LUCHA INTEGRADA. Qué es y principales métodos

QUÉ ES LA LUCHA INTEGRADA

La lucha integrada es el método que debes usar para combatir las plagas y enfermedades de forma ecológica y sostenible. Esta lucha no pretende acabar por completo con todos los organismos que pueden convertirse en plaga o en enfermedad, pero sí mantenerlos “a raya” para que no produzcan daños en los cultivos.

La lucha integrada comprende un montón de aspectos del manejo del huerto (los veremos a continuación) y, como ya os hemos contado en casi todos los artículos de la categoría “Plagas y enfermedades”, uno de los principales es la prevención. 

QUÉ PODEMOS HACER PARA PREVENIR LAS PLAGAS Y ENFERMEDADES

  1. Una buena planificación de las especies que vamos a tener en el huerto y de cómo estarán colocadas. Para ello, la técnica de asociación de cultivos es muy útil.

    Lucha integrada: Asociación de cultivos. Hortalizas de hoja con menta

    Asociación de cultivos. Hortalizas de hoja con menta

  2. Usar variedades locales o rústicas, aquellas que se dan bien en la región donde tenemos el huerto, que están adaptadas al clima y suelo y que, por tanto, son menos propensas a sufrir plagas y enfermedades.
  3. Usar la técnica de la rotación de cultivos para años sucesivos.
  4. Tener plantas beneficiosas en el huerto, como setos que ayuden a tener más biodiversidad, plantas que atraigan a insectos beneficiosos o que ahuyenten a pulgones, mosca blanca y otras plagas. Para esto hay muchas plantas aromáticas útiles que podéis poner en el huerto intercaladas con los cultivos.
  5. Conocer qué plagas y enfermedades son las más comunes en cada cultivo y estar atentos a su posible aparición. También puedes adelantarte e intentar prevenirlas aplicando preparados naturales repelentes o, si son hongos por ejemplo, evitando la humedad excesiva en la parte aérea de las plantas o utilizando el riego por goteo. 
  6. Tener un suelo sano y bien abonado para que las plantas sean más fuertes y resistentes. Para esto el compost es uno de los fertilizantes naturales más eficaces, aunque también hay otros como los que vimos en el post 5 formas de abonar el huerto ecológico”. La técnica de la biosolarización, que combina la aplicación de compost con el calor, también te ayudará a sanear el suelo si has tenido problemas con nematodos u otras plagas y enfermedades.
  7. Colocar barreras físicas para evitar que las plagas lleguen a los cultivos. Por ejemplo, cercar los bancales de lechugas u otras hortalizas de hoja con ceniza o serrín evitará que los caracoles y babosas puedan llegar hasta ellas, o la colocación de acolchados o mulching hará más difícil que plagas como el escarabajo de la patata puedan acceder al suelo y afectar al cultivo.
  8. Controlar las malas hierbas que se puedan desarrollar alrededor de nuestros cultivos, ya que pueden convertirse en el hábitat perfecto para insectos no deseados.

OTROS MÉTODOS DE LA LUCHA INTEGRADA

  1. Poda o eliminación de las zonas afectadas por la plaga o enfermedad.
  2. Eliminación manual de las plagas.
  3. Trampas para capturar plagas. Algunos ejemplos: las trampas amarillas para la mosca blanca u otras trampas con feromonas atraen a los insectos y tienen un pegamento que hace que se queden pegados en ellas y mueran, recipientes con cerveza donde se ahogarán los moluscos que caigan en ellos como babosas o caracoles…

    Trampa amarilla para mosca blanca

    Trampa amarilla para mosca blanca

  4. Uso de enemigos naturales o “fauna beneficiosa”. Un ejemplo muy típico es el de las mariquitas, que se comen a los pulgones. En el vídeo de Agrohuerto TV Cómo criar mariquitas en casa Álvaro nos enseñó las claves para conseguir de forma fácil una buena población de mariquitas que podemos soltar en nuestro huerto y que nos ayudará a controlar las plagas. También la bacteria Bacillus thuringiensis está muy extendida en agricultura sostenible ya que ayuda a controlar plagas comunes en hortícolas.
  5. Utilización de plaguicidas orgánicos naturales como el aceite del árbol de Neem o infusiones con plantas como la cola de caballo, la ortiga… También hay plaguicidas inorgánicos que no proceden de plantas pero que también son naturales, como el jabón potásico para luchar contra la mosca blanca o los pulgones, o el azufre en polvo y el cobre, que se usan para prevenir los hongos del huerto.

Hasta aquí mi pequeña aportación sobre lo que es la lucha integrada y algunos métodos que os serán útiles para aplicarla en vuestro huerto. Espero que podáis hacer algún apunte con vuestras ideas y trucos de lucha integrada!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Cargando…
8 Comentarios
  1. 4 marzo 2016
    • 4 marzo 2016
  2. 22 febrero 2016
    • 22 febrero 2016
  3. 21 febrero 2016
    • 22 febrero 2016
      • 24 febrero 2016
      • 1 marzo 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR