CALABAZA DE HALLOWEEN | Paso a Paso

¡Hola a todos Agrohuerters! Como ya sabéis se acerca la terrorífica noche de Halloween, una fiesta ligada al huerto, pues tiene su origen en una festividad celta conocida como Samhain, que deriva del irlandés antiguo y significa “fin del verano”.

Los antiguos britanos tenían una festividad similar conocida como Calan Gaeaf. En el Samhain se celebraba el final de la temporada de cosechas en la cultura celta y era considerada como el «Año nuevo celta», que comenzaba con la estación oscura. Cuando tuvo lugar la ocupación romana de los dominios celtas la festividad fue asimilada por estos. Aunque ya se celebraban los últimos días de octubre y primeros de noviembre una festividad conocida como la «fiesta de la cosecha», en honor a Pomona (diosa de los árboles frutales), y se mezclaron ambas tradiciones. En 1840 esta festividad llega a Estados Unidos y Canadá, donde queda fuertemente arraigada. Los inmigrantes irlandeses transmitieron versiones de la tradición durante la Gran hambruna irlandesa. Fueron ellos quienes difundieron la costumbre de tallar los jack-o’-lantern o calabaza de Halloween, inspirada en la leyenda de «Jack el Tacaño».

En artículos anteriores hemos hablado sobre cómo sembrar calabaza y cómo cultivarla. Gracias a esto hemos conseguido obtener una buena cosecha de calabaza lista para la fiesta de Halloween. Solo nos falta saber cómo hacer una calabaza de Halloween, por eso hemos preparado este artículo, acompañado con un nuevo vídeo de Agricultura para RURbanitas de nuestro canal de Youtube.

CÓMO HACER UNA CALABAZA DE HALLOWEEN PASO A PASO

Para hacer una calabaza de Halloween o “jack-o’-lantern” no necesitamos nada más que una calabaza (obviamente), un cuchillo, un rotulador, una cuchara y una vela si es que queréis iluminar vuestra calabaza. Sigue atentamente estos pasos y conseguirás tu “jack-O’-lantern” o calabaza de Halloween:

  1. Dibuja con un rotulador sobre la calabaza el patrón de las partes que vas a recortar. Yo he dibujado la típica cara de calabaza de Halloween con ojos y boca, pero puedes hacer lo que quieras, hay un montón de variantes. Debes dibujar un patrón en la parte superior de la calabaza, donde está el “rabito”, porque vamos a recortar la tapa para después vaciarla.
  2. A continuación, vamos a recortar la parte superior. Clava el cuchillo en la calabaza y corta siguiendo el patrón que has dibujado. Debes tener mucho cuidado porque la calabaza está muy dura y puedes cortarte. Además, tendrás que repasar el corte varias veces hasta que consigas destapar la calabaza. Esta tarea no es del todo fácil, así que debes tener paciencia y poner cuidado para que no se rompa la parte superior, ya que luego la volveremos a utilizar para tapar nuestra calabaza de Halloween. Ahueca la tapa y corta las hebras del interior que unen la parte superior al resto de la calabaza. Limpia la base de la tapa y déjala a un lado.
  3. Ahora vamos a vaciar la calabaza. Te recomiendo que comiences cortando las hebras para que luego te sea más fácil sacar la pulpa y las pipas. Con la ayuda de una cuchara, vacía tu calabaza de Halloween. Puedes echar la pulpa y las pipas en un cuenco para luego reutilizarlas, por ejemplo, para cocinar o para guardar las semillas para años posteriores. Si utilizas un utensilio específico para vaciar te será mucho más fácil.
  4. Una vez que la calabaza está vacía, procedemos a recortar el resto del dibujo, en este caso los ojos y la boca. Ahora, no importa si se nos rompen las partes que extraemos porque van a quedar vacías, así que no debes tener tanto cuidado como con la tapa.
  5. Por último, si quieres crear una auténtica “jack-O’-lantern” o calabaza de Halloween, enciende una vela, introdúcela en la calabaza, y coloca la parte superior.

Para ver mejor el efecto, apaga la luz. ¡Ya tienes tu calabaza de Halloween!

Calabazas Halloween

EL ORIGEN DE LA CALABAZA DE HALLOWEEN

Narra una leyenda irlandesa que había un pillo de nombre Jack, el Tacaño. El diablo, a quien llegó el rumor de tan negra alma, acudió a comprobar si efectivamente era un rival de semejante calibre. Disfrazado como un hombre normal acudió al pueblo de éste y se puso a beber con él durante largas horas, revelando su identidad tras ver que, en efecto, Jack era un auténtico malvado. Cuando Lucifer le dijo que venía a llevárselo para hacerle pagar por sus pecados, Jack le pidió que bebieran juntos una ronda más, como última voluntad. El diablo se lo concedió, pero al ir a pagar ninguno de los dos tenía dinero, así que Jack retó a Lucifer a convertirse en una moneda para demostrar sus poderes. Satanás lo hizo, pero en lugar de pagar con la moneda, Jack la metió en su bolsillo, donde llevaba un crucifijo de plata. Incapaz de salir de allí el diablo ordenó al granjero que le dejara libre, pero Jack respondió que no lo haría a menos que prometiera volver al infierno para no molestarle durante un año.

Transcurrido ese tiempo, el diablo apareció de nuevo en casa de Jack para llevárselo al inframundo, pero de nuevo Jack pidió un último deseo, en este caso, que el amo de las tinieblas cogiera una manzana situada en lo alto de un árbol para así tener una última comida antes de su tormento eterno. Lucifer accedió, pero cuando se hallaba trepado en el árbol, Jack talló una cruz en su tronco para que no pudiera escapar. En esta ocasión pidió no ser molestado en diez años, además de otra condición: que nunca pudiera el diablo reclamar su alma para el inframundo. Satanás accedió y Jack se vio libre de su amenaza.

Aquí tenéis varios diseños de calabaza de Halloween o Jack-O'-lantern (Fuente:www.history.com)

Aquí tenéis varios diseños de calabaza de Halloween o Jack-O’-lantern (Fuente:www.history.com)

Su destino no fue mejor: tras morir, Jack se aprestó a ir al cielo, pero fue detenido en las puertas de San Pedro, impidiéndosele el paso pues no podían aceptarle por su mala vida pasada, siendo enviado al infierno. Para su desgracia allí tampoco podían aceptarlo debido al trato que había realizado con el diablo, quien de paso le expulsó de su reino y, despechado, le arrojó a Jack unas ascuas ardientes, las cuales el granjero atrapó con un nabo hueco, mientras burlonamente agradecía la improvisada linterna que así obtuvo. Condenado a deambular por los caminos, anduvo sin más luz que la ya dicha linterna en su eterno vagar entre los reinos del bien y del mal. Con el paso del tiempo Jack el Tacaño fue conocido como Jack el de la Linterna o «Jack of the Lantern», nombre que se abrevió al definitivo «Jack O’Lantern». Esta es la razón de usar nabos, y más tarde calabazas, (al imitar con su color el resplandor de las ascuas infernales) para alumbrar el camino a los difuntos en Halloween, y también el motivo de decorar las casas con estas figuras horrendas, para evitar que Jack llamara a la puerta de las casas y proponer “trick or treat”.

Esto es todo, espero que el artículo os sirva para decorar vuestra fiesta de Halloween. ¡Hasta la próxima!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
11 Comentarios
  1. 6 noviembre 2015
    • 25 noviembre 2015
  2. 2 noviembre 2015
    • 3 noviembre 2015
  3. 30 octubre 2015
    • 3 noviembre 2015
  4. 30 octubre 2015
  5. 29 octubre 2015
    • 3 noviembre 2015
  6. 27 octubre 2015
    • 3 noviembre 2015

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR