MÉTODOS DE CONTROL EN EL HUERTO ECOLÓGICO

Con la llegada de la primavera y el verano, los cultivos pueden ser afectados por plagas, enfermedades y maleza, ya que las buenas condiciones hacen que las plantas sean un medio idóneo para vivir y reproducirse.

Plaga, Enfermedad y Maleza.

El concepto de plaga   está relacionado  con la existencia de animales (arácnidos, roedores, insectos…) en las plantas en concentraciones superiores a la que estás pueden soportar.  Es importante controlarlas para evitar los posibles daños económicos que puedan causar que repercutirán en una disminución en la producción.  Estas plagas pueden ser introducidas que se encuentren con condiciones climáticas favorables para su desarrollo y que además sus enemigos naturales no actúen eficazmente. Otra opción es que pueden ser especies nativas que se han adaptado de forma favorable a los cultivos y estos se vuelvan susceptibles a su ataque. Pero no todos los insectos son perjudiciales para las plantas. Muchos son  insectos beneficiosos que ayudan a la planta a polinizarse para formar el fruto e incluso algunos son depredadores de los insectos perjudiciales.

Las  enfermedades  son causadas por microorganismos, es decir, pon hongos, virus y bacterias y se puede definir como una alteración negativa de las plantas. Son más difíciles de tratar y de diagnosticar. Se caracterizan por una variedad de síntomas, como son recubrimientos con moho, marchitez, costras, manchas, oxido, y pudrición.

Las  malezas son las plantas indeseadas que van a interferir en el desarrollo de los cultivos porque ambas van a  competir por el uso de espacio, nutrientes, agua y luz. Como es lógico, estas malezas van a provocar grandes pérdidas económicas además de reducir los rendimientos y calidad al reducir la eficiencia de la fertilización y el riego en los cultivos.

 

Fuente: http://www.planetahuerto.es/guias/guia-plagas

 

Métodos de control.

Actualmente se tienen suficientes conocimientos de la mayoría de parásitos, insectos, hongos, virus y bacterias que afecta a nuestros huertos para evitar sus daños. Al tratarse de un huerto ecológico está prohibido el empleo de insecticidas, fungicidas o cualquier otro producto químico.

  • Plaga

Lo primero que debemos de conocer para parar una plaga es conocerla, conocer sus características y sus hábitos. Las plagas en el huerto son más fáciles de identificar porque se observa claramente el agente causante del daño. Debemos valorar si la plaga está causando realmente un problema grave o por el contrario se encuentra en concentraciones relativamente bajas que no causan daños importantes. Esto último es importante, como es el caso del pulgón, que si se encuentra en la planta en concentraciones muy bajas atrae a insectos beneficiosos para el huerto como por ejemplo las mariquitas que favorecerá como anteriormente hemos mencionado la polinización. Si estamos en el caso de una plaga que está causando daños a nuestra huerta habrá que proceder de la siguiente manera:

–          Valoración de si las tareas agrícolas se están desarrollando correctamente, como el exceso o falta de riego o abonado, falta de insolación…ya que si no se realizan adecuadamente, estamos provocando es un debilitamiento  de la planta que la hace más susceptible al ataque de los insectos. Un ejemplo de ello es la aparición de una alta población de pulgones que indica que ha habido un exceso de abonado.

–          Eliminación manual de los insectos: esto sólo se realiza si el huerto es muy pequeño, como es el caso de los huertos de terraza, de balcones, azoteas que actualmente se están poniendo muy de moda en las ciudades.

–          Eliminación de las partes dañadas de las plantas, como tallos y hojas para que no se traspase la plaga al resto de la planta.

–          Tratamientos con productos ecológicos, que se aplican cuando las plagas están muy extendidas y se recurre a productos como jabón potásico o aceite de meen.

  • Enfermedad.

Para evitar las enfermedades, habría que actuar de forma preventiva añadiendo buenos abonos orgánicos, como el humus d lombriz y fertilizantes ecológicos como el extracto de ortiga, para fortalecer las plantas de nuestro huerto ecológico y que sean menos susceptibles al ataque de los microorganismos.  Si finalmente las plantas son afectadas, debemos eliminar las partes infectadas (hojas y tallos) e incluso a veces hay que eliminar la planta entera para evitar la propagación a las plantas vecinas.

  • Maleza.

El control de las malezas, es la práctica que más tiempo lleva en el huerto. Pueden llegar al huerto por el viento, los pájaros, por semillas… y tienen efectos negativos debido a que compiten con las plantas, pueden dar sensación de abandono del mismo y son refugios de plagas y enfermedades.

Para evitar su presencia algunas técnicas a aplicar serían:

–          Solarización: consiste en “cocer” el suelo para matar las semillas de las malas hierbas.

–          Mallas antihierbas: sobre el suelo se extiende una malla que no deja salir las malas hierbas.

–          Mulching: consiste en recubrir el suelo con materiales distintos para dificultar el acceso de luz a las semillas y que están               puedan germinar.

–          Para evitar la aparición de maleza espontánea, no regar en zonas de tierra desnuda.

–          Arrancar las malezas antes de que florezcan y suelten las semillas.

–          Rotación de los cultivos del huerto año tras año.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 3,33 de máximo 5)
Loading...
3 Comentarios
  1. 20 mayo 2014
  2. 2 abril 2014
  3. 2 abril 2014

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR