ALIMENTACIÓN ECOLÓGICA Y CONSUMO RESPONSABLE: UN ESTILO DE VIDA HACIA UNA ECONOMÍA MÁS VERDE

El mercado de consumidores preocupados por el medio ambiente está creciendo, los productos ecológicos son cada vez más demandados y la concienciación ciudadana de unos hábitos respetuosos con el medio se está integrando en la sociedad, por todo esto , aparece el término de “economía verde” que no es más que un intermediario entre el medio ambiente y el medio urbano.

La “economía verde” tiene como objetivo la implantación de un modelo de producción sostenible para reducir los riesgos ambientales y la escasez ecológica, así como fomentar el desarrollo medioambiental. La producción y consumo de productos ecológicos y en particular el autocultivo de los mismos huertos urbanos, contribuye al crecimiento de esta economía.

Siendo la salud la principal preocupación de todos los seres humanos, y los alimentos el pilar fundamental, el consumidor se está orientando cada vez más a la seguridad de los productos saludables encabezados por el etiquetado como “productos ecológicos”, por percibirse como productos de mayor calidad y que proporcionan un aporte nutricional más completo obtenidos a partir de tratamientos sin componentes químicos. El consumo de éstos producto ecológicos además está directamente relacionado con la preocupación por el medio ambiente por su forma de producción respetuosa que hacen recuperar la sostenibilidad de la producción, por otro lado más cercana a la producción tradicional.

El perfil del consumidor se caracteriza por un mayor número de mujeres de corta edad de las grandes urbes y posición social media-alta. Suelen ser personas con un alto nivel de formación académica y con puestos de trabajo estables (Según estudio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino ) . Por otro lado se revela que el consumidor medio no reconoce los sellos que indican alimentos ecológicos , sólo alrededor del 26% sabe distinguir un producto ecológico y reconocer sus ventajas de calidad.

Imagen

Esto indica que el mercado de productos de alimentación ecológica está aún por descubrir y expandir a través de la mejor información y marketing sobre sus productos.

La interacción de las sociedades tradicionales con su medio ambiente resultaba más sostenible en el sistema tradicional, que en el de la sociedad industrializada, las sociedades tradicionales han ido evolucionando impactando con su modelo de producción , cada vez más en los ecosistemas y sus funciones. El reto de la sociedad moderna y del viraje hacia una economía más verde es poder interaccionar con los ecosistemas, demás de satisfacer las demandas humanas , lo hagan de manera sostenible que garantice el mantenimiento de unas funciones ecológicas mínimas que garanticen su persistencia para las generaciones futuras (Ver Millenium Ecosystems Assessment)

En esta línea de fortalecer y mejorar los vínculos del respeto al medio ambiente en nuestras sociedades, los huertos urbanos representan un compromiso con el entorno y son una forma de reconciliación de una vida urbana con la producción de alimentos, eminentemente rural. Algunos de los ejemplos a destacar pueden ser unos huertos urbanos de ocio en Sevilla  o La Huerta Ecológica en Alicante   entre muchos otros.

El consumidor ecológico representa un estilo de vida concienciado con el medio ambiente y de superación , buscando en la economía “verde” una alternativa más saludable al modelo de producción y consumo actual ( Ver artículo “Agricultura ecológica y agricultura urbana” )

La supervivencia de los seres humanos es, sin duda, gracias a la naturaleza. Hay muchas razones por las que ser sensibles a su funcionamiento y luchar por aquellas actividades que sean compatibles con ésta.

De esta necesidad de reconciliación nace el concepto de los huertos ecológicos urbanos además de sus obvias ventajas en la producción de productos de mayor calidad cada vez más demandados en nuestra sociedad. Éstos movimientos socio-económico-culturales están incentivando de alguna manera el viraje hacia una economía más verde capaz de producir un acercamiento entre los intereses económicos y el compromiso medioambiental, pudiendo pensar en un futuro más verde. Esto supone un gran avance y cambio de mentalidad como se expone en este artículo de un nuevo modelo de vida  llegando incluso a hacer de estos “huertos ecológicos” un elemento de valor paisajístico y estético en el entorno urbano y doméstico .

 

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
3 Comentarios
  1. 2 diciembre 2014
  2. 24 septiembre 2014
  3. 24 septiembre 2014

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR