ENTUTORADO DE PLANTAS

¡Muy buenas a todos! ¿Cómo va ese huerto? En este post os voy a hablar un poco del entutorado de plantas en nuestro huerto. Como hemos podido ver en algunas otras entradas de nuestros compañeros (Cultivar judías verdes en nuestro huerto, Cultivar tomates en el huerto ecológico, El huerto durante el año, Huertos ecológicos en Sevilla), el entutorado es una labor casi imprescindible y fundamental que debemos realizar en la mayoría de plantas hortícolas que cultivemos en nuestro huerto para que éstas tengan un crecimiento óptimo.

Pero… ¿qué es entutorar?

Lo primero que debemos saber es qué es entutorar. Esto es el uso de palos, cañas, estacas,… cerca de la planta en posición vertical para que ésta crezca hacia arriba de forma erguida y no se quede tumbada en el suelo, evitando que los frutos estén manchados, que permanezcan sanos y con mayor calidad, que se mejore el manejo, que se aproveche mejor el espacio de nuestro huerto y el uso de fitosanitarios y conseguir mayor iluminación y ventilación.

Existen diferentes tipos de entutorado:

  • Sencillo: tutores con cuerdas biodegradables (material extraído de la rafia) enganchados al techo.
  • Holandés: es similar al sencillo pero en este caso se utilizan dos tutores, uno para subir y otro para bajar. Con esto se duplica la longitud de la planta, hasta unos cinco metros.
  • Danés: los tutores no están fijos, son una carreta que a medida que crece la planta se va desplazando como un carrusel. Con este sistema se pueden alcanzar en plantas de tomate longitudes de ocho metros.

Estos tres métodos son usados en invernaderos principalmente.

  • Horizontal: se realiza cuando los tallos de las plantas son muy quebradizas como en pimientos o berenjenas.
  • En capilla: tiene forma V al revés.

TUTORADO EN CAPILLA

  • En tienda de campaña: cuatro palos tutores se unen en un punto común, semejándose a la estructura de una tienda de campaña.

Estas dos últimas son las más extendidas en el cultivo del tomate.

 

¿Cuándo tutorar?

Se debe realizar cuando las plantas tengan una altura aproximadamente de 25 ó 30 cm (generalmente a los 2 meses de tener nuestra planta en el huerto) y estén empezando a desarrollar sus ramas. Hacerlo antes podría romper el tallo y hacerlo después podría resultar más difícil porque las ramas ya están un poco más engrosadas y menos flexibles.

Estructuras y materiales que debemos usar

Estos dos aspectos serán muy importantes a la hora de tutorar. Tenemos que tener en cuenta que las estructuras deberán ser fuertes y robustas para soportar el peso de las plantas y la fuerza que ejerce el viento.

La sujeción de la planta a las cuerdas se hace con pinzas y a los palos con cuerdas de rafia, teniendo mucho cuidado en la colocación ya que si no se podría estrangular a la planta. Preferentemente se colocan en los tallos florales y deben quedarse holgados para que el tallo se engrose sin ninguna adversidad.

Por suerte, los materiales con los que se atan han evolucionado mucho durante los últimos años, ahora se usan materiales que se abren y cierran todas las veces que se desee sin que se rompan, ajustándose a la planta y siendo resistentes a la lluvia, humedad, altas temperaturas, etc. Antiguamente se usaba cualquier material que pudiese usar, desde cuerdas de pita hasta alambres de aluminio.

Anillos para entutorar

El entutorado con estos anillos es sencillo y se coloca muy rápidamente, reduciendo así tiempo de mano de obra. Además es muy económico pero sólo se puede utilizar durante una temporada de producción.

Se encuentra ventilado para así reducir enfermedades en las plantas, es antideslizante y se sujeta bien a la planta, por lo que no tendremos que preocuparnos de que mueva según vaya creciendo la planta.

Se podría decir que es lo más puntero en el ámbito del entutorado de plantas.

 

Poda

En numerosas ocasiones, junto al entutorado de las plantas se realiza una labor de poda. Ya sea para retrasar la producción cultivos anuales o para eliminar órganos envejecidos en cultivos plurianuales. Se pueden realizar diferentes tipos de poda en nuestras plantas, por ejemplo:

  • Poda de pinzado: consiste en la eliminación de los últimos brotes que han salido, lo que hace que la planta aumente su frondosidad. Esta técnica también es muy usada en el bonsái.
  • Poda de eliminación de brotes laterales: en esta poda se eliminarán los brotes laterales que no sigan el camino del tutor, y que puedan reducir el vigor de nuestros frutos.
  • Poda de deshojado: se eliminarán las posibles hojas secas, o el exceso de hojas que puedan, igualmente, reducir el vigor de nuestros frutos.

Para realizar nuestras labores de poda, necesitaremos unas tijeras de poda, instrumento que como bien nos indica este post (10 herramientas necesarias para tu huerto) es uno de los objetos imprescindibles para tener un huerto.

 

Esto es todo amigos, espero que os sirva de gran ayuda para vuestros futuros cultivos.

Un saludo!!

 

 

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 4,00 de máximo 5)
Loading...
13 Comentarios
  1. 21 junio 2016
  2. 25 septiembre 2015
  3. 14 agosto 2015
    • 17 agosto 2015
  4. 14 julio 2015
    • 16 julio 2015
  5. 20 febrero 2015
    • 23 febrero 2015
  6. 28 enero 2015
  7. 27 enero 2015
    • 27 enero 2015
      • 29 enero 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR