Control de plagas en olivar ecológico

El cultivo ecológico del olivar es bastante sencillo, puesto que, no requiere grandes cambios con respecto al cultivo tradicional. La diferencia principal radica en la sustitución de productos químicos por otros métodos autorizados en agricultura ecológica.

Como se ha comentado en artículos anteriores, el principio de prevención es el mejor aliado para combatir plagas y enfermedades, sin embargo, no siempre es suficiente. Por ello, vamos a explicar algunas plagas que podemos encontrarnos en olivar y las posibles formas de combatirlas.

Las tres de mayor incidencia económica son: la mosca del olivo, el prays y la cochinilla de la tizne. A continuación se describen aspectos generales de cada una de ellas junto con los daños que causan y algunos tratamientos que se pueden aplicar.

Mosca del olivo (Bactrocera oleae)

Esta plaga está considerada como una de las más problemáticas y su ataque suele estar asociado a la pérdida de calidad del aceite de oliva.

Primero, la mosca deposita el huevo bajo la piel de la aceituna, después, el huevo se transforma en una larva que se va alimentando de la pulpa y, por último, se forma la pupa que es donde sufre la metamorfosis y se convierte en mosca. Para salir del fruto la mosca tiene que romper la piel, dando lugar, a unos agujeros característicos de la presencia de esta plaga.

aceituna atacada por la mosca del olivo

Daños

Se trata de un insecto que ataca exclusivamente al fruto. Los principales daños que provoca son pérdida de peso y caída prematura del fruto. Además, como daño indirecto, en las heridas de la aceituna se suelen producir infecciones de hongos y bacterias provocando una disminución en la calidad aceite de oliva.

Tratamiento

En el olivar ecológico la falta de medios de control adecuados para combatir esta plaga presenta numerosos quebraderos de cabeza. Por eso, una de las recomendaciones consiste en anticipar la recolección de la aceituna.

Entre los métodos empleados para combatir esta plaga destacan las trampas de fosfato diamónico. La fabricación de este tipo de trampas es muy sencilla. Consiste en colocar botellas de plástico transparente de 2 litros a las cuales se les hacen varios agujeros y se rellenan con fosfato diamónico al 3% (30 g de fosfato por litro de agua). Estas botellas  se cuelgan en el interior de la copa del olivo de manera que haya una botella cada dos árboles.

También se puede recurrir a tratamientos cebo empleando como atrayente el Espiroacetato (preparado sintético que imita la feromona sexual de la mosca) o al empleo del insecticida Spinosad (ingrediente activo obtenido de forma natural por fermentación aerobia de la bacteria Saccharopolyspora spinosa).

Polilla o Prays del olivo (Prays oleae)

Para el estudio de esta plaga lo primero que debemos tener en cuenta es que presenta tres generaciones a lo largo del año. En la primera de ellas, denominada filófaga, se alimenta de las hojas del olivo, en la segunda, de las flores (antrófaga) y en la última, generación carpófaga, de los frutos. Esto va a condicionar el tipo de daños y de tratamientos que se pueden aplicar.

Polilla o prays del olivo
Daños

Los daños más significativos surgen en años de escasa cosecha y la importancia de los  mismos depende de la generación en la que se encuentre el insecto.

En la primera generación, el ataque a las hojas no supone pérdidas económicas para olivos  adultos, pero, cuando los olivos están en formación, las larvas destruyen yemas terminales  que pueden alterar el desarrollo futuro de estos árboles.

Cuando los daños se producen en las flores (generación antrófaga) el daño es difícil de  valorar, ya que, va a depender de la intensidad de la floración y del cuajado de las  flores.

La tercera generación es la más importante en cuanto a pérdidas económicas porque conlleva la caída de frutos. Si la caída de aceituna se produce en Junio el árbol la puede compensar aumentando el tamaño de la aceituna, pero, si se ocurre en Otoño el daño es irreversible.

Tratamiento

Para combatir la presencia del prays se pueden emplear numerosos enemigos naturales. Entre ellos, destaca el grupo de los crisópidos formado por varias especies, como Chrysoperla carnea (depredador se alimentan de huevos, larvas y crisálidas de algunas polillas).

Otro tratamiento bastante eficaz para el control de esta plaga es la aplicación de toxinas de Bacillus thurigiensis. Hay que tener en cuenta que el momento más recomendable para su aplicación es la generación antófaga, ya que, en la filófaga el tratamiento debe hacerse cuando las larvas estén alimentándose activamente en el exterior de las hojas y brotes.

Cochinilla de la tizne (Saissetia oleae)

Se trata de la tercera plaga en importancia económica y se atribuye únicamente a las hembras, cuya reproducción es partenogenética, es decir, sin fecundación. De hecho, no se han observado machos en Europa.

Daños

Los daños producidos por esta plaga se deben a la succión de savia, lo que debilita el árbol. Además, excreta sustancias azucaradas (melaza) que favorecen la proliferación de hongos negros, entre los que destaca la “Negrilla”. El problema de estos hongos es que cubren las hojas y ramas del olivo disminuyendo su capacidad fotosintética.

Tratamiento

Como medidas preventivas es aconsejable realizar una poda que permita una buena aireación a la copa de árbol, ya que, esto repercute negativamente sobre el desarrollo de los estados inmaduros de la cochinilla.

Asimismo se recomienda recurrir a la lucha biológica con Metaphycus barletti o al empleo de insecticidas de aceite mineral.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 4,67 de máximo 5)
Loading...
2 Comentarios
  1. 15 marzo 2016
  2. 3 abril 2014

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR