5 Plantas para hacer té que puedes cultivar tu mismo

Buenas Agrohuerters!, hoy vamos a hablar sobre  las plantas de huerto para el té. Lo común es tener en el huerto hortalizas, pero hay otras variantes del huerto tradicional, como es el huerto para el té.

Aromáticas en el huerto de terraza

Hierbas aromáticas en un macetohuerto

A continuación vamos a ver  cómo cultivar estas 5 plantas, que son las más comunes para  hacer té casero:

Jengibre (Zingiber officinale): Es una de las plantas más fáciles de cultivar, se reproduce mediante la propia raíz, es una de las hortalizas que se hace recrecer. Se toma un trozo de jengibre y se entierra en el sustrato regando generosamente ya que necesita bastante humedad para brotar. Este vegetal tiene numerosas propiedades, entre jengibreellas alto contenido en vitaminas, antioxidantes, antiinflamatorias y adelgazantes.

Planta del té (Camelia sinensis): De esta planta se obtiene el té blanco, rojo, verde y negro. Realmente es un arbusto, y se recomienda que se empiece a recolectar una vez que tenga de 3-5 años, para que no crezca excesivamente se le han de ir haciendo podas. Se reproduce por semillas y esquejes. Requiere de climas algo húmedos y crece muy bien en semisombra. Tiene propiedades antiinflamatorias,  digestivas, quema grasas y controla de ansiedad.

Las distintas variantes de té se obtienen dependiendo del tratamiento o de la parte se que extraiga de la planta; por ejemplo el té negro es resultado de un proceso de fermentación completa, el  té rojo se obtiene por semifermentación, el té blanco resulta los brotes más tiernos  o de las nuevas yemas de la planta antes de que se abran, y el té verde se obtiene hirviendo las hojas secas.

Menta (Mentha L.): Es una planta aromática, que se reproduce muy bien por esquejes. Necesita en general muy pocos cuidados como riegos muy ligeros y además repele ciertas plagas como pulgones, moscas y  hormigas. Puede desarrollarse en semisombra o incluso sombra. Su crecimiento es a lo ancho, por lo que se puede optar por una maceta  ancha o bien hacer podas para controlar su crecimiento. Las propiedades más destacables son antiinflamatorios, ayuda al sistema digestivo, reduce los niveles de estrés y los dolores de cabeza o migrañas.

Albahaca (Ocimum basilicum): La albahaca pertenece al grupo de las aromáticas y es una de las más  utilizadas en cocina.

Plantas útiles: albahaca

Albahaca morada junto a plantas de pimiento y tomate

Es una planta que, se suele reproducir por semilla y  necesita ambientes cálidos y estar en zonas muy luminosas (aunque aguanta estar en semisombra), necesita suelos húmedos pero sin que estén encharcados porque ahoga a las raíces rápidamente.En invierno conviene protegerla del frío. Y en general es necesario podarla constantemente, para que las hojas nazcan cada vez más fuertes. Tiene propiedades antisépticas, antiinflamatorias y sedantes; ayuda a hacer la digestión y a combatir el estrés.

Romero (Rosmarinus officinalis): El romero al igual que la albahaca es muy utilizado en la cocina para la elaboración de platos. Es una planta que podemos sembrar o hacer recrecer sin problema mediante esquejes. Su cultivo es muy sencillo, sólo requiere de bastante luz, riegos ligeros  y un sustrato suelto, que no esté húmedo ya que el romero soporta muy bien terrenos áridos y secos. Entre sus múltiples beneficios para la salud destacan, las propiedades antioxidanes, analgésicas, ayuda a las digestiones, tiene propiedades antibacterianas  y es muy beneficioso para la actividad hepática y cerebral.

¿Cómo realizar la infusión?

La mejor forma para hacer la infusión es recolectar las hojas más jóvenes e ir dejándolas en un lugar donde no haya humedad y si puede ser  que del sol porque lo que queremos conseguir es que se queden totalmente secas. Este proceso tardará aproximadamente de1 a 2 semanas, dependiendo del lugar dónde las hayamos dejado.

Una vez tengamos las hojas secas, se parten o bien se trituran con el mortero.  Ya con éstas o bien se pueden hervir  durante 4-5 minutos y pasar la mezclaCultivo de Stevia por un papel de filtro o  se pueden fabricar con el papel de filtro bolsas individuales de té.

El jengibre es una excepción, ya que no se consumen las hojas en infusión, sino que se consume lo que es la raíz; por lo que ésta se puede cortar en trozos pequeños y dejarlo secar de la misma manera anteriormente  comentada, repitiendo el mismo proceso para hacer la infusión. Un consejo  a la hora de hacer el té es mezclarlo con otras hojas, porque sólo tiene un sabor fuerte.

A todas las infusiones les podéis añadir  unas gotas del jugo de  naranja, limón o mandarina  así como un poco de ralladura de cáscara de  éstos mismos para dar al té un toque diferente y más sabroso. Y para que sea 100% natural podéis endulzarlo con stevia.

Agrohuerters, ya habéis visto que sencillo es el cultivo de las plantas para el té así como su  mantenimiento. En general todas ellas además van a ocupar poco espacio , porque vamos a  ir podándolas de manera continuada para la recolección de sus hojas. Así que decir las podemos tener en una maceta sin problemas, las podemos incluir en el huerto de aromáticas para la cocina. Espero que os animéis a comenzar el huerto del té.  Hasta pronto!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 de máximo 5)
Loading...
Una Respuesta
  1. 20 septiembre 2016

Deje un Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Agregue una imagen a su comentario. (Opcional)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

CERRAR