INVIERNO: 7 COSAS QUE PODEMOS HACER EN EL HUERTO

El invierno es, aparentemente, una época de poco trabajo en el huerto, pues la mayoría de las frutas y hortalizas se cultivan y cosechan cuando las temperaturas son más suaves.

A pesar de eso, hay algunos cultivos que son aptos para el invierno, y hay otras cosas que podemos hacer durante la estación más fría del año además de cultivar. En este post os contaré algunas opciones para mantener en huerto en forma durante el invierno y dejarlo listo para las nuevas siembras de primavera.

Ahí van las 7 acciones que os propongo para que no os aburráis durante esta época.

1. Sembrar cultivos de invierno

Hay cultivos resistentes al frío como el ajo, el nabo, el puerro, algunas hortalizas de hoja (endibias, rúcula, repollo…) o las leguminosas, que podrás sembrar sin problemas durante el invierno. Tienes un listado muy completo y muchos más detalles en el post que escribió Álvaro: El huerto en otoño e inviernoTambién puedes cultivar frutos rojos como arándanos o frambuesas, que aguantan bien el frío.

2. Hacer compost

Hacer compost en el huertoCuando a finales de verano has cosechado todas las hortalizas del huerto tendrás un montón de residuos (restos de plantas y raíces, de poda, frutos podridos o mordidos por los pájaros que no has podido comer…). Todo esto puedes aprovecharlo para hacer compost. Si tienes un jardín con árboles, también podrás usar las hojas que se caen en otoño.

Esta es una forma muy buena de reutilizar los residuos del huerto mientras creas por ti mismo un buen abono ecológico para los siguientes cultivos.

En el post Cómo hacer compost casero paso a paso tienes las claves para hacerlo. Empieza a finales de verano o principios de otoño a acumular estos residuos en una caja de compostaje o en un montón.

Durante el invierno realiza los volteos pertinentes y, si tienes, añade ceniza de leña o residuos de la cocina aptos para el compost (como restos de fruta o posos de café) y… voilà. A los 3-4 meses tu compost estará listo para abonar el terreno justo antes de la llegada de los nuevos cultivos.

3. Sembrar abono verde

Como ya vimos en el post Abono verde para el huerto ecológico, esta es una muy buena opción para recuperar el suelo después de los cultivos, protegerlo de la erosión y abonarlo de forma natural, ya que con él se incorporarán un montón de nutrientes al suelo. Además, controlas la aparición de malas hierbas, y de esta forma te evitarás el esfuerzo de retirarlas cuando vayas a sembrar tu huerto en primavera.

En el caso de que vayas a poner abono verde en invierno deberás elegir especies que soporten las heladas como alfalfa, trébol, veza, centeno o nabo forrajero.

Un mes antes de que vayas a poner los nuevos cultivos de primavera-verano siega, pica y entierra en el suelo el abono verde de invierno a una profundidad de 10-20 cm. Y…listo! Suelo recuperado y abonado con un método natural y ecológico.

4. Poner un acolchado en el suelo

El acolchado es una buena opción para el huerto durante el invierno Tanto si has decidido poner cultivos de invierno como si tienes el huerto vacío, poner un acolchado orgánico será otra buena opción en invierno, como el abono verde, para mejorar el suelo, protegerlo durante el invierno y evitar la aparición de malas hierbas. Además, no te requerirá tanto esfuerzo puesto que no hay que segar y enterrar como en el otro caso.

Hay varios tipos de acolchado o mulching que podrás poner dependiendo de los materiales que dispongas o de las necesidades de tu huerto/cultivos.

5. Prevención de plagas y enfermedades

Si has tenido problemas con hongos o con algunas plagas, prevén su aparición para el año siguiente pulverizando en el suelo remedios caseros como los que vimos en 3 remedios naturales contra plagas y enfermedades.

6. Planificar la siguiente temporada

Planificar el huerto con acciones como decidir qué especies pondrás en primavera, que semillas tienes ya y cuáles necesitas, diseñar las asociaciones de cultivos o preparar los tutores y los semilleros, es algo que requiere su tiempo.

También es un buen momento para revisar el sistema de riego o para poner a punto las herramientas del huerto y limpiarlas bien (esta es una acción clave para prevenir la aparición de enfermedades al año siguiente).

Haz todas estas planificaciones en invierno para que en Febrero-Marzo tengas todo listo para empezar.

7. Preparar el terreno

A finales del invierno, más o menos un mes antes de las siembras y plantaciones de primavera, es el momento de que abones el sustrato y lo voltees o ares para descompactarlo. De esta forma dará tiempo a que el abono se incorpore bien en el terreno, y a que el suelo esté bien homogéneo cuando lleguen los nuevos cultivos.

Bueno, pues hasta aquí mis consejos sobre lo que podéis hacer durante el invierno. Espero haberos dado algunas ideas si estabais un poco perdidos con el huerto tan vacío después de las cosechas de verano.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
5 Comentarios
  1. 29 enero 2016
  2. 19 noviembre 2015
    • 26 noviembre 2015
  3. 18 noviembre 2015
    • 26 noviembre 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR