Consejos para Dimensionar un Huerto

¡Muy buenas a todos gente¡

Hoy vengo a comentaros un poco las penurias que pasé el día que tuve que dimensionar un huerto, que me tocó apañar del todo el terreno del huerto.

Cómo ya os comenté en el artículo: Primer paso: ¿ Donde ubicar el huerto ? el suelo en el que decidí ubicar mi huerto nunca se había trabajado y era necesario acondicionarlo adecuadamente para que diera una producción decente, tuviera un drenaje adecuado, una buena porosidad y no existieran impedimentos para la nascencia de las semillas cómo piedras y cristales.

Siendo un proyecto de ingeniero agrónomo hubiera sido muy triste que no me creciera nada, así que dediqué mucho esfuerzo a realizar este trabajo con mi amigo Cristian, aprovecho para enseñaros el vídeo donde montamos todo este tinglado y así os hacéis una idea del trabajo que realizamos:

Lo primero que tuvimos que hacer para mejorar nuestro suelo era pasar la Motoazada o mula mecánica, este apero permite remover la capa superficial del suelo al pasar las fresas por su superficie, con esto conseguimos que el suelo mejore su estructura, sus condiciones de drenaje, su aireación y capacidad de infiltración de agua etc.

Una vez hecho esto, tenía dos opciones para diseñar la arquitectura del cultivo:

1. Crear bancales elevados: Supongo que los habréis visto varias veces en este blog, en el artículo sobre Como preparo mi huerto  para ver su construcción en las fotografías que nos dejó Paolo en la sección de comentarios.

Los bancales elevados tienen la ventaja de:

  • Facilitan las labores en el mismo al no tener que inclinarse demasiado.
  • Los materiales con los que normalmente se rellenan, acolchados de paja etc. Evitan las pérdidas por evaporación.
  • El control de malas hierbas es más sencillo al estar delimitadas las dimensiones del bancal.
  • Las labores se reducen al no tener que revolver ni renovar la tierra del bancal.
  • Se pueden construir con diversos materiales reciclados.

2. Crear caballones: Esta técnica me resultaba más sencilla ya que no tenía pensado adquirir rasillones o tablas y tierra fértil para construir los bancales elevados y podía servirme de mi propio suelo para realizarlos.

Los caballones tienen la ventaja de:

  • Se aumenta la fracción fértil del suelo al concentrar las capas de tierra superficial (más ricas en materia orgánica) de los pasillos en el bancal.
  • Se favorece el riego por surcos o a manta, práctica habitual en los huertos convencionales.
  • Las labores se realizar más cómodamente desde los pasillos sin necesidad de pisar el bancal apelmazando la tierra del mismo.

Hacía un calor infernal para hacer los caballones, pero tenía poco tiempo si quería plantar el huerto para la fechas apropiadas y no me quedó más remedio que coger la pala y ponerme a cavar, creo que ese día perdí cómo un piloto de fórmula 1 después de una carrera pero el resultado final mereció muchísimo la pena al ver como transformamos el suelo baldío en un aprendiz de huerto.

Mejores dimensiones para el huerto:

A la hora de diseñar la arquitectura del cultivo, apliqué muchos conceptos de manejo eficiente para no romperme la espalda trabajando en él.

Básicamente decidí hacer los bancales de 6 metros de largo x 1,2 metros de ancho con un pasillo entre medias de 0,5 metros.

Y os preguntaréis: ¿Por qué el 1,2?  Porque es la medida más adecuada para poder trabajar en los bancales desde los pasillos sin forzar demasiado la postura. Con esta medida de bancal no es necesario pisar en él para llegar a zonas poco accesibles etc. Esta medida la recomiendan en muchos métodos ecológicos cómo las Parades en crestall, el método Fukuoka y la horticultura Sinérgica.

Aquí observamos las medidas utilizadas para crear nuestros bancales.

Aquí observamos las medidas utilizadas para crear nuestros bancales.

Una vez teníamos los pasillos y caballones listos, con un rastrillo igualamos la tierra depositada en los bancales, con esto se evita que queden depresiones que puedan concentrar el agua del riego y se facilita la plantación.

Con los caballones listos, para mejorar el manejo en el huerto decidimos colocar una malla antihierba, esta técnica se conoce cómo mulching inorgánico y consiste en cubrir el cultivo con un plástico:

Al mantener el suelo con una cubierta reducimos la erosión del mismo, mantenemos la humedad y regulamos los cambios de temperatura. En función del color del plástico, los beneficios serán diferentes, así:

  • Un plástico negro: Retiene la luz del sol por su color (el negro absorbe la radiación) esto produce que los rayos no penetren al interior del plástico dificultando la nascencia de las malas hierbas.
  • Un plástico blanco: Mantiene el suelo fresco aunque es poco eficiente para el control de malas hierbas.
  • Un plástico plateado-negro: Son los más efectivos para reducir la población de insectos, así evitamos muchos vectores de plagas para nuestros huertos. Su color también ayuda al control de malas hierbas.
  • Un plástico transparente: Permite que los rayos de sol penetren en el interior lo que favorece la germinación de las semillas al estar el suelo más caliente. Con este tipo de plástico se puede realizar la técnica de la Solarización, que consiste en regar el suelo y cubrirlo con un plástico de este estilo, el calor será tal en el interior que inhabilitará las semillas de malas hierbas y eliminará a los patógenos que puedan existir.

Los mulchings inorgánicos se pueden realizar con otros materiales como piedras volcánicas etc. Pero no aportan materia orgánica ni otros nutrientes como los mulchings orgánicos.

Como veis en el vídeo anterior fijamos la malla con unas rejillas, con esto resulta más fácil transitar por los pasillos pero con el calor a esas horas me costó dios y ayuda moverlas 😀

Poco más, espero que con esto tengáis más claras las posibilidades con las que contáis a la hora de dimensionar vuestro huerto. Es un trabajo duro pero luego da muchas satisfacciones.

¡ Un saludo ¡

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
8 Comentarios
  1. 16 febrero 2015
    • 20 febrero 2015
  2. 12 febrero 2015
    • 19 febrero 2015
    • 20 febrero 2015
      • 25 septiembre 2015
      • 25 septiembre 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR