Haciendo VERMICOMPOST: LAS LOMBRICES

Aquí está la segunda parte del artículo Haciendo vermicompost en Agrónomos

Después de contaros cómo y dónde se elabora el compost que servirá de alimento a las lombrices, en este artículo vamos a ver las principales tareas que se llevan a cabo para conseguir el producto final: el compost de lombriz o vermicompost.

Cordones con lombrices y vermicompost en proceso

Cordones con lombrices y vermicompost en proceso cubiertos con paja

Como ya vimos, lo primero es preparar este producto, al que llamamos “precompost” (en este caso, residuos de cultivos y excrementos de conejos y gallinas que se transforman en compost en los grandes cordones de la planta de compostaje de la ETSIA). Esto es muy importante porque es necesario incorporar materiales orgánicos al hábitat de las lombrices para que, a cambio, ellas produzcan el vermicompost.

Una vez que el precompost está listo, podemos dárselo a las lombrices y, con los cuidados y el manejo adecuado, estas darán lugar al abono que esperamos.

Pero las lombrices…cómo lo hacen?

Cuando las lombrices se alimentan con la “comida” que les proporcionamos, en su intestino ocurren procesos de fraccionamiento,  síntesis y enriquecimiento enzimático y microbiano; es decir, en cristiano: según va pasando por su intestino, el residuo se “carga” de compuestos y de microorganismos beneficiosos que favorecen aún más su descomposición. 

¿Consecuencia? El producto de deshecho que excretan las lombrices, el humus de lombriz, compost de lombriz o vermicompost, es un producto orgánico capaz de estabilizarse más rápido que el compost normal. El producto está más descompuesto y, por tanto, la transformación del humus en sustancias minerales, que es lo que realmente necesitan y absorben las plantas, es más rápido.

Los caballones de vermicompost

Para formar los caballones o cordones de compost+lombrices+vermicompost que veis en la foto, lo primero fue extender en el suelo una superficie protectora para aislarlos del suelo y de las malas hierbas. Para esto se usaron unas mallas geotextiles antihierbas (en concreto la malla antihierbas HORSOL BIO).

Encima de las mallas protectoras se confeccionaron dos caballones con el precompost y con las lombrices compradas de las que hablamos en el post anterior.

Durante unos meses se esperó a que esta población de lombrices se multiplicara para poder hacer más caballones sin tener que comprar más lombrices.

Mientras, ellas ya estaban haciendo su labor comiendo y digiriendo su “comida” para dar lugar al vermicompost.

Cómo hacer que se multipliquen las lombricesMultiplicación de Lombrices

Las lombrices sólo necesitan comida y estar a gusto para reproducirse sin parar y exponencialmente. De hecho, no es raro escavar un poquito en los caballones y encontrar, además de lombrices, huevos como estos que fotografié cuando visité la planta de vermicompostaje de la ETSIA: ovalados, de color amarillento y unos pocos milímetros.

Para conseguir que la tasa de reproducción de las lombrices sea máxima, el hábitat que hemos creado para ellas debe estar a una humedad del 80% más o menos y a la temperatura óptima: de 20 a 25 º (por debajo de esa temperatura se reproducen también, pero a un ritmo menor).

Si hace frío y están en el exterior, para mantener la temperatura adecuada  podemos intentar aislar un poco los caballones o donde tengamos el vermicompost. En Agrónomos es lo que han hecho durante los fríos meses de invierno, por eso podéis ver en la foto de arriba una capa de paja que cubre los cordones (a finales de primavera la retiran). Aunque la paja sea un poco molesta, las lombrices se reproducirán más si usamos este sencillo método.

La humedad también debe ser adecuada, por eso los caballones tienen unos aspersores de riego, que se encargan de mantenerlos húmedos.

También es muy importante renovar su “comida”  ya que al cabo de unas cuantas semanas habrán digerido la mayoría de lo que las pusimos al principio. Por eso, según me contaban los encargados de hacer vermicompost en Agrónomos, cada 2-3 meses añaden nuevo precompost a los caballones (unos 20 cm de altura a lo largo de los cordones), habiendo retirado previamente el vermicompost ya hecho (ahora os cuento cómo).

 “Engañando a las lombrices”: sacar el vermicompost terminado

Cuando la población crece mucho, las lombrices dejan de reproducirse: “detectan” que hay poco sitio y poca comida para todas y empiezan a reproducirse a un ritmo muchísimo más bajo. Si sacamos a la mitad de las lombrices tendrán más sitio, comerán más y volverán a reproducirse a un ritmo alto. Además, con las que quitamos, podemos confeccionar otro caballón y obtener el doble de compost de lombriz.

Por eso, y porque es necesario retirar el vermicompost ya terminado, es por lo que usan esta técnica de “engañar a las lombrices”:

Decimos que las “engañan” porque las ponen una especie de “cebo” para que vayan hacia él y así poder capturarlas. El cebo es un cordón de  precompost  “recién sacado del horno” (es decir, de la planta de precompostaje) que ponen encima de los caballones. Comida reciente y apetecible para ellas, y sobre todo…libre! ya que la acaban de traer y no tiene aún ninguna lombriz.

Las lombrices subirán hacia el nuevo cordón.  Cuando lo hayan hecho, será el momento de retirarlas junto la “trampa” y también retirar el vermicompost ya terminado que dejan debajo. Las lombrices se repartirán entre el caballón en el que estaban y otro nuevo, de forma que…dentro de un tiempo, hagamos la misma operación y obtengamos el doble de compost de lombriz!! (Toma nota, esta es una muy buena forma de multiplicar lombrices!)

Espero que estos truquillos que me contaron os hayan sido útiles para hacer vermicompost en el huerto 🙂

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
13 Comentarios
  1. 4 mayo 2016
    • 10 mayo 2016
  2. 16 febrero 2016
    • 16 febrero 2016
  3. 17 junio 2014
  4. 16 junio 2014
  5. 5 junio 2014
  6. 5 junio 2014
  7. 3 junio 2014
  8. 3 junio 2014
    • 7 febrero 2015
      • 23 junio 2015
      • 24 junio 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR