IMPORTANCIA DE LA AGRICULTURA ECOLÓGICA Y URBANA

Alimentación ecológica

Hace décadas que la cultura ecológica entró a formar parte de la sociedad en los países desarrollados y en vías de desarrollo. Nace como consecuencia de la preocupación por la conservación y cuidado de los recursos naturales, el respeto al medio ambiente y la voluntad de sensibilizar e involucrar a la sociedad en general en esta causa necesaria para el desarrollo sostenible de nuestro planeta.Agricultura urbana

Esta forma de pensar ha sido introducida en muchas disciplinas y actividades, cobrando cada vez más importancia el interés de la sociedad por las energías renovables, la reutilización o revalorización de residuos, el ecoturismo, la construcción ecológica o construcción verde y, por supuesto, la agricultura y alimentación ecológicas.

Además de lo que al aspecto medioambiental se refiere, la agricultura ecológica posee otras virtudes relacionadas con la calidad de los productos: aporta beneficios para la salud, pues proporciona alimentos saludables, de alto valor nutritivo y carentes de organismos genéticamente modificados, antibióticos, plaguicidas y otras sustancias químicas de síntesis; y la calidad organoléptica de los mismos suele ser superior a la de los alimentos producidos mediante agricultura convencional o intensiva.  Por todo ello, desde los años 90, el mercado ecológico en los países del primer mundo se ha consolidado y se prevee un crecimiento continuo.

El mercado europeo de productos ecológicos es uno de los principales a nivel mundial, sólo superado por el de EEUU. España está a la cabeza en cuanto a superficie agraria dedicada al cultivo ecológico.

Agricultura ecológica urbana

En los últimos tiempos se ha desarrollado una corriente sociocultural en torno a la agricultura ecológica en la ciudad. Los huertos urbanos y/o huertos de ocio han crecido espectacularmente y suponen un nuevo entorno de producción agrícola con unas características particulares. Se trata de una nueva forma de aprovechamiento del territorio donde espacios urbanos como parques, azoteas, patios o balcones pasan a ser elementos multifuncionales, que además del uso para el que fueron dispuestos, adoptan otros como la producción de alimentos sanos y naturales, la mejora de la sostenibilidad o la reducción de los impactos urbanísticos.

Además, la implantación de un huerto urbano es una fuente de ocio para las personas que lo cultivan, contribuye a la mejora de las relaciones sociales y puede ser una herramienta muy útil en educación ambiental, integración social, desarrollo de habilidades e incluso en fines terapéuticos.

La cultura del autoconsumo y la horticultura urbana gana adeptos día a día, y para muchos de ellos el cultivo del huerto se ha convertido en una forma de vida. Por lo que conlleva la vida en las ciudades, la mayoría de los que vivimos en ellas carecemos de formación agronómica, pero, como aficionados,  necesitaremos resolver cuestiones sobre el manejo de plagas y enfermedades, la elección de los cultivos, tareas necesarias, y demás aspectos de índole agronómico, que surgen del normal funcionamiento del huerto. Es por ello que este nuevo colectivo tiene una gran demanda de información que les ayude a cultivar y cada vez son más los libros de texto, publicaciones, vídeos tutoriales, páginas web o encuentros y conferencias que tratan sobre la agricultura ecológica o la agricultura urbana.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 votos, media: 4,60 de máximo 5)
Loading...
9 Comentarios
  1. 13 agosto 2016
    • 16 agosto 2016
  2. 13 noviembre 2014
  3. 31 julio 2014
  4. 13 marzo 2014
  5. 13 marzo 2014
  6. 14 febrero 2014
  7. 12 febrero 2014
  8. 11 febrero 2014

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR