CONTROLAR MALAS HIERBAS EN EL HUERTO

En un huerto ecológico controlar la vegetación acompañante, las malas hierbas que crecen junto a las hortalizas y verduras, es una de las tareas que más tiempo se llevará a lo largo de todo el ciclo de cultivo del huerto.

Las llamamos “malas hierbas” porque no son “las buenas”, las que hemos plantado para cuidar y luego cosechar, no porque sean tóxicas para nuestros cultivos o algo así.

Controlar malas hierbas

Controlar malas hierbas

Cualquier planta, por beneficiosa que sea, puede resultar ser una mala hierba si no está en el lugar adecuado. Por ejemplo, el Equisetum o cola de caballo es un magnífico aliado para luchar contra los hongos, pero si decides cultivarlo para elaborar decocciones u otros preparados que previenen o tratan enfermedades, debes tener mucho cuidado y aislarlo convenientemente, pues esta planta se propaga con mucha facilidad y puede ser que, sin quererlo, te encuentres todos los recipientes de tu huerto inundados de Equisetum. En ese caso, la planta, que en un principio no lo era, se habrá convertido en una mala hierba.

En la agricultura convencional los herbicidas son los encargados de controlar malas hierbas, pero en un huerto ecológico no deberás usar productos de ese tipo, como ya hemos visto en el artículo “Agricultura ecológica y huertos urbanos” , sino llevar a cabo una serie de tareas que solucionen los problemas sin comprometer la estabilidad del suelo ni la salud de las plantas y la nuestra con productos químicos como los herbicidas.

Como es lógico, el trabajo que supone luchar contra las malas hierbas con métodos ecológicos será mayor que si aplicas al suelo un herbicida que mate todas las malas hierbas y te olvides para siempre de ellas, pero también será gratificante para ti y para tu salud cultivar un verdadero huerto ecológico, e incluso la tarea de buscar las malas hierbas y eliminarlas puede resultarte relajante y desestresante.

CONTROLAR MALAS HIERBAS  VS  ERRADICARLAS

Las vegetación acompañante que crece en el huerto compite con nuestros cultivos por el agua, los nutrientes y demás recursos pudiendo frenar gravemente su desarrollo, pero también tiene beneficios relacionados con la biodiversidad (no sólo de plantas, también de insectos y microorganismos beneficiosos para el suelo) y con la lucha integrada contra plagas y enfermedades (muchas de estas plantas pueden atraer a insectos depredadores beneficiosos o ahuyentar algunas plagas).

Por lo tanto, tu objetivo debe ser controlar las malas hierbas para que su presencia no supere a la de las hortalizas que cultivas y no comprometa su crecimiento. Siempre que no invadan tu huerto o jardín no serán un verdadero peligro para él, pero tienes que tenerlas vigiladas para que haya las menos posibles.

LO MEJOR: TÉCNICAS PREVENTIVAS PARA CONTROLAR MALAS HIERBAS

Como en la lucha contra de plagas y enfermedades, lo mejor para controlar malas hierbas es evitar que aparezcan o, por lo menos, que lo hagan de forma masiva. Vamos, lo de siempre: prevenir antes que curar. 

Algunas de las medidas preventivas para controlar malas hierbas que puedes adoptar en tu huerto ecológico son:

  • Reducción de las semillas de malas hierbas en el suelo: escardar es una buena forma de conseguirlo.
  • No utilizar estiércoles frescos porque puede haber semillas de malas hierbas en ellos. Es mejor compostarlos, por ejemplo, porque las altas temperaturas que se alcanzan en el proceso de transformación en compost producirá la muerte de las semillas si las hay.
  • Utilizar un sistema de riego por goteo te servirá para controlar malas hierbas porque el agua sólo empapará las zonas donde crecen tus cultivos, evitando que se rieguen zonas con semillas de plantas no deseadas.
  • Controlar el agua de riego, si ésta procede de acequias, estanques o depósitos, para que no lleve semillas de malas hierbas.
  • La “falsa siembra”: consiste en regar el suelo cuando está preparado para sembrar las plantas de nuestro huerto pero antes de hacerlo. Esto hará que en pocos días germinen las malas hierbas y podremos eliminarlas sin confundirlas con las plántulas de los cultivos “buenos”. Una vez eliminadas y escardado el terreno podemos plantar las hortalizas sin miedo.
  • Usar las técnicas de la rotación y la asociación de cultivos.
  • El acolchado del terreno o mulching es una práctica muy útil en un huerto ecológico. Consiste en crear una barrera que impida el crecimiento de las malas hierbas cubriendo la superficie del sustrato con una capa gruesa de materia orgánica o de de materia inerte como paja, césped cortado, hojas, serrín, cortezas, grava, subproductos industriales….               (Además de la prevención de malas hierbas, el acolchado tiene otras ventajas, por lo que dedicaremos un artículo a hablar de esta técnica y de cómo llevarla a cabo).

TÉCNICAS DE CONTROL O ELIMINACIÓN DE MALAS HIERBAS

Como primera opción está siempre la eliminación manual de las hierbas indeseables que crecen por el huerto. También puedes usar quemadores de gas para acabar con ellas, aunque esto te saldrá más caro, y recuerda que la escarda o laboreo del suelo evitará que se desarrollen sus raíces y las sacará al exterior, aunque en este caso tienes que tener cuidado de no arrancar o dañar los cultivos que sí te interesan.

Hay otras técnicas más novedosas en la lucha ecológica contra las malas hierbas como la biosolarización o la desinfección del suelo con vapor de agua caliente, hablaremos de ellas en otros artículos.

Espero que os haya sido de ayuda el artículo, si te ha gustado vota 5 estrellas 🙂

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (20 votos, media: 4,80 de máximo 5)
Loading...
8 Comentarios
  1. 11 junio 2015
    • 19 junio 2015
      • 28 abril 2016
  2. 19 septiembre 2014
  3. 11 abril 2014
  4. 11 abril 2014
  5. 4 abril 2014
  6. 4 abril 2014

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR