5 Fertilizantes ecológicos

Hola Agroguerters! En el día de hoy vamos a hablar sobre los  abonos o fertilizantes ecológicos. Según el tipo de planta, ésta requerirá mayor cantidad de un tipo de nutrientes que de otros. El abono se puede hacer según la falta específica de los nutrientes, pero como en muchas ocasiones, son se sabe qué déficit específico tiene, se abona de tal manera que se aporten todo tipo de nutrientes.

11101825_1014606521884786_8579140179225339344_n
Los elementos nutritivos esenciales son N (Nitrógeno), que es el que hace crecer a la planta rápidamente; Fósforo (P), ayuda al buen desarrollo de los tallos, hojas y frutos; y por último Potasio (K), que es imprescindible para el desarrollo de las semillas y los frutos. Además de éstos que son los que las plantas toman en grandes cantidades se necesitan otros muchos, como calcio, azufre, magnesio, manganeso, hierro etc..

Estos son los 5 fertilizantes ecológicos más utilizados:

Cáscara de huevo: Es sorprendente usar cáscara de huevo para fertilizar, pero sí que se puede. La razón es su alto contenido en calcio. El calcio es un elemento muy

Con machacar y añadir al suelo una cáscara de huevo conseguiremos que aumente su contenido en calcio.

Con machacar y añadir al suelo una cáscara de huevo conseguiremos que aumente su contenido en calcio.

importante para las plantas, sobre todo para los frutales. Ya que su corteza acumula altos contenidos de este elemento. En nuestro huerto podemos usarlo de distintas formas o bien triturando la cáscara de un huevo y esparciéndola por encima del sustrato; o bien sin llegar a triturar enterrando un poco los trozos de cáscara. No se debe abusar del uso de este fertilizante, ya que el pH del suelo puede aumentar y esto no beneficia porque como siempre decimos, el pH tiene que ser cercano al neutro.
Café: En anteriores ocasiones ya hemos hablado de los grandes beneficios que aporta el café a nuestro huerto, como abono o fertilizante es uno de ellos porque es muy rico en Nitrógeno. Se puede añadir de varias formas al sustrato; o bien infusionado o hervido en agua o si no otra opción es añadir los granos molidos, ya sea en pequeños trozos o en polvo, al sustrato. Se puede dejar por encima o removerlo ligeramente para mezclarlo.
Compost casero: Lo más común es hacer el compostaje en un recipiente de grandes dimensiones (compostera), y por capas, en la primera que es la más profunda debemos poner una capa de unos 15 cm de alto de material seco, como madera, hojas o ramas secas, encima de éste ya podremos poner la capa de material orgánico fresco también de otros 15 cm, como restos de poda o de restos vegetales de la cocina, hay que aprovechar todos los restos de materia orgánica que se puedan. También se puede agregar otra capa por encima desde tierra, para que haya más riqueza de nutrientes y microorganismos.

Fuente: Libro "El huerto urbano" (Vallés, 2007)

Fuente: Libro “El huerto urbano” (Vallés, 2007)

Esto se debe dejar reposar con humedad durante 3 meses aproximadamente. Es muy completo en nutrientes y muy económico de hacer, sólo hay que tener paciencia hasta que se termina de hacer, y situarlo en un lugar estratégico para evitar los malos olores.
Cenizas: Éstas se obtienen generalmente de los restos de madera o leña secas quemadas. Aportan un alto contenido en fósforo y potasio, por otra parte un uso en exceso puede aumentar el pH del sustrato, es decir que se vuelva básico. Para añadirlo a nuestro cultivo lo mejor es mezclarlo con el sustrato, esto se puede hacer superficialmente.
Humus de lombriz: Este abono es uno de los más recomendables por sus numerosas ventajas, como la mejora en la retención de agua en el suelo o sustrato, el alto contenido en nutrientes que aporta sobre todo de Nitrógeno y de Calcio. El humus de lombriz, puedes comprarlo o incluso hacerlo tú mismo, éste se puede hacer de distintas maneras, es lo que se conoce como vermicultura.Hacer compost
Una recomendación es, que al contrario de lo que se pueda pensar se ha de evitar el abonado en épocas de floración, durante la maduración del fruto, porque son momentos en los que la planta se encuentra en su máxima actividad funcional, y un desequilibrio muy grande como aportar grandes cantidades de abono podría ser perjudicial, no respondiendo la planta con normalidad. Por otro lado algo que beneficia mucho el mantenimiento de la fertilidad del suelo si lo que tenemos es un huerto en un terreno, es la rotación de cultivos.
El abonado no es sólo importante para nutrir las plantas, sino también para la mejora del suelo, en los suelos arenosos mejora mucho la estructura del mismo además de que ayuda a la retención del agua evitando sequedad. En los suelos arcillosos también beneficia mucho, ya que mejora su aireación.
Agrohuerters, aparte de haber visto estos fertilizantes ecológicos, también hemos repasado sus ventajas. Ya sabéis que hay que utilizarlo con moderación y cuando las plantas lo necesiten. En el macetohuerto se suelen utilizar menos frecuentemente, porque al estar las plantas contenidas en un recipiente tan pequeño, no hay tantas pérdidas, como en el suelo. Hasta la próxima!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 4,33 de máximo 5)
Loading...
8 Comentarios
  1. 13 junio 2016
    • 13 junio 2016
    • 27 julio 2016
  2. 11 junio 2016
    • 20 junio 2016
  3. 11 junio 2016
    • 20 junio 2016
      • 21 junio 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR