BERENJENA: Cómo cultivarlas en el huerto

¡Hola a todos Agrohuerters! Con el artículo de hoy, vamos a retomar los temas referentes a cultivos, puesto que ¡se acerca la época de sembrar! Así que empezaremos con la berenjena, un fruto procedente de las zonas tropicales y subtropicales de Asia. Hacia el año 1.200 ya se cultivaba en Egipto, desde donde fue introducida en la Edad Media a en la Península Ibérica y Turquía, para posteriormente extenderse por el Mediterráneo y resto de Europa. Fue en el siglo XVII cuando se introdujo en la alimentación, tras ser utilizada en medicina para combatir inflamaciones cutáneas y quemaduras.

Planta de Berenjena en el huerto

LA BERENJENA: UNA HORTALIZA MEDICINAL

Cómo veis, las berenjenas tienen muchas propiedades. Por ejemplo, contiene minerales como calcio, potasio, fósforo, magnesio y hierro, por lo que es buena para prevenir la anemia. También es laxante y diurética, y gracias a su efecto calmante, puedes utilizar las hojas como remedio para herpes y quemaduras. Pero sobre todo destaca su valor antioxidante: tienen actividad antitumoral, retrasan la aparición de arrugas, y además los polifenoles de la piel reducen los niveles de LDL (el colesterol “malo”) y contribuyen a la regulación de los niveles de glucosa. Además, están buenísimas rellenas de carne o rebozadas, lo que se conoce como “filetes de huerta”. ¿A qué esperas para sembrarlas?

EL CULTIVO DE LA BERENJENA

VARIEDADES

La berenjena pertenece a la familia de las solanáceas, una familia muy común entre los frutos del huerto, puesto que dentro de ella también encontramos otros cultivos importantes como el tomate, la patata o el pimiento. Su nombre científico es Solanum melongena L., y en España, son comunes dos variedades: la negra y la morada rayada.  La rayada suele gustar más porque es menos amarga, pero como siempre, eso queda a vuestra elección. También hay una variedad especial de berenjena para encurtidos.

Variedades de berenjena más comunes en España: negra y morada rayada.

Variedades de berenjena más comunes en España: negra y morada rayada. Fuente: www.elhuertourbano.net

EXIGENCIAS CLIMÁTICAS

Como la mayoría de las solanáceas, la berenjena es un cultivo de climas cálidos, por lo que se considera uno de los más exigentes en temperatura (más que el tomate y el pimiento). Soporta bien las temperaturas elevadas, siempre que la humedad sea adecuada, llegando a tolerar hasta 40-45ºC. La temperatura media debe estar comprendida entre 23-25ºC, y no tolera temperaturas inferiores a 0ºC, por ello es un cultivo de primavera – verano. 

En cuanto a la luz, es una planta muy exigente en luminosidad, requiere de 10 a 12 horas de luz, por lo que en días cortos es necesario aprovechar al máximo las horas de luz para evitar problemas de deformaciones y mal desarrollo del fruto.

Es poco exigente en suelo, debido a que posee un potente y profundo sistema radicular. No obstante, en suelos arcillosos pueden presentarse problemas de asfixia radicular, mostrando rápidamente los síntomas. En suelos ácidos, presenta problemas de crecimiento y producción.

SIEMBRA Y PLANTACIÓN

Si tienes la semilla, puedes comenzar a sembrar en enero hasta abril, pero hazlo en semillero, sobre todo si son meses de frío, para que la semilla germine de manera correcta.

Las semillas tardan unos 10 días en germinar. Una vez que se han desarrollado más, se hace un repicado, es decir, se pasan a unas macetas algo más grandes, de 1,5-3 l de volumen, para que se fortalezca la plántula, y finalmente en abril – mayo se trasplanta al lugar definitivo, con una separación entre filas 50-70 cm y unos 25 cm de planta a planta. 

REQUERIMIENTOS Y CUIDADOS

ENTUTORADO

Desde el primer momento le va a ir bien tutorar. Pon una caña de unos 60 cm planta por planta, y la fijas con una abrazadera, sin apretar demasiado. También puedes poner una hilera de cañas, a un máximo 1.5 metros una de otra, y llevar una cuerda elástica de PVC, porque si no, al final del desarrollo es fácil que con el peso la planta se tumbe.

Entutorado de berenjenas (Fuente: www.blogdelaelena.blogspot.com)

Entutorado de berenjenas (Fuente: www.blogdelaelena.blogspot.com)

RIEGO

El riego debe ser abundante y regular. Se recomienda regar durante unos 5 ó 10 minutos nocturnos, pero ya sabes que depende de la época del año y las temperaturas.

APORCADO

Se lleva a cabo a los 15-20 días del trasplante cuando se pretende realizar un aporte de materia orgánica (estiércol, humus de lombriz, etc.), cubriendo la parte baja de la planta con arena para protegerla del contacto con la materia orgánica. Con el aporcado se favorece la formación de raíces precoces y el arraigamiento de las plantas, con la finalidad de aumentar la aireación del terreno, de la que el cultivo se beneficia enormemente.

PODA DE FORMACIÓN

Se lleva a cabo para delimitar el número de tallos con los que se desarrollará la planta (normalmente 2, 3 ó 4). Es necesaria para conseguir mayor precocidad y mejor calidad, mejorando las condiciones de aireación y luminosidad de la planta.
Después del aporcado, se eliminan los chupones (ramas nuevas secundarias que compiten por los nutrientes de las ramas con flores o frutos) y las hojas que se desarrollan por debajo de la “cruz”. 

DESHOJADO

Se realiza sobre plantas adultas que no han sido sometidas a poda de formación, pues es recomendable aclarar la planta para favorecer la aireación, ya que las hojas son muy frondosas, eliminando algunas hojas del interior y las de la parte baja, así como las secas o enfermas. Debe realizarse bajo condiciones de baja humedad ambiental y con las plantas secas.

ACLAREO DE FLORES Y FRUTOS

En el ramillete floral sólo una de las 3-4 flores originará el fruto principal, por lo que conviene eliminar el resto, para impedir que se lleven nutrientes. Es aconsejable realizar un aclareo de frutos malformados o dañados por plagas o enfermedades.

ASOCIACIÓN DE CULTIVOS

Es compatible con calabacín, calabaza, ajo, apio, cebolla, col, escarola, espinacas, judías, lechuga, patata, puerro, rábanos y zanahorias.

COSECHA

Se trata de un cultivo de ciclo medio-largo, por lo que la cosecha se inicia a los 70-90 días después del trasplante. Se suelen recoger desde junio hasta noviembre,  y hay que procurar recogerlas cuando están medianas, mejor que grandes: cuanto más maduras, menos sabor. Es mejor recogerlas cuando están más duras al tacto y con un color más brillantes.

Esto es todo sobre el cultivo de la berenjena, espero que os animéis a cultivarla y lo compartáis con toda la comunidad Agrohuerto. Pronto publicaremos un artículo sobre las plagas y enfermedades de la berenjena, para que ya tengas todas las instrucciones completas y puedas conseguir una buena cosecha de esta rica hortaliza.

¡Hasta al próxima Agrohuerters!

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
6 Comentarios
  1. 16 marzo 2016
    • 6 abril 2016
  2. 7 marzo 2016
    • 14 marzo 2016
  3. 6 marzo 2016
    • 14 marzo 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR