Cómo cultivar Jengibre en tu casa

Hace algún tiempo os contaba cómo recrecer hortalizas y han sido varios Agrohuertes los que nos habéis preguntado en concreto sobre como cultivar el jengibre una vez que ha brotado.

zanahoria y jengibre

El jengibre (Zingiber officinale), también conocido como  kion o quion, es una planta de origen asiático con gran tradición medicinal en este continente y hoy en día muy utilizado en la gastronomía  y no sólo asiática , si no que comienza a abrirse camino en otros muchos lugares del mundo. Lo que se consume es su rizoma, que es a partir de lo que se cultiva.

Los cuidados y necesidades específicas del jengibre para que crezca saludable son las siguientes:

Recrecer jengibre: Como ya comentamos en el anterior post, es más recomendable recrecer un jengibre que sembrarlo. Para hacerlo recrecer necesitamos una pieza de  jengibre que no tenga la superficie muy rugosa o que presente pudriciones u hongos. A continuación el jengibre se divide en  varios trozos. Éstos  se introducen en agua unos días y brotarán; no es necesario que durante este proceso les dé el sol. Una vez que tengan varios brotes, los enterramos en posición horizontal o tumbado en el sustrato, es muy importante dejar los brotes  hacia arriba y sin enterrarlos. La distancia de plantación es de 30 a 50 cm entre plantas. En cuanto  a la profundidad, puede crecer perfectamente en una jardinera de unos 40 cm de alto.

Suelo o sustrato: no es una planta especialmente exigente en cuanto al tipo de suelo se refiere, pero es preferible utilizar un sustrato de textura más bien arenosa, para favorecer que el drenaje.

jengibre

Cultivo de jengibre

Clima: Esta planta no soporta ni el viento ni el frío, por lo que hay que resguardarla en invierno. Tiene preferencia por el clima húmedo y temperaturas suaves en torno a los 20 ºC.En cuanto a la exposición al sol, es preferible  que no esté  totalmente expuesto. Necesita un lugar  con suficiente luz para su correcto crecimiento, por ejemplo lo ideal es colocarlo cerca de una ventana donde haya claridad pero sin que le incida el sol directamente.

Riego: El jengibre es una planta que necesita estar con humedad, sin encharcar, porque el exceso de agua le perjudica. Hay que mantener la tierra o sustrato  continuamente húmedos. Por ejemplo funcionaría muy bien el riego por nebulización en este tipo de planta. Sin problemas los riegos manuales sin inundar el recipiente de cultivo  y el goteo funcionan muy bien.

Abonado: Lo idóneo es que antes de trasplantar al sustrato este se encuentre bien fertilizado, que sea rico en materia orgánica. En el invierno  se puede volver a fortalecer un poco el sustrato con abono ecológico.

Planta de jengibre

Planta de jengibre. Fuente: cubasolar.cu

Recolección: El jengibre desde que se planta (primavera) hasta que llega a la edad madura pueden pasar alrededor de 7-9 meses (depende de la variedad y el clima dónde se encuentre) Se suele recolectar en la época de otoño-invierno cuando las hojas ya se han terminado de secar. Para asegurarnos de tener producción para el año siguiente dejaremos un trozo de jengibre en el sustrato y lo demás será para consumir. El jengibre tarda aproximadamente dos años en producir flores, éstas  no se consumen serían meramente decorativas.

Beneficios para la salud: el jengibre en la antigüedad tenía un uso medicinal importante, debido a sus numerosas propiedades. Tiene un alto contenido en aminoácidos y fibra, ayuda a reforzar el sistema inmunológico, es una fuente importante de  omega-3. El jengibre es un gran antiinflamatorio y analgésico, posee propiedades antibacterianas y es un gran aliado para controlar las náuseas. Ayuda a mejorar la sinusitis y la congestión nasal, alivia las migrañas y el dolor de muelas si se consume masticándolo. Sólo tiene como contraindicación no consumirlo si se padece alguna enfermedad grave del aparato digestivo  como úlceras, gastritis etc.. ,y si se padece diabetes  o algún problema de la circulación es mejor consultar con el médico sobre su consumo.

El aroma del jengibre es ligeramente  cítrico y su sabor es bastante picante por lo que  se recomienda  tomarlo en pequeñas cantidades. Como condimento para la cocina es estupendo se puede añadir a multitud de recetas e incluso en infusiones, a las que les da un toque muy especial. Yo personalmente lo utilizo mucho en la cocina y por ello lo cultivo yo misma, además todavía es algo elevado su precio en el supermercado.

El cultivo del jengibre es muy recomendado para macetohuertos ya que no precisa de gran espacio. Hasta la próxima Agrohuerters!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
6 Comentarios
  1. 15 julio 2016
    • 20 julio 2016
  2. 14 julio 2016
    • 20 julio 2016
  3. 14 julio 2016
    • 20 julio 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR