blogs.lanacion.com.ar

 

Los huertos nos proporcionan alimentos muy variados y de excelente calidad, además de proporcionarnos una satisfacción personal ya que comemos lo que hemos cuidado con nuestras propias manos. Si queremos tener un huerto en casa y no disponemos de mucho espacio para ello, podemos plantar un par de plantas aromáticas como perejil y albahaca, que siempre vienen bien para condimentar cualquier plato, una tomatera y unas lechugas para tener unas ensaladas muy ricas y saludables y unas plantas de violetas para adornar esas ensaladas cuando haya visitas a las que sorprender…¡Buen provecho!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
5 Comentarios
  1. 28 julio 2016
  2. 13 abril 2016
  3. 20 noviembre 2014
  4. 18 noviembre 2014
  5. 15 mayo 2014

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR