Control Biológico de Plagas

El control biológico es un método de regulación de poblaciones de  seres vivos mediante la intervención de otros organismos, que se está aplicando en muchos ámbitos como alternativa a otros métodos de control. En agricultura, se refiere básicamente a la reducción de poblaciones de plagas (entendiendo plagas como insectos, ácaros, patógenos y malas hierbas) hasta determinados niveles que no causen perturbaciones relevantes en nuestro cultivo, utilizando para ello enemigos naturales, es decir, organismos que se alimentan de ellos. Se trata de uno de los mecanismos más ecológicos y eficientes para el control de plagas agrícolas, y que está implantándose cada día en más explotaciones, tanto ecológicas como tradicionales. Un ejemplo de ello son los invernaderos hortícolas andaluces, donde un alto porcentaje del control de plagas, desde hace unos años, se basa en métodos biológicos  y  donde se están obteniendo muy buenos resultados.

Mariquita depredando pulgón (Fuente: www.frescuore.com)

Ventajas del control biológico de plagas

  • Los enemigos naturales no producen efectos colaterales en otros organismos beneficiosos, ya que suelen ser específicos y se alimentan de un grupo objetivo reducido.
  • El desarrollo de resistencias es muy improbable, al menos a corto plazo, en comparación con otros métodos de control, como, por ejemplo, los fitosanitarios.
  • La relación entre los costes y los beneficios que aportan es muy favorable, pues una vez liberados en el medio, el mantenimiento es escaso.
  • No producen problemas por toxicidad.
  • No son contaminantes, por lo que tampoco dejan residuos, ni en suelo ni en el cultivo.
  • Si se logra establecer el enemigo natural en el cultivo, son persistentes y no requieren de su implantación año tras año. Para ello se deben proporcionar cultivos alternativos o bandas de vegetación que sirvan de suplemento cuando se retira el cultivo principal.
Escarabajo parasitado por hongo entomopatógeno

Escarabajo parasitado por hongo entomopatógeno (Fuente: www.leisa-al.org)

Inconvenientes del control biológico

  • Sus efectos son más lentos que con la utilización de otros métodos, como los físicos o los químicos. Esto se debe a que la población de enemigos naturales necesita desarrollarse y asentarse, y actúa de manera denso-dependiente, puesto que estos seres antagonistas aumentan cuando hay gran población de plaga, ya que se alimentan de la misma. Cuando la densidad de ésta ha disminuido vuelve a caer la población de enemigos naturales y, entonces, crece la plaga, por lo que nunca se extermina por completo. De esta manera, se instaura un equilibrio entre ambas poblaciones, lo que hace que el método sea mucho más sostenible, pero también mucho más lento y variable.
  • Requiere unos conocimientos muy amplios sobre la biología de las plagas y los enemigos naturales, así como de las relaciones que se establecen entre ellos. Se tienen que conocer los ciclos reproductivos, los posibles huéspedes, las condiciones ambientales en las que se desarrollan, etc. para que el método sea eficaz. Además, para evitar grandes daños en el cultivo, hay que prever cuándo se va a instalar la plaga, pues se debe tener en cuenta que, en ese momento, la población de enemigo natural ya debe estar asentada y lista para actuar, de lo contrario, el cultivo podría sufrir grandes pérdidas.
  • Aunque se ha comentado que no son demasiado exigentes en cuanto al mantenimiento, el control biológico requiere un seguimiento de la evolución de la plaga y el enemigo natural para determinar si el tratamiento está siendo, o no, efectivo.
Himenóptero realizando la puesta en pulgón

Himenóptero realizando la puesta en pulgón (Fuente: www.agroteibe.com)

Estrategias de Control Biológico

Existen tres estrategias de control biológico: importación e incremento, que se consideran estrategias directas por la intervención intencionada del hombre; y conservación, estrategia indirecta que actúa a través del manejo de las interacciones en el agroecosistema. Cada una de ellas se puede utilizar individualmente o de manera combinada.

Importación: Los enemigos naturales son importados desde una región a otra con el objetivo de combatir plagas invasoras exóticas.  Esta estrategia debe estar muy controlada, puesto que la introducción de especies no autóctonas en un ecosistema puede causar graves daños en el mismo. Por ello, la Norma Internacional para Medidas Fitosanitarias establece directrices para la exportación, el envío, la importación y liberación de agentes de control biológico y otros organismos beneficiosos.

Incremento: Lo que se pretende, en este caso, es aumentar de manera artificial la población de enemigos naturales, de tal manera que se potencie el ataque hacia la plaga. Se suele utilizar cuando no existe control natural o se encuentra a muy bajos niveles.

Conservación: Esta estrategia implica conocer y manejar las interacciones en el agroecosistema, actuando sobre los elementos del medio para mejorar los factores que afectan a los organismos beneficiosos y potenciar su eficacia frente a las plagas.

Himenóptero parasitoide de huevos

Himenóptero parasitoide de huevos (Fuente: www. controlbiologicouagro.blogspot.com)

El beneficio fundamental del control biológico se mide en éxito o fracaso, en el sentido de que se haya podido controlar una plaga sin tener que complementar con otros métodos. En agricultura ecológica, sobre todo a gran escala, constituye un método muy eficaz a la hora de cultivar, pues evita grandes pérdidas en los cultivos, manteniendo un equilibrio entre los organismos del agroecosistema. De esta manera, se pone de manifiesto la importancia de mantener las relaciones interespecíficas en el entorno agrícola, puesto que ayudan a que el sistema no se vea descompensado y evita la aparición de graves problemas gracias a la existencia de esa regulación natural. Esperemos que, en un futuro no muy lejano, estas técnicas hayan desplazado por completo a los métodos químicos de control.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
7 Comentarios
  1. 20 enero 2015
  2. 9 diciembre 2014
    • 19 diciembre 2014
  3. 8 diciembre 2014
    • 30 diciembre 2014
      • 19 enero 2015
    • 28 enero 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR