Huerto ecológico en Navarrevisca: urbanitas cultivando

Seguimos con nuestro afán de mostraros huertos por el mundo! Con un poco de retraso (ya que visité este huerto en Julio y Agosto) hoy os presento el huerto ecológico de Antonio en Navarrevisca (Ávila, España).

Ya os conté un poco sobre este pueblo de la Sierra de Gredos en el post Navarrevisca y sus iniciativas ecológicas: la feria del hortelano así que si no lo habéis visto os recomiendo que le echéis un ojo, es muy interesante esta jornada que organizaron!

Si habéis entrado en la categoría “Huertos por el mundo” habréis visto que hemos hecho un montón de reportajes de huertos, pero la verdad es que este ha sido uno de los que más me ha gustado. Es increíblemente grande, muy bonito y cuidado, y tiene un montón de hortalizas y verduras diferentes. He aprendido mucho de la visita a este huerto ecológico y le doy gracias a Antonio por habérmelo enseñado y por su paciencia.

¿Por qué la gente de ciudad cultiva huertos ecológicos?

Aunque Antonio nació en este pueblo de la sierra, podríamos decir que es un hombre de ciudad. Ha vivido y trabajado toda su vida en Madrid, llevaba años comprando frutas y hortalizas en el supermercado, y no ha estado relacionado directamente con la agricultura, nada más que en su niñez.

Entonces… ¿Por qué empezó a cultivar un huerto ecológico este hombre tan “de ciudad”? Pues porque ya vimos en el post de Beneficios de los huertos, que son una fuente de vida y de sabiduría… como decía aquel proverbio chino (y ahora que estamos en Pekín nos viene al pelo…):

Si quieres ser feliz un día, emborráchate;

si quieres ser feliz un año, cásate;

si quieres ser feliz toda tu vida, cultiva un huerto

Según me contaba Antonio, además de por el sabor de los alimentos, que es incomparable,  le gusta tener su propio huerto ecológico porque le entretiene mucho y le ayuda a desconectar del estresante ritmo de vida de Madrid. Para él, “trabajar” en el huerto no es trabajar, y aunque pasa allí unas 8 o 10 horas a la semana, Huerto ecológico en Navarreviscadisfruta haciéndolo, y más que una tarea es una actividad de ocio relajante y muy satisfactoria.

Me decía que él nunca antes había cultivado nada hasta que se decidió a iniciar su huerto ecológico, y que tampoco sabía mucho de plantas ni de agricultura, salvo lo que recordaba de cuando su madre cultivaba un pequeño huertecito en casa hace un montón de años. Entonces… ¿Cualquiera puede hacerlo? Claro que sí!! “Igual que yo he aprendido leyendo, preguntando a otros hortelanos, informándose en internet… cualquiera puede cultivar un huerto ecológico.” Desde aquí os animamos a que os decidáis a cultivar un huerto ecológico, un pequeño macetohuerto o a que participéis en alguno de los huertos comunitarios o vecinales de vuestra ciudad.

Qué hay en el huerto ecológico de Antonio

Este huerto tiene de todo! Desde hortalizas y verduras variadas, hasta pequeños frutos rojos, pasando por aromáticas y hasta frutas! (hay un peral y un limonero también).

Huerto ecológico

Vista general de una parte del huerto de Antonio y uno de los invernaderos de tomate

Bancal de crucíferas y molokhía

Bancal de crucíferas y molokhía

En la foto de la derecha hay coliflores y brócoli (al principio y a la izquierda del bancal), lombarda (la verdura de grandes hojas moradas a la derecha), repollos y, en el centro, una planta que he conocido gracias a Antonio pero que parece muy interesante: la Molokhía. Es una planta que procede de Egipto y Palestina, y es muy utilizada en la cocina egipcia y en otros países del este africano. Además de su uso culinario, la Molokhía tiene buenas propiedades nutritivas, beneficios para la salud, y propiedades medicinales

La estrella del huerto por excelencia son los tomates ya que hay más de 15 variedades distintas!!!! En el siguiente post os enseñare el por qué de cada una y algunos trucos para cultivarlos.

También hay judías verdes, varias clases de lechuga (Hoja de roble, Lollo rosa y Vatavia dorada de primavera), acelgas, liléaceas como el apio y la cebolla, albahaca morada (que está muy rica en ensalada y que Antonio planta al principio y al final de los bancales de tomates y pimientos para ayudar a prevenir la mosca blanca y otras plagas, como vimos en el post de Aromáticas en el huerto: cuáles y por qué).

Trucos y consejos para el huerto ecológico

Ahora os contaré algunas de las buenas prácticas ecológicas que lleva a cabo Antonio en su huerto y, gracias a las cuales, según me dice, no tiene prácticamente ningún problema con plagas y enfermedades (muchas de ellas ya las hemos visto en otros posts de Agrohuerto así que me limitaré a dejaros los links):

  • Riego por goteo: se aprovecha mejor el agua ya que hay menos evaporación y, además, se reduce el riesgo de hongos.
  • Asociaciones de cultivos favorables: lo que os he contado de la albahaca es un ejemplo. Otro, asociar cebollas con lechugas, ya que su parte aprovechable es distinta (de raíz y de hoja) y son perfectamente compatibles ya que sus exigencias de nutrientes se complementan.  Asociación de liliáceas y lechuga
  • Rotación de cultivos: donde hay tomates o pimientos (solanáceas) al año siguiente pone hortalizas de hoja o de raíz (como berza, cebolla, apio…) o leguminosas como la judía para que enriquezca el suelo.

Y hasta aquí el post de hoy! En el siguiente, Tomates ecológicos: variedades y trucos para cultivarlos, os hablaré de cómo se cultiva en este pueblo de clima frío en plena Sierra de Gredos.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, media: 4,25 de máximo 5)
Loading...
2 Comentarios
  1. 14 octubre 2015
    • 15 octubre 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR